Pasar al consentimiento de las cookies
Foto: Isabel Carter/Tearfund

De: Las habilidades de facilitacion – Paso a Paso 60

Maneras de facilitar el aprendizaje participativo de forma eficaz

Foto: Mike Webb/Tearfund

Foto: Mike Webb/Tearfund

Una entrevista con Mulugeta Dejenu, basado en Etiopía, que trabaja como Facilitador Regional de Tearfund.

Mulugeta, ¿podría usted describir su trabajo?

Mi trabajo es principalmente evaluar las necesidades de capacidad de nuestros asociados y ayudar a apoyarlos para hacerse más eficaz. Esto implica viajar a varias partes del país para proporcionar consejo técnico, monitorear los proyectos continuos y discutir el apoyo. El establecer redes con el gobierno, ONGs y la ONU es otra manera importante de unir a nuestros asociados al conocimiento y los recursos prácticos. También los ayuda a conocerse mejor en el mundo de las ONG.

¿Qué oportunidad de trabajar con organizaciones que proporcionan capacitación a grupos comunitarios tiene usted?

Nos unimos a varias organizaciones que trabajan con comunidades para fortalecer su capacidad.

¿Qué tipo de reacción recibe usted normalmente de la capacitación proporcionada por estos organizaciones?

La reacción depende mucho de cuánto estas organizaciones valoran la conciencia que tiene la gente en cuanto a sus situaciones. También, depende de la medida en que la organización se ve como la razón para la transformación. La profundidad y riqueza de información que la gente pueda proporcionar depende de cuánto se les reconozca por parte de las organizaciones de apoyo.

¿Cómo se beneficia la gente de tal capacitación y cuánto pone en práctica en su trabajo?

Algunas organizaciones con las que trabajamos reconocen el potencial de la gente para tratar sus propios problemas. Otras creen que sólo los ‘expertos’ de fuera tiene las respuestas. Encontramos que la perspectiva de las organizaciones depende de cuán cercanas estén a la gente y su realidad.

La participación con las comunidades necesita ayudar a la gente a explorar su fuerza interior y ganar confianza para tomar más responsabilidad por su propio crecimiento y desarrollo. Esto no pasará a menos que se desafíe y se anime a la gente.

¿Esta reacción difiere cuando la capacitación ha usado enfoques participativos y facilitación en lugar de enseñanza?

Yo puedo recordar dos situaciones diferentes donde la gente estaba acostumbrada a recibir lecciones y a la educación formal. Esta comunicación tradicional en una sola dirección no producía la franqueza requerida, el compromiso y energía necesarios para poner en marcha un proyecto. Luego se usó un enfoque participativo. Esto aumentó significativamente el deseo de la gente de tomar parte en el desarrollo. Después de la capacitación participativa, se ayudó a la gente mediante la representación de roles y el teatro para ver su propia capacidad. El proyecto de PILARES en la región de Wolaitta animó a que la gente participara en la discusión sobre resolución de problemas entre sí en su propio idioma. El proceso reconoció la habilidad de la gente para contar sus propias historias y colectivamente buscar las soluciones para sus problemas. Algunos confesaron que se consideraban ignorantes y débiles. Pero PILARES trajo una nueva esperanza y una confianza aumentada de que podrían usarse los conocimientos locales. Aumentó la motivación de la gente para tratar sus propios problemas.

¿Puede pensar en algunos ejemplos donde el uso de habilidades de facilitación haya ayudado definitivamente la habilidad de la gente para aprender y cambiar?

En el proyecto de micro-irrigación Metalla, dos comunidades (casi 800 hogares) se negaron a trabajar en un proyecto de irrigación construido para ellas por el gobierno en 1997. El proyecto fue planeado para ayudar a las dos comunidades a mejorar sus necesidades de seguridad alimentaria. ¡Como las comunidades se acostumbraron a la ayuda de comida gratis, consideraron el proyecto de irrigación una mala idea! En 2001, nuestro asociado, Wolaitta Kale Heywet Church (WKHC) vino a Tearfund a pedir comida para el trabajo de reparar este canal. Yo les pregunté, ‘¿Cuál es la prioridad, reparar el canal o cambiar la actitud de la gente? ‘ Los trabajadores de WKHC estuvieron de acuerdo que las actitudes eran lo primero que necesitaba cambiar. Una serie de reuniones comunitarias usó capacitación, drama y teatro para animar a que la gente se descubriera a si misma. Al cabo de nueve meses, las actitudes de la gente cambiaron de una de dependencia a una de confianza en sí misma. Los agricultores a lo largo del canal de irrigación comprendieron que su futuro dependía de que ellos tomaran la responsabilidad por su propio desarrollo. Hoy, los agricultores están ocupados trabajando en sus granjas y cosechan tres veces por año. La región de Metalla no ha sido afectada por la reciente sequía. En cambio, fue un asilo seguro para los miles de personas de la región circundante.

No fue fácil ayudar a la gente a ver su propio potencial. El enfoque de capacitación participativa usado tuvo mucha significación.

¿Ha afectado esto su propia manera de trabajar?

Yo he aprendido mucho sobre ayudar a motivar a las comunidades. Esta misma experiencia también era compartida con los demás asociados y ha cambiado el pensamiento de otra gente. La mayoría de los asociados se toma ahora el tiempo adecuado para reunirse con la comunidad antes de completar las propuestas. Estamos trabajando actualmente en un modelo basado en facilitación que usa un proceso de descubrimiento de sí mismo antes de desarrollar las propuestas.

¿Tiene usted algún consejo para los lectores de Paso a Paso sobre el uso de habilidades de facilitación?

La facilitación es una habilidad que necesita ser desarrollada aprendiendo mediante la práctica. Cuando se maneja bien, le permite a la gente pensar en términos iguales. Reconoce el conocimiento de la gente como vital para el aprendizaje interactivo. Respeta las opiniones de cada persona y los motiva a abrirse, escuchar y ponerse en acción. El enfoque de instrucción tradicional puede restringir el aprendizaje. La facilitación exige humildad y una alta consideración por el conocimiento de la gente. A menudo exige a los de fuera o a los expertos que muestren humildad y escuchen lo que la gente tiene que decir. La facilitación necesita ser culturalmente sensible al trasfondo, idioma y situación de la gente.

Mulugeta Dejenu es Facilitador Regional para Tearfund basado en Etiopía. Anterior-mente trabajó como alto ejecutivo en Visión Mundial. Su dirección es PO Box 31165, Adis Abeba, Etiopía. E-mail: mdejenu@telecom.net.et

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.