Nuestro enfoque

Tearfund está comprometida a trabajar y permanecer en los Estados frágiles durante el tiempo que sea necesario, ya sea en colaboración con nuestras organizaciones socias o de forma directa cuando así se requiera, con el fin de responder a las necesidades inmediatas y encontrar soluciones sostenibles.

En el marco de la fragilidad, Tearfund considera el riesgo que suponen los conflictos violentos como uno de sus principales factores y una importante causa de la inestabilidad a largo plazo. Por lo tanto, nuestros esfuerzos en los Estados frágiles se centran en la transformación de los conflictos violentos y en la respuesta tanto a sus causas como a sus efectos.

Tearfund está comprometida a promover la paz y la reconciliación, apoyar actividades que ejerzan un impacto positivo sobre situaciones de conflicto mientras a la vez salvaguarda al personal y a los participantes de los proyectos (ver los Estándares de Calidad de Tearfund).

Explore los recursos de Tearfund para programas sensibles a los conflictos

La visión de Tearfund de la construcción de la paz en Estados frágiles y afectados por conflictos 

Los valores cristianos de Tearfund junto con sus redes consolidadas de organizaciones socias locales y comunidades de fe e interreligiosas al rededor del mundo facilitan la integración de la construcción de la paz con otras iniciativas de desarrollo y de ayuda humanitaria de nuestra organización. Gracias a la capacidad de realizar nuestro trabajo a través de estas redes extendidas podemos llegar a las comunidades de forma eficaz y constante. 

Conflicto y agua, saneamiento e higiene

Durante el trabajo en contextos de conflicto, es importante que los proyectos tengan en cuenta su impacto en las dinámicas y los factores determinantes del conflicto. En el caso de los programas de agua, saneamiento e higiene, es probable que las actividades puedan concebirse de tal manera que no solo ayuden a responder a las necesidades en materia de agua, saneamiento e higiene, sino que también tengan un efecto positivo en el conflicto mismo.

El enfoque sensible al conflicto de Tearfund en los programas de agua, saneamiento e higiene para los Estados frágiles y afectados por conflictos se basa en una mayor comprensión sobre los beneficios que supone proveer servicios de agua, saneamiento e higiene para la construcción de la paz y la consolidación del Estado. Los programas de agua, saneamiento e higiene pueden representar un punto de partida clave para el desarrollo de las capacidades (fortalecimiento de la gobernanza y de la rendición de cuentas) y el desarrollo de la infraestructura. Además, pueden representar un medio de participación ciudadana y de movilización y empoderamiento de la comunidad.

Ver recursos sobre conflicto y agua, saneamiento e higiene

El conflicto y la violencia sexual y de género

Si bien la violencia sexual y de género existe en las comunidades antes de que se desate una crísis, los riesgos y la vulnerabilidad a la la violencia sexual y de género aumentan durante las situaciones de emergencia y los períodos posteriores a ellas. Quienes se encuentran en una posición de autoridad, como policías, funcionarios de seguridad, líderes comunitarios, docentes, empleadores, arrendadores y trabajadores humanitarios, pueden abusar de su poder. Durante los conflictos armados, es posible que la violencia sexual se utilice a menudo como arma de guerra.

En una crisis, las iglesias y las mezquitas suelen convertirse en refugios y, en la práctica, los líderes religiosos generalmente son los primeros en responder. La falta de conocimientos o de capacidad, los tabúes y las creencias perjudiciales entre estos líderes pueden impedirles hacer una contribución positiva con relación a la la violencia sexual y de género. Sin embargo, cuando se involucran de forma significativa, los grupos de fe pueden favorecer enormemente la prevención de la la violencia sexual y de género en las comunidades afectadas por conflictos.

Ver recursos sobre conflicto y violencia sexual y de género