La encuesta de Paso a Paso

Traducción al birmano de Paso a Paso 85, dedicada al tema sobre árboles. Foto: Alice Keen/Tearfund

Alice Keen

Si usted lee Paso a Paso desde hace algunos años, recordará haber recibido por correo nuestra encuesta de lectores. Más de mil personas entre nuestros lectores respondieron fielmente a nuestras preguntas y nos brindaron valiosos comentarios. 

Por qué realizamos la encuesta

En Tearfund, queremos producir la mejor revista que podamos para ustedes, nuestro público disperso alrededor del mundo. Durante años, sus vidas han cambiado de diversas maneras. Ahora ustedes disponen de numerosos medios nuevos de acceso a la información que cuando lanzamos nuestra publicación, en 1989. Quisimos ponernos al día sobre lo que les interesa leer y saber cómo Paso a Paso les ha ayudado en sus comunidades. También quisimos que nos contaran sus experiencias para compartirlas con nuestros donantes y simpatizantes, con el fin de inspirarlos e informarles sobre cómo se gasta el dinero que nos conceden.

Cómo diseñamos la encuesta

Comenzamos por analizar en nuestro equipo lo que nos interesaba saber. Necesitábamos cierta información básica de todos los lectores para identificarlos, de manera que les pedimos sus nombres, su número de referencia de Paso a Paso (que se incluye en el sobre en el que enviamos la revista) y su domicilio. Esto nos permitió actualizar los domicilios y analizar los lugares desde donde llegaban las respuestas.

A continuación, pensamos en el tipo de información que necesitábamos conocer para poder tomar las decisiones adecuadas sobre el futuro de la revista. Agregamos preguntas sobre el idioma y el lenguaje, el acceso a Internet y los temas preferidos de cada lector. 

Por último, incluimos una invitación abierta a enviarnos sus experiencias de transformación, con fotos y testimonios.

Cómo llevamos a cabo la encuesta

Obviamente, debido a que los lectores de Paso a Paso viven en 126 países diferentes, no podíamos reunirnos con todos en persona. Muchos de ustedes no tienen acceso a Internet, de modo que decidimos enviarles los cuestionarios por correo. Desarrollamos la encuesta en inglés y, con la ayuda de traductores, elaboramos versiones en español, francés y portugués. Dimos un plazo a los lectores para que nos enviaran los cuestionarios de vuelta. Enviamos dos cartas para recordarles que nos enviaran los cuestionarios, informándoles que si no respondían, supondríamos que no querían continuar recibiendo Paso a Paso

Cómo analizamos y comunicamos los resultados

Las respuestas se demoraron varios meses en llegar, pero valió la pena la espera. Leímos cada uno de los cuestionarios e ingresamos las respuestas en una base de datos. Para las preguntas de selección múltiple, la base de datos nos indicó el número de personas que seleccionó cada opción. Para las preguntas abiertas, ingresamos las respuestas en un procesador de datos y las codificamos por temas mediante etiquetas; por ejemplo, #agua, #juventud y #capacitación. Esto nos ayudó a encontrar las opiniones sobre diversos temas por medio de la función de búsqueda en la base de datos. Finalmente, elaboramos un informe, que distribuimos entre los cargos directivos de Tearfund y otras personas. 

Qué cambió como resultado de nuestra encuesta

Hemos aprovechado lo que aprendimos como resultado de la encuesta para planificar las próximas revistas. Después de la edición número 100 renovaremos el diseño de la revista. En el recuadro de la izquierda destacamos algunas de las ideas que obtuvimos gracias a la encuesta y lo que estamos haciendo en consecuencia.

Si desea recibir una copia de la encuesta de Paso a Paso, envíe un correo electrónico a publications@tearfund.org.


Ideas destacadas de la encuesta

Aunque el acceso a Internet es cada vez más amplio, los lectores siguen valorando la versión impresa de la publicación.

  • El 86 % prefería seguir recibiendo la versión impresa.
  • El 17 % no tenía ningún tipo de acceso a Internet.
  • El 34 % solo tenía acceso a Internet en un cibercafé.
  • El 15 % solo tenía acceso a Internet por medio de un celular.

Vamos a continuar imprimiendo y enviando Paso a Paso por correo postal porque quienes no tienen acceso a Internet siguen siendo quienes más necesitan la información

La traducción a los idiomas locales y nacionales es crucial si queremos que Paso a Paso llegue a la gente que más la necesita.

Algunos lectores ya traducen artículos o debaten sobre el contenido en los idiomas locales de las comunidades con las que trabajan. En total, se sugirieron 68 idiomas, incluido el hausa, amárico, bemba, lingala, filipino, nepalés, wichí, cingalés y malgache.

Animaremos a los lectores a traducir Paso a Paso para sus comunidades.