De: Immunizacion – Paso a Paso 14

Consejos prácticos para implementar programas de inmunización exitosos

La Sangre de Cristo

Se puede ver la sangre de diferentes maneras - se puede verla como una señal de debilidad, heridas y muerte. Pero también se habla de la ‘sangre de la vida’. La sangre mantiene saludable y vivo nuestro cuerpo. La sangre puede traer vida para los demás mediante las transfusiones. La inmunización hace que nuestra sangre tenga la habilidad de luchar contra las enfermedades.

Es una palabra que se usa bastante en la Biblia. En el Antiguo Testamento se lee mucho del poder limpiador de la sangre en los sacrificios. Lea Levítico 17:11 para comprender porqué la gente ponía su fe en los sacrificios. ¿Qué les pasaría a aquéllos que no hiciesen sacrificios constantes en la época del Antiguo Testamento? (Si tiene tiempo quizás quiera leer los capítulos 1-7 de Levítico para comprender la importancia del sacrificio).

El sistema de sacrificio del Antiguo Testamento fue, sin embargo, abusado fácilmente. Muchas veces se hacían sacrificios sin verdadero arrepentimiento. Lea Isaías 1:11-17 para comprender lo que Dios pensaba.

Pero en el Nuevo Testamento se lee cómo la sangre de Cristo fue el único y último sacrificio por nuestros pecados. Lea Romanos 3:21-26. Discutan el significado del versículo 25 en sus vidas.

Lea 1 Pedro 1:18-19. ¿Por qué se describe a Jesús como el cordero?

La sangre de Jesús - el Cordero de Dios - es hasta cierto punto una señal de debilidad. Dios entró a nuestro mundo en forma humana. Aquí es útil la idea de la inmunización. Así como una pequeña cantidad de vacuna tiene la habilidad de ayudar a nuestro cuerpo entero a luchar contra la enfermedad, la sangre de Jesús también nos ha ‘inmunizado’ en un sentido. Su sangre tiene el poder de protegernos de nuestros pecados que nos separarían de Dios.

Cuando tomemos el vino de la Santa Cena (Comunión), quizás nos sea de ayuda recordar que ésta es su sangre que ha sido preparada para nosotros - ésta es su vida que fue vivida para nosotros y ahora puede ser compartida por nosotros. El se sentía cansado, frustrado, tentado, abandonado - el día de mañana quizás usted se sienta cansado, frustrado, tentado, abandonado. Cuando se sienta así, puede usar la fuerza de El y compartir su espíritu. El ha vencido al mundo para usted.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse