Pasar al consentimiento de las cookies
Indra, Alisha (eight) and Prakash (three) on the steps of their home in Nepal.

De: Hogar y hospitalidad - Paso a Paso 116

Cómo la hospitalidad, la bondad y la planificación pueden reducir la vulnerabilidad y ayudar a que las comunidades florezcan

El tema de las cortinas de mi habitación es «Hogar dulce hogar». Hay una línea específica en las cortinas que dice «El hogar está donde está el corazón». Sin embargo, como migrante, uno se pregunta ¿dónde está mi corazón? Y, por lo tanto, ¿dónde está mi casa? ¿Mi hogar está en Sudáfrica, donde crecí, o mi hogar está en el Reino Unido donde vivo actualmente?

Somos extranjeros en esta tierra

Hebreos 11 dice que los antiguos «héroes de la fe» (por ejemplo, Abraham) se dieron cuenta de que eran «extranjeros y peregrinos en la tierra» (Hebreos 11:13). Luego continúa diciendo: «Los que así hablan claramente dan a entender que buscan otra patria. Pues si de veras se acordaran de la tierra de donde salieron, tendrían oportunidad de regresar. Pero ellos anhelaban una patria superior; es decir, la celestial» (Hebreos 11:14-16).

Como seguidores de Jesús, es bueno anhelar nuestro hogar celestial: la vida eterna con Dios. Pero ¿qué pasa con nuestras vidas aquí en la tierra? Jesús les enseñó a sus discípulos a orar de la siguiente manera: «Venga tu reino, sea hecha tu voluntad, como en el cielo así también en la tierra». Entonces, ¿qué significa estar en casa, en el reino de los cielos, mientras estamos en la tierra? 

Relaciones restauradas

La Biblia enseña que, a través de Cristo, el reino de los cielos es un lugar donde se restauran las relaciones con Dios, con nosotros mismos, entre nosotros y con la creación (Apocalipsis 7:9; 21:7), y donde no hay necesidades insatisfechas (Apocalipsis 7:16; 21:4). 

Si queremos ver el reino de Dios venir a la tierra, para que las personas experimenten el «hogar» como Dios desea, entonces querremos ver que se restauren las relaciones y que las personas se desarrollen plenamente en todas las áreas de la vida. 

De viaje

Como seguidor de Jesús, ni Sudáfrica ni el Reino Unido son mi verdadero hogar. Como parte del pueblo migrante de Dios, sigo de viaje. Mas cada paso que usted y yo damos en este viaje es importante.

 

Preguntas para la reflexión 

  • ¿Qué significa «ser parte del pueblo migrante de Dios»?
  • ¿Qué significa para usted la frase «el cielo en la tierra»?
  • ¿Cómo podemos ayudar a las personas a desarrollarse plenamente en todas las áreas de su vida?

Escrito por

Escrito por  Sas Conradie

El Dr. Sas Conradie es el gerente de Alianzas Estratégicas y Teología de Tearfund para África.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.