Las gotas de saliva de una persona infectada pueden viajar por el aire e infectar a otra persona. Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo para atrapar estas gotas ayuda a reducir la propagación del virus. Deseche el pañuelo de inmediato. Si no tiene un pañuelo, use la parte interna del brazo.

Ver o descargar este recurso

Obtenga este recurso

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse