Compartiendo habilidades en apicultura

por Michael Duggan y Paul Draper.

Como muchos lugares remotos en el mundo, la isla de Rodrigues, 560km al NE de Mauricio en el Océano Indico, tiene una cantidad de personas pobres con discapacidades. La isla tiene sólo 13km por 7km de superficie con una población rápidamente creciente y pocas oportunidades de trabajo. Las personas con discapacidades no tenían ninguna esperanza de encontrar trabajo con 90% de desempleo en la isla.

Sin embargo la isla tiene un buen clima, una variada vegetación y una abeja muy laboriosa (Apis mellifera). En el pasado, la apicultura era muy popular y se producía mucha miel. Sin embargo, durante los años noventa, la apicultura se redujo al igual que todas las otras formas de agricultura. Los apicultores se descorazonaron; no había liderazgo, ningún forma de compartir información y una gestión mediocre.

Craft Aid (Ayuda de Artesanía), una organización local de Mauricio, formó una sucursal en Rodrigues en 1989. Empezaron de una manera modesta a hacer tarjetas y artesanías. Encontraron rápidamente muchos niños sordos o parcialmente sordos, destinados a una vida improductiva en casa. Fundaron una pequeña escuela para ellos, la que pronto se extendió para incluir también a niños parcialmente videntes. Sus talleres crecieron y con ellos las oportunidades de empleo para las personas con discapacidades. Sin embargo, se necesitaban ideas para nuevas fuentes de ingreso para permitirles a los niños que continuaran trabajando cuando dejaran la escuela.

Decidieron empezar a procesar miel y empezaron a buscar financiamiento y especialización. Un año después llegó un apicultor con experiencia de producir aparatos y herramientas prácticas para las personas con discapacidades. Con su asesoría, se estableció un departamento de procesado donde las personas con discapacidades pudieran procesar y embotellar miel. Este también sería un centro para compartir información y proporcionar suministros apícolas de buena calidad para los apicultores en la isla. Se pagaría a los apicultores inmediatamente cuando trajeran su miel en lugar de esperar hasta un año.

Problemas

Varios problemas tuvieron que superarse. Había muchos rapaces de la abeja incluyendo los camaleones, lagartos, hormigas y termitas. Además, la isla tiene que enfrentar vientos extremos la mayoría de los años de noviembre a marzo, ya que está en la zona de los ciclones. Había también problemas con el procesamiento de la miel, incluyendo suciedad, empaque deficiente y fermentación. Si la miel se cristalizaba, la gente de la localidad creía que esto significaba que el apicultor había agregado azúcar a la miel.

Se encontraron finalmente soluciones para todos estos problemas pero la isla también tiene problemas de comunicación, por lo que se implementó un plan para compartir información sobre las prácticas buenas en apicultura.

La capacitación

En el pasado, nuestro centro fue criticado por no ayudar a las personas con discapacidades aisladas que viven lejos de los caminos. Por esto empezamos un programa para capacitar a estas personas en nuestro centro de apicultura básica. Organizamos un centro de capacitación con 12 colmenas, todas hechas con planos modernos y de alta calidad y construimos los talleres de Ayuda de Artesanía. Los objetivos eran de:

  • aprender buenas prácticas de apicultura
  • proveer cursos para apicultores con discapacidades o las personas a cargo de ellos
  • proporcionar ingreso para pagar los sueldos de los empleados que procesaban la miel.

Si la persona con discapacidades fuera incapaz de hacer el curso de capacitación, nosotros capacitábamos a un miembro de su familia que sería entonces responsable de hacerlos participar en la apicultura. La familia entera entonces se beneficiaba de la venta de la miel. Los seis cursos mensuales no se ofrecen sólo para las personas con discapacidades y sus familias sino también para otros. Al final de cada curso se proporciona a cada aprendiz una colmena y un enjambre de abejas con tal de que ellos hayan preparado un sitio cercado apropiado cerca de su casa incluyendo una base de metal (para prevenir los animales rapaces) y una cubeta de agua. Estos aprendices reciben un préstamo para comprar el equipo necesario que se paga gradualmente de la venta de la miel. Los ‘forasteros’ pagan por completo por la capacitación y todo su equipo y abejas.

Aproximadamente 45 estudiantes han asistido a los cursos hasta ahora y la mayoría ha asumido el desafío de comenzar a criar abejas. Los aprendices y sus familias realmente se benefician del ingreso acumulado que puede ser bastante sustancial. No necesitan viajar ya que nosotros colectamos los panales y extraemos la miel, la embotellamos y la comercializamos en su nombre. Los animamos a que inviertan en equipo y suministros si quieren continuar y crecer.

Diferentes habilidades

La apicultura puede ser llevada a cabo útilmente por personas con diferentes habilidades. Como con casi todo nuestro trabajo en Ayuda de Artesanía, para ser productivos y competitivos, trabajamos en grupos de gente con y sin discapacidad. Esto funciona bien y ellos aprenden mucho los unos de los otros. Amenudo pueden compartirse diferentes trabajos con otros familiares. Por ejemplo, las personas ciegas pueden participar en actividades como limpieza de los marcos y mantenimiento. Las personas con dificultades auditivas normalmente pueden trabajar bien con los que tienen dificultades físicas. Las personas con problemas del aprendizaje también pueden ayudar en muchos de los trabajos y pueden trabajar con alguien sin discapacidad. Cada persona o grupo encuentra su propia manera de trabajar. No hay ningún método o reglas fijas.

Control de calidad

Ahora tenemos nueve personas que trabajan a tiempo completo en la planta embotelladora de miel. Compramos miel de 25 apicultores en la isla de los cuales 20 tienen personas con discapacidades dentro de la familia. Algunos tienen hasta 60 colmenas, algunos tienen sólo un enjambre en la actualidad. Toda la miel que procesamos cumple con normas establecidas de calidad y empaque. Ayuda de Artesanía no tiene dificultad en vender esta miel. El ingreso paga por nuestros costos de personal.

Compartiendo habilidades

La transferencia de información continúa. La ayuda o la asesoría se dan en forma gratuita. Los apicultores pueden comprar equipo y suministros de buena calidad de nosotros, con el beneficio agregado de un Maestro Apicultor procedente del Reino Unido que nos visita una vez al año para asesorarnos y animarnos en buenas técnicas de apicultura.

Sin embargo la respuesta de los apicultores tradicionales de la isla ha sido frustrante. Ellos todavía usan botellas de ron, calientan demasiado la miel y usan equipo sucio.

El futuro

El proyecto entero se ha demostrado muy exitoso hasta ahora. Anima un elevado estándar de apicultura, mayor producción de miel de calidad alta, les da confianza a las personas con discapacidades, anima a las familias pobres a menudo en situaciones desesperadas, pero sobre todo, produce ingresos. Un apicultor joven puede ganar un equivalente al sueldo de dos meses con la miel producida en el primer año.

Algunas de las amenazas mayores permanecen; primeramente ¿que pasa cuándo el próximo ciclón azote la isla? Las colmenas pueden asegurarse, pero ¿dónde se alimentarán las abejas si todos los árboles se hubiesen dañado?

La alta calidad de nuestra miel significa que hay un buen mercado local, particularmente entre los turistas, pero se necesitarán nuevos mercados a medida que aumenta la producción de miel.

Finalmente, en la actualidad las abejas de Rodrigues parecen libres de enfermedades. Si se introducen enfermedades, particularmente la Varroa, será devastador para la isla y su economía.

Paul Draper ha sido Director de Craft Aid desde 1982. Michael Duggan tiene muchos años de experiencia como Maestro Apicultor. Ellos pueden contactarse a través de Craft Aid, Camp du Roi, Rodrigues Island, República de Mauricio, Océano Indico. Tel: +230 8311766, Fax: +230 8312276 E-mail: pdraper@intnet.mu

Información útil

Más detalles sobre apicultura y diseño de colmenas pueden obtenerse de Bees for Development, Troy, Monmouth, NP5 4AB, Reino Unido. Tel: +44 (0)16007 13648 Fax: +44 (0)16007 16167 E-mail: busy@planbee.org.uk