Estudio bíblico

Medicinas tradicionales: regalos de Dios

Desde el principio mismo, leemos en Génesis 1:29 cómo Dios puso plantas en nuestras vidas. El nos dio las plantas productoras de semillas y los árboles que dan fruta para nuestro uso como alimento. Y así en cada lugar; húmedo o seco, tierra o mar, crecen las plantas apropiadas (Isaías 41:19).

  • ¿Qué significa esto en nuestras vidas diarias y para la vida en la tierra?

Un cuerpo que se nutre bien también es normalmente un cuerpo saludable. Cuando comemos una dieta equilibrada (Exequiel 4:9) el alimento que comemos puede verse como atención de salud preventiva. Además, Dios nos da el uso de plantas y hierbas para el cuidado curativo, tanto físico (2 Reyes 20:7; Salmo 51:7) como emocional (Salmo 45:8; Génesis 43:11).

  • Reflexionar sobre cómo la gente ha usado plantas, semillas y hierbas. ¿Cuáles son las consecuencias de tal uso?

El ministerio de Jesús incluyó tanto curación espiritual (Mateo 9:2) como la curación física. El usó poder divino (Lucas 5:17), fe (Lucas 7: 6- 10; Lucas 18:42), tacto (Mateo 8:2-3) e incluso los productos pre

Había también rituales asociados con limpiar y sanar tanto en el Antiguo como el Nuevo Testamento (Levítico 14:49-57; Juan 17:12-19; Marcos 8:22-25).

  • Considere los diferentes métodos curativos que están disponibles en la actualidad y los rituales asociados con ellos. ¿Con cuáles estaría de acuerdo usted, como cristiano, y por qué?

Leer Filipenses 1:9-10 y Santiago 1:5

Cuando consideramos el uso de medicinas tradicionales, tomemos decisiones basadas en estudio y observación cuidadosos, pidiéndole sabiduría a Dios para ver claramente qué tratamientos son mejores, puros y sin culpa.

La Dra Eva Ombaka es una farmacéutica y Coordinadora de la Ecumenical Pharmaceutical Network (Red Ecuménica Farmacéutica). Está basada en Nairobi, Kenya. Su e-mail es: ciss@net2000ke.com