De: Agricultura sostenible – Paso a Paso 110

Estrategias que los agricultores pueden adoptar para mantener un ecosistema saludable y granjas productivas

¿Qué es la hidroponía?

La hidroponía es la práctica de cultivar plantas sin suelo. Las plantas pueden cultivarse en una solución rica en nutrientes, o en una sustancia libre de enfermedades, como arena, grava o fibra de coco, que se riega con una solución nutritiva.

¿Cuáles son los beneficios?

En primer lugar, para realizar cultivos hidropónicos, no se requiere tierra fértil. Los cultivos pueden realizarse en cualquier lugar —tanto en el interior como en el exterior— y en un espacio mucho más reducido que la agricultura tradicional. El medio ambiente está más controlado, de modo que hay menos maleza y se reduce el riesgo de plagas y enfermedades.

Con el montaje adecuado, las plantas crecen y maduran más rápidamente que cuando se cultivan en la tierra. Esto se debe a que no tienen que esforzarse tanto para obtener los nutrientes que necesitan para crecer. Debido a que se satisfacen sus necesidades concretas, pueden concentrarse en desarrollar hojas y tallos en lugar de consumir energía desarrollando sus sistemas radiculares. Mediante la hidroponía, también puede cultivarse de forma rápida forraje para el ganado, gracias a lo cual se reduce la presión por reservar tierras para el pastoreo.

El agua recircula, de forma que se utiliza menos cantidad y no se desperdicia. Cuando los agricultores cuentan con invernaderos, puede recogerse y utilizarse el agua del techo.

¿Existen desventajas?

El mayor desafío es el costo. Para crear un sistema hidropónico a gran escala, se necesita una gran cantidad de equipo: contenedores, bombas, iluminación, nutrientes, etc. No obstante, existen opciones a pequeña escala y más económicas.

Para cultivar plantas hidropónicas, solo se requieren materiales disponibles de forma local, como barriles de agua y tubos plásticos. Foto: Vintage Greens Ltd, Latia Resource Centre

Para cultivar plantas hidropónicas, solo se requieren materiales disponibles de forma local, como barriles de agua y tubos plásticos. Foto: Vintage Greens Ltd, Latia Resource Centre

Además, para implementar sistemas a mayor escala, es necesario un alto grado de conocimientos para gestionarlos bien y evitar cometer errores que pueden resultar costosos. Las plantas necesitan monitorearse de cerca y los niveles de pH y nutrientes en el sistema deben ajustarse de forma regular.

Debido a que las plantas se cultivan a poca distancia entre ellas dentro de un espacio cerrado, las plagas y enfermedades pueden propagarse rápidamente. Es importante contar con un buen plan de control de enfermedades, como el uso de agua y materiales de cultivo libres de enfermedades.

¿Qué consejos le daría a alguien que quiera comenzar a practicar la hidroponía?

Existe una gran diversidad de sistemas de hidroponía entre los que se puede elegir, dependiendo del presupuesto del que se disponga y el grado de sofisticación que se desee. El sistema hidropónico de mecha es barato y solo requiere un balde, mechas, una solución nutritiva y un medio en el que las plantas puedan crecer, como arena.  

Las mechas conducen la solución nutritiva desde el balde hacia arriba, hasta liberarlo en el medio de cultivo, poniéndolo a disposición de las raíces de la planta. Las mechas pueden fabricarse con cualquier material absorbente, como cuerda, lana o trozos de tela recortados de ropa vieja.

Actualmente, en muchos lugares se venden soluciones nutritivas preparadas. Para preparar una en casa, consulte a su departamento agrícola local o hable con otros cultivadores hidropónicos.

Infórmese lo que más pueda sobre la tecnología antes de comenzar a practicarla. Averigüe si existen cursos locales y, si puede, consulte las numerosas guías prácticas disponibles en Internet. Unirse a un grupo de cultivadores hidropónicos puede resultar muy útil, ya que todos pueden aprender de los demás. Otra excelente idea es formar una cooperativa para compartir los costos, la mano de obra y otros recursos.

¿Qué cultivos se dan bien en los sistemas hidropónicos?

La mayoría de las hortalizas y muchos otros cultivos crecen muy bien. Las papas, los tomates, las fresas, las uvas, las hierbas, la lechuga, el repollo y los frijoles verdes son buenos ejemplos. Para un sistema de mecha, escoja plantas más pequeñas no productoras de frutos, como la lechuga y las hierbas.


La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha publicado varios artículos y manuales sobre hidroponía que están disponibles en línea: www.fao.org/home/es/ (busque por «hidroponía»).

Escrito por

Escrito por Rosemary Nyamu

Rosemary Nyamu es subdirectora de la Kenya School of Agriculture (Escuela de Agricultura de Kenia). Correo electrónico: ronyamu@gmail.com 

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora