De: Espíritu emprendedor – Paso a Paso 103

Consejos prácticos sobre cómo tener un negocio exitoso

Helen Munshi 

Escoger una idea de negocio es una de las etapas más importantes de su experiencia como emprendedor. Muchas personas precipitan esta etapa, pero vale la pena que dedique tiempo para asegurarse de que su idea tenga la máxima probabilidad de tener éxito. 

¿Podría aprender algo nuevo para empezar un negocio? Foto: Andrew Philip

¿Podría aprender algo nuevo para empezar un negocio? Foto: Andrew Philip

Existen dos maneras de generar ideas de negocios: en primer lugar, analizar el mercado a su alrededor y, en segundo lugar, considerar sus propios intereses y conocimientos. Ambos elementos son importantes. Debería ofrecer bienes o servicios que tengan demanda y con cuya entrega y prestación usted pueda y quiera cumplir.

Método 1: el mercado

La primera manera de generar ideas de negocio es analizar el mercado. Es fundamental ofrecer bienes o servicios que la gente quiera y para los cuales exista demanda durante todo el año.

Considere la demanda en el mercado 

Resuelva un problema 

Analice la competencia 

No necesita encontrar una idea de negocio completamente original. De hecho, si la gente ya está ganando dinero con una idea específica es una buena señal, ya que es prueba de que existe demanda. No obstante, es importante intentar ofrecer un producto con cierta diferencia para evitar saturar el mercado con el mismo bien o servicio. Si hay demasiados negocios que ofrecen lo mismo, los consumidores podrán pedir que les bajen los precios, ya que la oferta será mayor que la demanda.

Método 2: Sus conocimientos activos e intereses

La segunda manera de generar ideas de negocios es considerar sus conocimientos, activos e intereses. Muchas personas piensan que si hay demanda para un bien o servicio, implica que es una buena idea de negocio. Esto es verdad solo en parte porque también es necesario que encuentre la idea idónea para usted.

Los conocimientos  normalmente se adquieren y, por lo tanto, si hay algo importante que deba saber sobre cómo gestionar su empresa, puede aprenderlo. Entre los conocimientos clave para gestionar un negocio, se incluyen los siguientes: ventas, marketing, negociación (tanto con los clientes como con los proveedores), contabilidad, organización y habilidades técnicas específicas, como carpintería o sastrería. Para las tareas como la contabilidad, podría contratar a alguien.

Los activos son los recursos que la gente utiliza para producir sus medios de vida y para enfrentar las crisis. Los activos pueden agruparse en seis categorías principales:  

Haga una lista de los activos que usted tiene o a los que puede acceder. Luego, puede usar esta lista para pensar en ideas de negocio. Por ejemplo, si tiene acceso a tierras, piense en maneras de aprovecharlas para obtener ingresos.

Ahora, considere sus intereses y piense en ideas de negocio en función de ellos. Hágase las siguientes preguntas:

¿Bienes o servicios?

El último aspecto que deberá considerar es si prefiere ofrecer un bien o un servicio. Un bien requiere, generalmente, una mayor inversión financiera al comienzo y, con frecuencia, demora más tiempo en alcanzar la etapa de la venta. Tendrá que contactarse con proveedores y posiblemente con fabricantes, elaborar los bienes y luego transportarlos hasta donde se encuentren sus clientes. Sin embargo, los bienes pueden resultar muy rentables. Si va a proveer un servicio, no necesitará cumplir estas etapas y, generalmente, las empresas de servicios necesitan menos inversión financiera. No obstante, debido a que usted va a dar su tiempo a cambio de dinero, habrá un límite en cuanto a lo que podrá ganar, ya que su tiempo es limitado. Para que su negocio crezca, tendrá que contratar personal.

El proceso de pensar en una idea de negocio puede resultar una tarea bastante abrumadora. Pero cualquier idea, por más pequeña que sea o tonta que parezca, es útil, ya que puede dar lugar a otras ideas. Lleve consigo una libreta y anote las ideas a medida que se le ocurran. Pronto, se le ocurrirán ideas potenciales de negocio en cualquier parte.


Helen Munshi es consultora de estrategia empresarial y capacitación. Ha trabajado con organizaciones de Malaui e India y redactó un curso de capacitación para trabajadores autónomos dirigido a emprendedores en Tanzania.

Sitio web: www.linkedin.com/in/helenmunshi 
Correo electrónico: helenmunshi9@gmail.com

Illustration: Petra Röhr-Rouendaal

Ilustración: Petra Röhr-Rouendaal, Where there is no artist [Donde no hay artistas] (segunda edición)

investigación de mercado

Una vez que haya escogido una posible idea de negocio, es importante llevar a cabo una investigación de mercado para asegurarse de que exista suficiente demanda para su bien o servicio.

Estudios de mercado 

Diseñe un cuestionario sencillo con un máximo de diez preguntas para averiguar qué quieren sus clientes objetivo. Para lograr un estudio confiable, necesita entre 30 y 60 encuestados. Hágale la encuesta a la gente que represente a sus clientes potenciales. No se la haga a personas que usted conoce. 

Grupos de discusión 

Forme un pequeño grupo de clientes objetivo para que hablen sobre su idea de negocio. Puede hacerles preguntas más complicadas, como a qué competidores les compran actualmente y qué les haría cambiar de empresa. 

Puesta a prueba del mercado 

Es recomendable poner a prueba sus productos para averiguar si la calidad es aceptable, si el precio es adecuado y si el lugar de venta es el indicado. Pruebe con muestras gratuitas o intente vender productos de muestra. Si es posible, pídales la opinión a los clientes; por ejemplo, si cambiarían algo sobre el bien o servicio. 

Véase Paso a Paso 65: Cómo aumentar el valor de los alimentos, si desea leer un artículo más extenso sobre investigación de mercado. Si desea descargar una copia de forma gratuita, visite www.tearfund.org/footsteps

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora