R2 ¿Cuál es nuestra realidad?

Cuando miramos por nuestro mundo, vemos muchas personas que están sufriendo. Las personas pueden sufrir por diferentes tipos de injusticias en su trabajo (o en su falta de trabajo), en sus condiciones de vida, en su acceso a la educación o a los servicios de salud, o por razones políticas. La gente pobre tiende a sufrir mucho más por los resultados de la injusticia.

Por ejemplo, en nuestro mundo:

  • 800 millones de personas (12% de la población mundial) no tienen suficiente para comer
  • 1.1 mil millones de personas (17% de la población mundial) no tienen acceso a agua potable
  • 2.6 mil millones de personas (39% de la población mundial) no tienen saneamiento básico
  • Más de 10 millones de niños menores de 5 años mueren cada año a causa de enfermedades prevenibles.

Estas cantidades representan un gran sufrimiento para los implicados. A veces resulta difícil saber qué podemos hacer para cambiar tantas situaciones difíciles. Sin embargo, Dios quiere que su iglesia sea activa en llevar justicia a los pobres u oprimidos. 

Discusión
  • Tome en consideración nuestra propia comunidad. ¿Cuáles personas están sufriendo más? ¿Las dificultades de esas personas son el resultado de personas que están abusando del poder en nuestra comunidad? ¿Cuáles son los principales tipos de injusticia en nuestra comunidad?
  • Leamos Jeremías 2:7-9. El profeta Jeremías está recordando lo que había salido mal desde que los israelitas habían entrado a la Tierra Prometida. ¿Cuáles eran los cuatro grupos que él culpaba de lo que andaba mal? ¿Podemos identificar grupos similares hoy en día?
  • ¿Qué está haciendo la iglesia para desafiar la injusticia?
  • ¿Qué está haciendo el gobierno para desafiar la injusticia?
  • ¿Qué estamos haciendo nosotros para desafiar la injusticia en nuestra comunidad?
  • ¿Qué estoy haciendo yo para desafiar la injusticia?

Artículos 3, 22, 25 Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU