Hace cien años, la dieta de las personas en nuestra localidad probablemente era mucho mejor y más variada de lo que es hoy en día. Esto no se debe a que las personas tuvieran más dinero o más tiempo. En parte se debía a que en su dieta utilizaban muchos alimentos tradicionales. Ellos también procesaban sus propios alimentos. Hoy en día, las personas con frecuencia compran alimentos básicos que han sido procesados tales como arroz ‘blanco’, pan ‘blanco’ y avena u otros cereales preparados. El procesamiento quita la capa externa más oscura del grano, la cual contiene una buena cantidad de vitaminas y proteínas.

En la mayoría de regiones hay alimentos tradicionales que las personas suelen recoger y comer. Entre los ejemplos de alimentos tradicionales que son nutritivos se encuentran: las termitas, los saltamontes, las orugas o gusanos, las langostas, las hormigas voladoras, las aves silvestres y las hojas y raíces de plantas silvestres. A menudo éstos son muy altos en proteína y vitaminas, y ayudan a mejorar la dieta. Sin embargo, en forma creciente, las personas consideran que estos alimentos son de poco valor y dan una mayor prioridad a los alimentos ‘occidentales’. También, en la medida en que las personas se desplazan hacia los pueblos y ciudades, no pueden recolectar tales alimentos.

Discusión

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora