La Biblia nos enseña que Jesús vino a la Tierra para que podamos llevar vidas «en abundancia» (Juan 10:10). Lo hizo por medio de la transformación de las vidas de las personas que conoció, conforme a sus distintas necesidades. Él nos invita a nosotros, como cristianos, a que también participemos en su misión.

La misión integral implica seguir a Jesús con toda nuestra vida, y proclamar y demostrar el amor a Dios de la misma manera en que Jesús lo hizo durante su tiempo en la Tierra.

En este curso en línea, aprenderá sobre la pobreza y las relaciones quebrantadas que Jesús vino a restaurar a la Tierra. También descubrirá más sobre qué significa ser las manos y los pies de Jesús en su comunidad.

Cree una cuenta y haga el curso

Suscríbase

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Equipar a personas de todo el mundo que trabajan para acabar con la pobreza y la injusticia