Foto: Marcus Perkins

De: Salud sexual – Paso a Paso 69

Cómo iniciar la conversación sobre temas relacionados con la sexualidad

Las enfermedades y las infecciones se transmiten de distintas formas. Muchas, como el resfriado, la gripe o la tuberculosis, se transmiten a otras personas a través del aire cuando la persona infectada estornuda o toce. Algunas, como la malaria, se transmiten a otros por medio de mosquitos. Las infecciones de transmisión sexual (ITS) solamente pueden transmitirse por medio de las relaciones sexuales. Por esta razón, a las personas les resulta muy vergonzoso lidiar con las mismas. A menudo no quieren buscar asistencia médica y por tanto, sufren en silencio.

Las ITS pueden ser incómodas y desagradables, y si no reciben tratamiento pueden ocasionar problemas graves de salud, incluyendo dolor prolongado, infertilidad, problemas en el embarazo, aborto, cáncer y la muerte. Las ITS también pueden tener efectos perjudiciales en los bebés y niños pequeños por la transmisión de madre a hijo. Muchas personas no están conscientes de las ITS, o piensan que no están en riesgo.

Sin embargo las ITS son un tipo de infección muy común. Hasta las personas que han tenido solamente una pareja sexual pueden estar infectadas. A menudo no hay signos externos, por lo que pueden contagiar a otros aunque parezcan saludables, ya que es posible tener una ITS y no saberlo. Las personas están en riesgo cuando sostienen sexo sin protección si:

A continuación se describen algunas ITS comunes.

Las verrugas genitales

Las verrugas genitales son una ITS común. A menudo no causan síntomas, o son tan pequeñas que no pueden verse. Afectan los órganos sexuales o la boca. Algunos signos o síntomas son:

La gonorrea y la clamidia

La gonorrea y la clamidia son fáciles de curar si se tratan a tiempo, pero si no, pueden causar la infertilidad tanto en el hombre como en la mujer. Para el hombre, los síntomas por lo general aparecen entre dos a cinco días después de tener sexo con una persona infectada, e incluyen:

Los signos en una mujer pueden no aparecer durante semanas o meses, pero incluyen:

Tanto el hombre como la mujer puede no mostrar signos pero aún puede transmitir la infección.

El VIH

El VIH es el virus que causa el SIDA. No existe cura para el VIH. Sin embargo se puede controlar con drogas antiretrovirales, donde éstas estén disponibles. El VIH se propaga cuando sangre, fluido de la vagina o semen de alguien ya infectado con VIH entra al cuerpo de otra persona, o a través de la transmisión de madre a hijo. No se propaga al tocar, abrazar o besar a alguien que vive con VIH. Las personas que viven con VIH pueden parecer saludables y pueden no tener síntomas. El uso de un condón de látex durante la relación sexual puede impedir la transmisión del virus.

Existe un fuerte vínculo entre el VIH y otras ITS. El VIH se transmite con más facilidad a o de una persona que tiene una ITS, especialmente si hay llagas abiertas en los genitales. Las ITS pueden ser más graves y difíciles o imposibles de tratar en aquellos que son VIH positivos y tienen una inmunidad reducida.

El VPH

El virus del papiloma humano (VPH) es una de las ITS más comunes. A menudo no hay síntomas pero puede causar cáncer cervical y otros tipos de cánceres genitales tanto en el hombre como en la mujer. Si la persona tiene síntomas de otras ITS debe hacerse un análisis para detectar el VPH.

La sífilis

La sífilis es una ITS que si no es tratada puede causar problemas de salud muy graves. Una mujer embarazada puede transmitir la sífilis a su nonato, lo que le puede ocasionar nacimiento prematuro, deformidades al nacer o la muerte. La sífilis se desarrolla en cuatro etapas:

Compilado por Maggie Sandilands de Donde no hay doctor para mujeres: Un manual para la salud de la mujer por A August Burns, Ronnie Lovich, Jane Maxwell y Katharine Shapiro, editado por Sandy Niemann (La Fundación Hesperiana).


Prevención y tratamiento

Prevención 

Hay maneras de evitar las ITS, pero éstas a menudo dependen de cuánta elección y control tiene la persona sobre las decisiones sexuales. Las mujeres en especial pueden tener poca influencia en la toma de decisión. Para ayudar a evitar las ITS, las personas sexualmente activas deben:

Tratamiento 

Muchas ITS pueden curarse con antibióticos si las personas tienen acceso a la asistencia de salud. Las que son causadas por un virus (como el VIH o el VPH) no pueden ser curadas, pero pueden ser tratadas para aliviar los síntomas. Las personas que piensan que pueden tener una ITS deben:


Mujeres en riesgo

La mujer es más vulnerable a las ITS, incluyendo el VIH, que el hombre, por razones tanto físicas como sociales. El semen permanece dentro de la vagina por largo tiempo después del sexo, por tanto un virus puede transmitirse fácilmente al cuerpo de la mujer. La violencia sexual, la violación, ‘el sexo seco’, o la MGF todos aumentan la probabilidad de rasgaduras en la vagina durante el sexo, lo que aumenta el riesgo de infección.

Las mujeres a menudo tienen poco control o elección sobre cuándo y con quién tener sexo, o para negociar el uso de un condón. La pobreza puede empeorar esta falta de elección, pues la mujer puede depender económicamente de un hombre, o ser forzada a venderse por sexo para sobrevivir. La falta de educación significa que la mujer puede no tener acceso a información sobre las ITS o sobre cómo protegerse.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse