De: La salud de la mujer – Paso a Paso 24

Análisis sobre los problemas y las preocupaciones con relación a la salud de la mujer

Después de una tormenta, el agua de lluvia se escurre. Si no se usan métodos para conservar el suelo – como ser barreras y cobertura vegetal – el agua, al escurrirse, se llevará parte del suelo. Esto da inicio a pequeños canales. Al crecer, estos se transforman en surcos.

Los surcos grandes suelen desarrollarse a los costados de senderos y caminos. Los pequeños (de menos de 25cm de profundidad) normalmente se pueden controlar construyendo fosas y camellones a nivel. Estas medidas, sin embargo, no son suficientes para controlar los surcos más grandes. A éstos es necesario bloquearlos para detener la erosión, de lo contrario, continuarán profundizándose, causando así la pérdida de más y más suelos, que se escurrirán con las aguas durante las lluvias fuertes.

Se pueden usar palos para hacer una barrera efectiva a lo ancho de un surco.

Se pueden usar palos para hacer una barrera efectiva a lo ancho de un surco.

1. Localice dónde comienza el surco

Esto es muy importante. Detenga la erosión en el lugar donde comienza. Camine hacia la parte más elevada del surco. Localice la fuente de donde proviene el agua que corre por el surco cuando llueve. Es muy difícil detener la erosión del surco simplemente bloqueándolo. El caudal de agua durante una tormenta puede ser tan grande que destruiría todas estas barreras. Primero, construya canales de desagüe, camellones a nivel, y barreras vivas de pasto y árboles para reducir el volumen de agua que se escurre hacia el surco.

2. Anime a sus vecinos

Muchas veces el agua puede provenir de terrenos que pertenecen a otros agricultores. En forma amigable, explique a estas personas la importancia de controlar la erosión del suelo. Las personas deben trabajar en forma coordinada para evitar que se formen surcos. El control de los surcos requiere la cooperación de la comunidad, ya que los más grandes suelen atravesar las propiedades de varias personas.

3. Construya barreras fuertes

¡La riqueza del agricultor está en el suelo. No lo pierda! 

Si necesita mayores informaciones relacionadas con la prevención de la erosión mediante el uso de camellones a nivel, etc, refiérase al No.15 de Paso a Paso.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse