Los estilos de liderazgo – un juego

por Tulo Raistrick y Helen Gaw.

Esta es una buena manera de que un grupo de personas aprenda sobre los efectos que tres estilos diferentes de liderazgo pueden tener sobre la forma en que trabajan como grupo. 

Divida al grupo en tres grupos más pequeños de aproximadamente igual número de integrantes. Cada grupo debe escoger a un líder. Explíqueles a los grupos que su tarea es crear una estructura lo suficientemente fuerte como para sostener un huevo, usando un pedazo grande de papel y cinta adhesiva. El equipo con la estructura más alta gana – ¡siempre y cuando la misma sostenga el huevo!

Antes del ejercicio, hable con los líderes de cada uno de los tres grupos para decirles cuál debe ser su estilo de liderazgo. Intente asegurarse de que nadie más sepa lo que está ocurriendo. Uno de los líderes le dirá al grupo qué hacer, uno dejará que el grupo progrese con la tarea y uno incluirá las ideas de todos.   

Líder autoritario(a) – ‘el/la gobernante’

Los líderes autoritarios dan órdenes e instrucciones que los demás acatan. 

Líder laissez-faire – ‘el/la que permite que las personas sigan adelante con lo que están realizando’

Los líderes con una actitud laissez-faire (de mínima interferencia) le permiten al grupo hacer lo que le parezca mejor, mientras observan lo que está sucediendo.

Líder facilitador(a) – ‘el/la que incluye las ideas de todos’

Los líderes facilitadores animan a todos los miembros del grupo a tomar parte en decidir qué hacer. Esta persona no ofrece las respuestas, sino que ayuda al grupo a encontrar una respuesta en conjunto.

Las experiencias de los distintos grupos

Estas son algunas de las experiencias comunes que podría ver en los grupos::

  • El grupo dirigido por ‘el/la gobernante’ muy a menudo logra el objetivo primero. Sin embargo, los miembros del grupo se sienten frustrados al no haber podido intentar ninguna de sus propias ideas, sino simplemente haber tenido que hacer lo que dijo el líder. Este grupo gana el reto únicamente si la idea del líder fue especialmente buena, porque las otras ideas no fueron incluidas.
  • El grupo dirigido por el/la que ‘permite que las personas sigan adelante con lo que están realizando’ generalmente no gana porque no es obvia la manera en que el grupo debe trabajar en conjunto. A veces una persona del grupo que no es el líder asignado, asume la dirección y dirige al grupo.
  • Al grupo dirigido por ‘el/la que incluye las ideas de todos’ le toma más tiempo encontrar una solución al problema. Cuando el grupo termina, a menudo, las personas se sienten muy felices – hasta vitorean y se felicitan unos a otros – porque su éxito es compartido.

Cuando concluya el desafío, pídales a los líderes explicar sus enfoques a sus grupos. Luego, pídales a los grupos conversar sobre lo que les gustó y lo que les disgustó sobre el estilo de liderazgo que el líder estaba utilizando. Luego pídale a un miembro de cada uno de los grupos compartir las opiniones del grupo con todos.

Observación: Si no tiene papel y cinta adhesiva, puede utilizar otros materiales como un pedazo de tela, varas y cordel. El desafío puede adaptarse – de modo que ni siquiera tenga que incluir un huevo. Lo principal es que debe ser un desafío práctico y divertido, pero bastante difícil.

Tulo Raistrick es el Asesor de Iglesia y Desarrollo de Tearfund. Con agradecimiento a Jim Hartley.



Imaginemos que...

  • Usted es un líder que acaba de tomar una decisión importante. Como era usted el responsable de tomar la decisión, la tomó por cuenta propia. Alguien acaba de llegar y le ha contado información importante que usted desconocía, porque no le hizo preguntas a nadie antes de tomar la decisión. Como resultado, ahora sabe que ha tomado la decisión equivocada. ¿Qué hacer?
  • Usted dirige un grupo de jóvenes en su comunidad que tiene éxito y que está creciendo. Usted escucha a los jóvenes e incluye sus ideas en las actividades. Alguien a quien usted respeta le ha comentado que usted debe ‘fijar estrictas normas de conducta’ cuando está dirigiendo, pues esta persona ha observado que las reuniones tienden a ser ruidosas. ¿Qué hacer?