Manejo de la Vida Silvestre

Estudio de caso de Zambia

Después de muchos años de tratar de resolver el problema de la caza ilegal mediante una campaña costosa para procurar el cumplimiento de la ley, en Zambia se dieron cuenta que las cosas no cambiaban. La caza ilegal continuaba con la misma intensidad y en algunos casos hasta llegó a aumentar.

Como resultado de esta situación, el Parque Nacional y el Servicio de la Fauna realizaron estudios para descubrir cuál era la causa verdadera de la caza ilegal. Descubrieron cuatro áreas importantes que influyen el nivel de la caza. Estos descubrimientos pueden interesar a otros grupos que se dediquen a la conservación de la fauna y de las reservas naturales.

1. Suministro de alimentos

En las comunidades donde hay una buena fuente de alimentos – sobre todo carne y pescado – hay menos cazadores tradicionales e ilegales.

  • Estimule la producción de fuentes alternativas de proteínas tales como los frijoles, cacahuetes (maníes) o la crianza de peces. Se podría permitir a los cazadores tradicionales una quota sustentable de un cierto número de animales cada año – con la condición de que toda la comunidad tenga acceso a la carne. De esta forma se podrán proteger las especies que estén en peligro de extinción.

2. Empleo

Cada vez hay más demanda de empleo en las zonas rurales. Si no hay empleo, las personas desesperadas por conseguir dinero se involucrarán en la venta de carne y otros productos de ganadería – aunque esto no sea legal. Hay que ver la necesidad de dinero de las personas como algo real y respetarla.

  • Es necesario capacitar y emplear a los residentes locales en el manejo de la fauna. Una vez capacitadas, estas personas locales tienen más conocimientos, son más dedicadas y más económicas para emplear que los funcionarios del gobierno. Esto resultará en que la gente local entienda mejor y aprecie más los recursos naturales.
  • Estimule los proyectos de pequeños negocios que dependan del uso de los productos sostenibles de la fauna. A medida que los residentes dependan más y más de estos, aumentará su apoyo para la conservación de estos recursos.
  • Estimule las reuniones de la comunidad donde la gente local pueda compartir sus ideas sobre el manejo de la fauna.

3. Liderazgo tradicional

Por tradición los jefes y líderes han tomado las decisiones sobre el uso y la posesión de tierras. Cuando estas responsabilidades pasaron al gobierno, la protección de la fauna deterioró.

  • Fomente la asociación entre el liderazgo local tradicional y los funcionarios del gobierno para tratar asuntos relacionados a la conservación de la fauna. Habría que devolverles a los jefes de las comunidades el respeto y la autoridad en estos asuntos. De esta forma, ellos podrán resolver los problemas eficazmente y recibir un mayor respeto de sus gentes.

4. Aumento de ingresos

La zona tendrá que ser capaz de obtener buenos ingresos del manejo local de la fauna. Los ingresos tendrían que ser destinados para mejorar el empleo local, desarrollar un abastecimiento alternativo de alimentos y estimular el manejo local de la fauna.

Para que estos cambios se produzcan se necesitará tiempo. Al principio la gente local no cooperará de buena gana debido al mal tratamiento que recibieron previamente de parte de los funcionarios gubernamentales y el personal encargado de la fauna. Se necesitará paciencia y persistencia para fortalezer estas relaciones. Los beneficios de estas ideas tienen que llegar a todos los residentes. De otra forma, las personas que sientan que se les ha ‘pasado por alto’ podrían causar problemas.

Una vez alcanzado el éxito, las buenas nuevas se transmitirán rápidamente. Esto fue lo que sucedió en Zambia. Una vez que algunos programas tuvieron éxito, otras comunidades quisieron tomar parte.

Adaptado de un artículo en Forest, Trees and People, Newsletter 13, basado en un informe por D M Lewis, A Mwenya y G B Kawache: African Solutions to Wildlife Problems in Africa.