Pasar al consentimiento de las cookies

De: Cuidado de la madre y del niño – Paso a Paso 8

Cómo reducir los problemas de la desnutrición y las enfermedades que padecen las madres, los niños y las niñas

por Sandra Michie RGN RM.

Cuando cambiamos a una situación cultural diferente y empezamos a comprender las creencias de otras personas sobre la salud u otros temas, muchas veces nos encontramos con dificultades para enseñar ideas nuevas.

Quizás uno de los primeros principios para recordar es que hay mucho de bueno en todas las culturas y que simplemente porque sean diferentes a las nuestras, no necesariamente quiere decir que sean malas. Necesitamos comprender bien las creencias de los demás, luego construir sobre ellas para llevar a cabo un cambio significativo.

Las creencias culturales se pueden dividir así...

Se debe tomar tiempo para evaluar cada creencia con estos criterios. Esto puede ser muy beneficioso a la hora de sacar conclusiones y en el momento de actuar sobre dichos resultados. Se necesita empezar a trabajar desde el punto de vista de las personas – desde la base de sus creencias y tradiciones. Quizás tome muchos meses, hasta años, comprender lo que hay detrás de algunas de las creencias, pero sin este entendimiento podría ser imposible mejorar la situación.

Siéntese y tome tiempo para hablar con las personas de todas las edades y para comprender la base de sus creencias.

Sí las creencias tradicionales...

son útiles:  Foméntelas.

son dañinas: Identifique la raíz del problema. Busque maneras inofensivas. de cambio. Empiece desde el punto donde se encuentran ellos.

no son ni útiles ni dañinas: No les haga caso.


ESTUDIO DE UN CASO

En la zona de Zambia donde yo trabajaba, existía la creencia que si una madre volvía a quedar embarazada antes de que el último bebé estuviera caminando, entonces la leche materna se malograba y el primer bebé moría. Así, durante los primeros 15/18 meses de vida del bebé, se creaba en la madre un tabú cultural hacia el sexo y se aceleraba el destete. Los niños entonces se debilitaban, incluso hasta morían por la mala alimentación, y por la falta total de leche – de esta forma la creencia continuaba.

Las mujeres mayores (“abuelas”)animaban esta creencia, porque creían que era cierta, y porque querían fomentar las prácticas tradicionales en la generación más joven – un niño destetado muchas veces iba a vivir con la abuela (lo cual le alegraba a ella).

Las mujeres más jóvenes deseaban otro punto de vista, uno que las “liberara” – la creencia causaba tensiones en matrimonios monógamos y muchas veces resultaban en infidelidad, o se buscaba la poligamia para resolver el problema.

Los aspectos positivos eran...

Los aspectos dañinos eran...

En esta situación, se necesitaba fomentar los aspectos positivos sin apoyar todo lo que decían las “abuelas”.  Ellas eran las personas claves. Pero el rol de los hombres era importante. Los hombres más jóvenes acostumbrados a reconocer las verdades aprendidas a través de la educación podrían jugar un papel importante en los cambios. Las parejas jóvenes a menudo salían de la sociedad cultural de sus padres (mediante la urbanización, la educación, etc.). Si los hombres aceptaran cambios, influenciarían fuertemente a sus esposas..

Las respuestas apropiadas fueron...

1. Apoyar a las pocas madres que quedan embarazadas antes de que camine el último hijo, animándolas a continuar el dar pecho por más tiempo.
2. Proveer un método alternativo posible de planificación familiar.
3. Fomentar la enseñanza sanitaria – sobre el uso de los alimentos locales disponibles adecuados para el destete y sobre el valor de la leche materna aun si una madre estuviera embarazada otra vez – de esta manera:

Sandra Michie pasó 25 años en zonas ruarles de Zambia trabajando con una misión médica, principalmente en la salud  preventiva.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.