Madres compañeras

Memoria y Paciencia, con dos semanas de edad, otros miembros de la familia y las Madres compañeras Evelyn y Snarlet. Foto: David Deakin/Tearfund
Memoria y Paciencia, con dos semanas de edad, otros miembros de la familia y las Madres compañeras Evelyn y Snarlet. Foto: David Deakin/Tearfund

por David Deakin

El VIH y la mortalidad materna han sido llamados “las dos epidemias que se cruzan” (The Lancet). Una mujer embarazada que está viviendo con el VIH tiene seis veces más probabilidades de morir durante el embarazo o parto que una mujer que no está viviendo con el VIH. 

El programa del asociado de Tearfund llamado Improving Parent and Child Outcomes (Cómo mejorar los resultados para los padres y niños; IMPACT, por sus siglas en inglés) utiliza el concepto de “Madres compañeras”. Ellas son voluntarias de las iglesias capacitadas, principalmente madres que están viviendo con el VIH, que quieren transmitir su aprendizaje y experiencias a otras futuras madres en su comunidad. Ellas visitan a mujeres embarazadas vulnerables aproximadamente ocho veces en un período de 12 a 15 meses lo que abarca de seis a nueve meses de embarazo y seis meses después de dar a luz. Ellas dan apoyo a la familia por medio de la motivación y la amistad y al proporcionarle información y ayudar a las mujeres a asistir a citas médicas prenatales. 

Captura de pantalla de MiHope que ilustra un cronograma de visitas de una Madre compañera con sus clientes.
Captura de pantalla de MiHope que ilustra un cronograma de visitas de una Madre compañera con sus clientes.

Ellas reciben asistencia de un sistema para teléfonos móviles llamado Mobile interactions bringing Hope (Interacciones móviles que llevan esperanza; MiHope, por sus siglas en inglés) que proporciona comunicación, información y capacidad de recolección de datos (de este modo es diferente a la aplicación El embarazo y el parto seguros mencionada en la página 13, que es puramente información). 

El sistema de comunicación utiliza mensajería móvil instantánea que permite el envío de 1000 mensajes de chat por el precio de un único mensaje de texto (SMS). Ofrece información en los idiomas nacionales sobre todos los aspectos de IMPACT –desde la prevención de embarazos no intencionados y cómo reconocer las complicaciones en el embarazo hasta el parto y el cuidado del bebé. La herramienta para recolección de datos guía a la Madre compañera con respecto a qué preguntas hacer en cada una de las ocho visitas. La información se recolecta en el teléfono que se enlaza con el Ministerio de Salud. También hay una función que les recuerda a las madres automáticamente cuándo es su próxima cita médica. Todos los datos recolectados no sólo están luego disponibles en el teléfono, sino en un portal de Internet de acceso seguro –lo que mejora el monitoreo, el análisis y la evaluación.

El programa IMPACT ya está en funcionamiento en Malawi y pronto estará funcionando en Nigeria. Algunos nombres han sido cambiados.

David Deakin es el Jefe de VIH de Tearfund – david.deakin@tearfund.org

IMPACT en acción 

José y Memoria son una pareja casada en la que ambos están viviendo con el VIH y hace poco tuvieron a su hija Paciencia. Recibieron apoyo de Evelyn, una Madre compañera de la Asociación Evangélica de Malawi. ”Nos sentimos tan agradecidos con Evelyn por todos los consejos y el apoyo que nos ha ofrecido durante el embarazo y parto –¡la mamá y el bebé están muy bien!”.