Entrevista a los Obispos Ecologistas


Los Obispos Ecologistas, en Sudáfrica.
Los Obispos Ecologistas, en Sudáfrica.

Cuéntenos sobre la iniciativa de los Obispos Ecologistas y cómo comenzó el proyecto.

Los Obispos Ecologistas son un grupo de obispos anglicanos de diversos lugares del mundo que hablan abiertamente y con una sola voz sobre el cambio climático. En febrero de 2015, el arzobispo Thabo Makgoba (arzobispo de Sudáfrica) invitó a un grupo de obispos a una reunión cerca de Ciudad del Cabo. Debatimos sobre la manera en que los anglicanos ya han respondido al cambio climático, y cómo esperamos responder en el futuro.

Los obispos provenían de diferentes lugares de la Comunión Anglicana donde ya se han sentido los diversos impactos del cambio climático, como Fiyi, Argentina, Nueva York y Namibia.

Tras la conferencia, publicamos una declaración titulada La Tierra es nuestro anfitrión: un llamado de acción urgente por la justicia climática. Esta declaración fue emitida poco tiempo antes del Viernes Santo de 2015.

¿Cómo ha respondido la gente en el mundo a este documento?

Aproximadamente un centenar de medios de comunicación en el mundo han informado sobre la declaración. Además, se ha utilizado en numerosas iglesias locales, diócesis y provincias. La respuesta ha sido sumamente positiva.

Los líderes anglicanos utilizan la declaración para exigir una respuesta más contundente y más unida a la crisis del cambio climático. El apoyo de los líderes episcopales (la Iglesia anglicana de EE UU) ha fortalecido enormemente nuestra voz.

¿Resultó como ustedes esperaban la respuesta a la declaración?

La respuesta superó nuestras expectativas debido a dos razones. La primera de ellas, es la inclusión del término “urgente”: los anglicanos que encuestamos querían que compartiéramos un mensaje claro, inspirador y urgente sobre el cambio climático.

El informe planteó un segundo tema de debate clave: hizo un llamado a las iglesias a dejar de invertir en las industrias de combustibles fósiles.

En la declaración, se anima a orar y ayunar en respuesta al cambio climático. ¿Cómo ha reaccionado el público frente a esta sugerencia?

Varios obispos y otras personas se han comprometido a la práctica espiritual de ayunar en favor del clima, aunando esfuerzos con los movimientos Ayuno por el Clima y Pray and Fast for the Climate (Oremos y Ayunemos por el Clima). Muchas otras personas se han unido a los cristianos ortodoxos y cristianos católicos en una Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación cada primero de septiembre.

En la declaración se solicitan más recursos educativos para las iglesias sobre cómo cuidar la creación. ¿Podría contarles a nuestros lectores sobre algunos de los recursos que les podrían resultar útiles?

Estamos comenzando a recopilar recursos en el sitio web de la Red Ambiental de la Comunión Anglicana (ACEN). En este sitio web, se puede ver un breve video de los obispos y consultar materiales litúrgicos llegados de distintos rincones del mundo. Por ejemplo, Green Anglicans, un grupo de Sudáfrica, ha preparado el curso Ryan the Rhino (Ryan el Rinoceronte), de diez semanas de duración, para los niños en las iglesias.

Ustedes hicieron un llamado a los líderes políticos, económicos, sociales y religiosos para que aborden la crisis del cambio climático. ¿Cómo ha sido la respuesta al respecto?

En las comunidades anglicanas del mundo se ha analizado la posibilidad de cambiar la manera en que invertimos nuestros fondos. Muchas de ellas ya se han comprometido a dejar de invertir los fondos eclesiásticos en combustibles fósiles. Por ejemplo, el Consejo Mundial de Iglesias; las diócesis anglicanas de Canberra, Melbourne y Perth, en Australia; y la Diócesis Episcopal de Massachusetts, en EE UU. La Iglesia Anglicana de África Meridional también está considerando poner fin a sus inversiones en combustibles fósiles. Se trata de la primera vez que en la región se considera esta posibilidad, y esto es consecuencia directa de la declaración. Actualmente, las fuentes de electricidad de Sudáfrica son las más contaminantes del mundo, ya que generalmente se produce con carbón de mala calidad. La calidad del aire en Johannesburgo, Sudáfrica, es diez veces peor que el nivel de calidad del aire recomendado por la Organización Mundial de la Salud para la salud humana.

Arzobispo Thabo, ¿qué mensaje personal le gustaría transmitir a los lectores de Paso a Paso?

Como sugiere el nombre de su publicación, que avancen y que pasen de las palabras a la acción. Palabras, palabras y más palabras no revertirán la degradación medioambiental o las emisiones de carbono, pero nuestras acciones en conjunto sí pueden lograrlo. Por lo tanto, actúen ahora por la justicia climática. ¡El cambio comienza con nosotros!


La Comunión Anglicana es el nombre de la comunidad de anglicanos del mundo. En abril de 2015, la Comunión Anglicana elaboró el documento La Tierra es nuestro anfitrión, en que se anima a los 80 millones de anglicanos en el mundo a que actúen frente al cambio climático.


Sitios web

http://acen.anglicancommunion.org 
(en inglés) Noticias y recursos de la Red Ambiental de la Comunión Anglicana. En el siguiente enlace puede descargar el documento La Tierra es nuestro anfitrión en español, francés, inglés y portugués.

www.greenanglicans.org 
Si desea descargar el documento para niños Ryan the Rhino (en inglés), haga clic en “Resources” y luego en “Youth”.