Por qué realizar trabajo de incidencia sobre cambio climático


En Honduras, los bosques se protegen gracias a los esfuerzos de incidencia de una organización asociada de Tearfund. Foto: Geoff Crawford/Tearfund
En Honduras, los bosques se protegen gracias a los esfuerzos de incidencia de una organización asociada de Tearfund. Foto: Geoff Crawford/Tearfund

Qué es incidencia

El propósito del trabajo de incidencia es ejercer influencia en las personas y las políticas públicas para conseguir cambios. Implica influenciar a aquellas personas en el poder para que actúen con equidad, con el fin de lograr justicia y abordar las causas de la pobreza.

La incidencia está firmemente enraizada en la Biblia y se basa en el compromiso de Dios con la justicia:

“¡Levanta la voz por los que no tienen voz! ¡Defiende los derechos de los desposeídos! ¡Levanta la voz, y hazles justicia! ¡Defiende a los pobres y necesitados!”. Proverbios 31:8–9

La incidencia involucra entablar relaciones con las autoridades y ejercer influencia y crear conciencia entre ellas respecto a un tema específico. Incluye la sugerencia de soluciones potenciales.

Creación de conciencia sobre el cambio climático

El cambio climático nos afectará a todos y es un tema clave sobre el que puede realizarse trabajo de incidencia. Con el cambio climático, un importante primer paso generalmente consiste en crear conciencia entre la gente sobre la causa del problema. Podemos intentar hacer preguntas sencillas sobre los cambios en el clima o las cosechas. Esto puede dejar en evidencia rápidamente que la población ya tiene conciencia sobre los impactos del cambio climático en sus vidas y el medio ambiente. La información sobre el tema puede compartirse por medio de reuniones públicas, charlas, debates y boletines. Colaborar con los medios de comunicación también puede resultar útil para llegar tanto a las personas responsables de la toma de decisiones como al público en general. Puede realizarse trabajo de incidencia con las comunidades afectadas por una situación, con el apoyo de organizaciones que trabajan en ámbitos relacionados con el cambio climático. Este trabajo también pueden realizarlo directamente las comunidades que están afectadas por una situación.

El impacto del cambio climático está vinculado a problemas como la degradación del medio ambiente, la inseguridad alimentaria, los desastres y los recursos hídricos. Además, normalmente empeora los problemas existentes.

“El clima ha cambiado y ya no es posible pronosticar la estación de las lluvias. Todos los años, el nivel de agua desciende cada vez más y algunas especies de animales y vegetales han desaparecido. El futuro es desolador tanto para los agricultores como para los ganaderos”.
Organización asociada de Tearfund en Malí

Cómo abordar el cambio climático

Existen dos importantes maneras de luchar contra el cambio climático: la adaptación y la mitigación.

La adaptación consiste en adoptar medidas dirigidas a resistir las consecuencias del cambio climático, tanto ahora como en el futuro. Para una adaptación exitosa, los países y las comunidades necesitan recursos financieros, así como asesoría y tecnologías adecuadas. La adaptación debe constituir un elemento clave de la planificación nacional del desarrollo.

A nivel local, la incidencia en torno a la adaptación podría involucrar ejercer influencia sobre los funcionarios u organismos locales para que ayuden a las comunidades a adaptarse. Por ejemplo, a través de la siembra de cultivos alternativos o la protección de la tierra frente a las inundaciones. A nivel nacional, el trabajo de incidencia podría involucrar esfuerzos dirigidos a que los gobiernos incluyan iniciativas de adaptación en sus planes y programas nacionales de desarrollo.

La mitigación consiste en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente en los países de ingresos más altos. Implica ayudar a los países más pobres a acceder a la energía renovable y asegurarse de que cuenten con fondos para financiarla. Implica ayudar a los países a proteger sus bosques.

A nivel local, el trabajo de incidencia en torno a la mitigación podría involucrar esfuerzos dirigidos a asegurar que las autoridades locales formulen o refuercen leyes para proteger los bosques. Podría centrarse en las opciones de energía renovable a pequeña escala para las comunidades locales. A nivel nacional, el trabajo de incidencia podría involucrar esfuerzos dirigidos a que los gobiernos elaboren planes nacionales de desarrollo que incluyan iniciativas de mitigación.

Las organizaciones de la sociedad civil pueden trabajar con las personas que viven en la pobreza con el propósito de que sus voces sean oídas en las esferas del poder. Por ejemplo, puede empoderarse a la gente para que hable por sí misma, hablar con las personas afectadas por el cambio climático o hablar en nombre de las comunidades.

Las iglesias pueden hacer una enorme contribución

Por otra parte, las iglesias locales forman parte de muchas comunidades en el mundo. Los miembros de las iglesias muchas veces tienen experiencias personales de pobreza e injusticia, y saben muy bien el significado de ambos problemas. Las organizaciones e iglesias cristianas pueden realizar trabajo de incidencia con o para las personas que están sufriendo las consecuencias del cambio climático. Las iglesias también pueden llegar a entender en profundidad los problemas locales, así como tener una presencia a largo plazo en una comunidad. Pueden recurrir a sus órganos coordinadores (como diócesis o denominaciones) para asegurar el respeto y la autoridad necesarios para influir en las políticas a nivel local, nacional, regional e internacional.

El trabajo de incidencia cristiano debe ser apoyado tanto por oraciones como por una profunda pasión por la justicia para las personas afectadas por el cambio climático.

Este artículo es una adaptación de una breve guía escrita por Sara Shaw titulada Why advocate on climate change?

Ver sección “Recursos” para más información.

¿Realiza usted o su organización trabajo de incidencia y campañas sobre cambio climático u otros asuntos relacionados con el medio ambiente? En Tearfund, nos encantaría informarnos sobre sus actividades mientras continuamos con nuestras iniciativas de incidencia en este ámbito. Les agradeceríamos que nos escribieran por correo postal o correo electrónico a las direcciones que aparecen en la pág. 2.


Involucración de los líderes locales en la construcción del dique de un río en Malaui

La reducción del riesgo de desastres puede ser una importante manera de ayudar a las comunidades a adaptarse al cambio climático. En Malaui, las comunidades locales se enfrentaron a un problema cuando un río local cambió su curso y desplazó las viviendas en varias aldeas. Tras una intensa lluvia, las huertas de algunas casas se inundaron. La organización asociada de Tearfund, River of Life, y las comunidades locales afectadas se dieron cuenta de que la construcción de un dique cambiaría el flujo del río.

River of Life puso en marcha una iniciativa de incidencia con líderes tradicionales, autoridades eclesiásticas, docentes y funcionarios gubernamentales. Se reunieron con todos estos actores y se oyeron las opiniones de las comunidades para resolver el problema. Tras un largo debate, las partes acordaron llevar adelante el proyecto y se comprometieron a contribuir con algunos de los recursos necesarios. Por ejemplo, la Asamblea del Distrito propuso suministrar un tractor. El servicio forestal del Gobierno ofreció ayudar a plantar árboles a orillas del río. La comunidad se comprometió a realizar algunas de las tareas prácticas.

Las actividades de incidencia ayudaron a establecer nuevas relaciones y a transformar las existentes. Los líderes tradicionales, las autoridades eclesiásticas y los funcionarios gubernamentales lograron trabajar juntos en calidad de aliados para el desarrollo.


Protección de los bosques nacionales en Honduras

Los bosques desempeñan un importante papel en la absorción de dióxido de carbono, uno de los gases que contribuye al cambio climático. Cuando los bosques se cortan o se queman, se libera una enorme cantidad de dióxido de carbono.

El Gobierno de Honduras propuso una reforma de la ley forestal que habría permitido que grandes secciones de bosques nacionales fueran vendidas a empresas madereras. La posterior reforestación de las tierras habría quedado sujeta a la discreción de estas empresas. La importancia de los bosques nacionales de Honduras para los agricultores en situación de pobreza y los grupos indígenas que viven en estas áreas no se tuvo en cuenta.

La Asociación para una Sociedad más Justa, organización asociada de Tearfund, observó que las consecuencias de esta iniciativa podían ser desastrosas. Esta organización formó una alianza con representantes de varios grupos, incluidos comunidades indígenas, cooperativas, iglesias, ecologistas y asociaciones de agricultores. La alianza instó al Gobierno a modificar la legislación que había propuesto. Contrataron a consultores para analizar la propuesta y presentaron propuestas alternativas razonables al Gobierno.

La alianza también comenzó una campaña a través de los medios de comunicación para informar al público sobre el problema y ejercer presión sobre el Gobierno para que negociara. El Gobierno acordó no presentar la reforma de la ley forestal al Congreso hondureño antes de que fuera aprobada por un comité formado por representantes de la alianza, el Gobierno y las empresas madereras. La mayoría de las propuestas de la alianza fueron aceptadas. Los grupos marginados, como agricultores en situación de pobreza, cooperativas y comunidades indígenas, pudieron participar por primera vez en la elaboración de una ley que les afectaba directamente.

Si desea informarse en más detalles sobre la Asociación para una Sociedad más Justa, ver el siguiente enlace: www.asjhonduras.com/cms.


Diez preguntas clave para iniciar un debate

Cuando planee iniciar actividades de incidencia sobre cambio climático, podría resultarle útil intentar responder a las siguientes preguntas:

1) ¿Cómo han cambiado los patrones meteorológicos y cómo están afectando estos cambios a las comunidades locales? ¿Es necesario explicar las causas y los impactos del cambio climático a los demás miembros de la comunidad?

2) ¿Podríamos mantener un registro a largo plazo sobre los cambios en el medio ambiente local, como temperaturas, lluvias y sequías? ¿Podemos trabajar con una organización para utilizar esta información en los esfuerzos de incidencia sobre cambio climático?

3) ¿Cómo podrían las autoridades o los líderes locales ayudar a las personas a hacer frente a los impactos del cambio climático? ¿Cómo podemos generar oportunidades para que los miembros de la comunidad puedan hablar con las personas responsables de la toma de decisiones?

4) ¿Qué pueden hacer las autoridades o los líderes locales o nacionales para proteger o repoblar los bosques? ¿Podemos abogar por la creación de nuevas leyes dirigidas a proteger los bosques o asegurar que las actuales leyes se cumplan adecuadamente?

5) ¿Tiene la gente en la comunidad acceso a energía? ¿Podríamos animar a las autoridades locales a considerar fuentes de energía limpia y a pequeña escala, como energía solar, eólica o hidroeléctrica?

6) ¿Está considerando el gobierno incluir el suministro de energía sostenible y limpia en sus planes nacionales de desarrollo? Si no es así, ¿qué podemos hacer para conseguir que lo haga?

7) ¿Existe una política dirigida a la preparación para las sequías? Si no es así, ¿podemos convencer a las autoridades de que desarrollen una?

8) ¿Cuenta nuestro país con un plan nacional de adaptación? (ver sección “Recursos”, pág. 15) Si no es así, ¿qué podemos hacer para asegurar que se desarrolle un plan eficaz?

9) ¿Cómo podemos influir de forma positiva la posición de nuestro gobierno en las reuniones de la ONU para debatir sobre el cambio climático? (Esto podría incluir la realización de campañas a nivel nacional).

10) ¿Existen organizaciones locales que realizan trabajo de incidencia sobre cambio climático con las que podríamos aunar esfuerzos?