Desinfestación de semilleros

El uso del calor del sol para desinfestar almácigos de semillas es un método barato y sencillo de desinfestar los suelos. Cuando se siembran almácigos de semillas es muy útil reducir en primer lugar la cantidad de microorganismos causantes de pestes que se encuentran en forma natural en el suelo. Hay métodos químicos para hacer esto, pero son caros y pueden causar contaminación.

La solarización es una técnica desarrollada en Israel en 1974. Utiliza láminas de plástico para cubrir el suelo que se va a preparar como almácigo de semillas.

Método

  • En primer lugar, preparar cuidadosamente el lugar que se va a usar como almácigo de semillas. Quitar las piedras y basura, roturar y nivelar la tierra.
  • Regarlo bien.
  • Cubrirlo utilizando una lámina de plástico transparente. El almácigo debe ser más angosto que la lámina de plástico. Si el plástico es de 1,20m de ancho, por ejemplo, preparar un almácigo de 90cm de ancho. Enterrar los bordes del plástico en una pequeña zanja y cubrirlo con tierra para mantener el plástico en su lugar.
  • Dejar el plástico cubriendo la tierra durante cinco días soleados. Si hubiesen días nublados, dejar que cubra el terreno por más tiempo.

El calor del sol a través del plástico calentará el suelo a temperaturas muy elevadas (40–50º), lo que matará la mayoría de los microorganismos y las semillas de malezas. Después de quitar el plástico cuidadosamente, de manera que pueda volver a usarse, plantar las semillas inmediatamente para ganar el máximo de beneficio. Se podrá comprobar que habrá un índice de germinación más elevado (por lo que se necesitarán menos semillas) y mejor crecimiento.

Información sobre desinfestación de semilleros enviada por Leyder Ruiz y Jorge Giraldo de IMCA, Buga, Colombia.