Cuál es la clave del éxito empresarial

Paso a Paso 103 - Espíritu emprendedor

Paso a Paso 103 contiene un sinnúmero de consejos prácticos sobre cómo tener una empresa exitosa.

Cuál es la clave del éxito empresarial

Claire Hancock

Claire Hancock

Todos merecemos la oportunidad de ganarnos la vida, mantener a nuestras familias y apoyar a nuestras comunidades. Las oportunidades laborales y económicas constituyen importantes medios para salir de la pobreza. Para muchas personas, empezar un negocio propio puede empoderarlas y cambiarles la vida. No obstante, el talento y las buenas intenciones no son garantía de éxito.

¿Cómo logrará que su negocio se destaque de la competencia? Foto: Andrew Philip
¿Cómo logrará que su negocio se destaque de la competencia? Foto: Andrew Philip

Qué es el éxito comercial 

Una empresa es cualquier organización que produce bienes o presta servicios. Existen varios tipos de empresas: desde las pequeñas empresas con un solo dueño que se encarga de todo, hasta las grandes compañías, con miles de empleados en todo el mundo. Un emprendedor es quien inicia un negocio.

Uno de los aspectos más importantes del éxito comercial es la obtención de ganancias. La ganancia es el dinero que nos queda después de que hemos recibido todos nuestros ingresos y hemos pagado todos nuestros gastos operativos y cuotas de préstamos dentro de un período dado. Las pequeñas empresas que no obtienen beneficios económicos, a la larga, tienen que dejar de operar. Sin embargo, el éxito no se limita, ni mucho menos, al rendimiento económico. 

Algunas empresas operan como empresas sociales, que además de beneficios económicos, también generan beneficios sociales. Este tipo de empresas generalmente se queda con menos ganancias con el objeto de hacer una mayor contribución social. Por ejemplo, la empresa Sanergy, en Kenia, adoptó un enfoque comercial para abordar la crisis de saneamiento en el país, ofreciendo retretes higiénicos asequibles y accesibles en los barrios marginales de Nairobi.

El éxito comercial también depende de la ética empresarial. Las empresas pueden decidir adoptar prácticas respetuosas con el medio ambiente, pagar sueldos justos y asegurar buenas condiciones de trabajo a sus empleados.

Qué necesita una empresa para lograr el éxito 

Para que un individuo o una empresa tenga éxito, son necesarias cualidades como las siguientes:

  • Motivación y actitud. Para iniciar un negocio y empezar a obtener ganancias, se requiere tiempo y esfuerzo. Es importante tener una idea clara de nuestras razones para iniciar un negocio, y contar con la pasión y la actitud positiva que son necesarias para no perder la motivación y para lograr el éxito comercial.
  • Plan de negocios. Toda buena empresa debe tener un plan de negocios claro, en que se describa a grandes rasgos el negocio y la manera en que se planea cumplir los objetivos. El plan de negocios debe ser sencillo y conciso. Además, debe reflejar un buen conocimiento del mercado; por ejemplo, a quién venderemos nuestros productos y cuántas otras empresas ya venden productos similares. También debe incluir una explicación sobre la manera en que se planea ganar dinero con el negocio y durante cuánto tiempo.
  • Contabilidad adecuada. Con el fin de saber si a su negocio le está yendo bien, es importante mantener registros contables adecuados. Estos registros nos ayudan con la gestión diaria de la empresa y nos permiten identificar desafíos potenciales que deban abordarse.
  • Organización. Si somos organizados, podemos centrarnos y desempeñarnos mejor en las tareas necesarias para que nuestro negocio prospere.
  • Gestión del riesgo. Nuestro negocio puede verse amenazado por condiciones climáticas no previsibles y otras fuerzas ajenas a nuestro control. En la página 20, analizamos cuáles son los riesgos potenciales que podríamos enfrentar y las maneras de minimizarlos o gestionarlos con el fin de reducir el daño que estos podrían causar a nuestro negocio.
  • Conocimiento de la competencia. Es necesario entender el mercado en el cual estamos operando. Habrá otras empresas que ya estarán compitiendo por conseguir los mismos clientes. Tenemos que ser creativos y pensar cómo podemos lograr que nuestro negocio se destaque del resto. 
  • Bienes o servicios siempre de alta calidad. Nuestros clientes quieren tener la seguridad de que, cada vez que acudan a nuestro negocio, obtendrán bienes o servicios de alta calidad. Al brindar calidad, habrá más probabilidades de que la próxima vez vuelvan a comprarnos a nosotros.
Algunos negocios fracasan porque en el mercado no hay demanda para el producto que ofrecen.
Algunos negocios fracasan porque en el mercado no hay demanda para el producto que ofrecen. Ilustración: Petra Röhr-Rouendaal, Where there is no artist [Donde no hay artistas] (segunda edición)

Por qué algunos negocios fracasan 

Una buena idea y la motivación no son suficientes para garantizar el éxito. A continuación, enumeramos algunas de las típicas razones por las que los negocios fracasan:

  • Falta de conocimientos de gestión financiera. Es importante mantener separados el dinero personal del dinero del negocio. El dinero de la empresa debe ser gestionado de forma separada con el fin de saber si el negocio está dando ganancias y si está funcionando bien. De estas ganancias, podemos asignarnos dinero para nuestros gastos del hogar, como alimentación y tarifas escolares.
  • Fondos insuficientes. Algunos emprendedores subestiman la cantidad de dinero que necesitan para iniciar sus negocios, especialmente debido a que muchas empresas tardan uno o dos años en dar ganancias. A veces, algunas personas se hacen falsas expectativas con relación a las ganancias que obtendrán –especialmente cuando empiezan– y se ven obligadas a dejar de operar antes de que les haya empezado a ir bien. Por lo tanto, es importante realizar un cálculo realista sobre cuánto dinero o capital requerirá nuestro negocio, dónde lo podremos obtener y a qué costo. Este cálculo deberá incluirse en nuestro plan de negocios.
  • Falta de conocimiento del mercado. Puede resultar tentador iniciar el negocio que siempre quisimos tener o copiar lo que todos los demás hacen, sin entender el mercado ni saber si el negocio en realidad es viable. Este es un error que puede llevarnos al fracaso desde el comienzo mismo. Para tener éxito, es necesario identificar una necesidad no satisfecha o un vacío en el mercado que nosotros podemos satisfacer con un bien o servicio.
  • No adaptarse ni innovar. Aunque es posible que al principio nuestro negocio tenga éxito, es importante estar siempre informado sobre las condiciones del mercado, si hay alguna circunstancia que haya cambiado y si nuestro negocio debe adaptarse o evolucionar en consecuencia. 
  • Lugar. A veces, no se trata solo de tener una buena idea, sino de tener la idea indicada en el lugar indicado. No elegir el lugar adecuado puede resultar un desastre, incluso para el negocio mejor gestionado. Entre los factores que es necesario considerar al decidir el lugar, se incluyen el lugar donde se encuentran nuestros clientes potenciales, la accesibilidad del lugar, el lugar donde se encuentran nuestros competidores y el tipo de espacio que podríamos alquilar para operar nuestro negocio. 
  • Crecer demasiado rápido. Muchos negocios fracasan cuando intentan crecer o expandirse con demasiada rapidez. Si queremos hacer crecer nuestro negocio, es importante que contemos con un plan para gestionar este proceso. Debemos asegurarnos de que nuestro negocio pueda atender la demanda de un mayor número de clientes. También es probable que no podamos hacerlo todo solos a medida que el negocio crece y, por lo tanto, deberemos considerar la posibilidad de contratar y capacitar personal. 
  • Falta de apoyo o mentoría. Muchos emprendedores nuevos se beneficiarían de la mentoría o el apoyo continuo de empresarios establecidos o personal de proyectos con los conocimientos pertinentes. 

Si sabemos cómo mitigar algunos de estos desafíos potenciales, y los mitigamos, aumentarán las probabilidades de que nuestro negocio tenga éxito. Pero, lógicamente, no hay garantía de que esto se cumpla. No obstante, si nuestro negocio fracasa, podemos aprovechar la experiencia para aprender de nuestros errores y tener éxito la próxima vez. Según las investigaciones, los empresarios exitosos atribuyen gran parte de su éxito a haber aprovechado sus fracasos iniciales para avanzar. Antes de lograr el éxito, Thomas Edison, que inventó el foco (o bombillo) eléctrico, dijo: «No he fracasado, solo he encontrado diez mil maneras de cómo no hacer un foco».

Claire Hancock es asesora mundial de medios de vida de Tearfund. 
Correo electrónico: claire.hancock@tearfund.org