De: Immunizacion – Paso a Paso 14

Consejos prácticos para implementar programas de inmunización exitosos

por Profesor P B Spradbrow

La mayoría de familias campesinas en los países en desarrollo, aun las que son demasiado pobres para tener otros animales, tienen gallinas. Estas gallinas mayormente tienen que andar buscando su comida, aunque a veces reciben algunos de los desperdicios de la cocina. Las gallinas no están acorraladas y muchas veces les falta hasta un techo. Las gallinas del pueblo se pueden comprar o intercambiar y proveen carne y huevos. Pero muchas veces una enfermedad grave llamada ‘Newcastle’ llega a las aves del pueblo y mata a todas las gallinas, y los dueños se quedan sin una fuente importante de ingreso y muchas veces de su única fuente de proteína animal. Si se pudiera controlar la enfermedad Newcastle en las gallinas del pueblo, las aves del pueblo serían mucho más productivas y la gente podría poner más empeño en la crianza delgallinas.

Las vacunas contra la enfermedad Newcastle están disponibles y se usan bastante en la crianza comercial de gallinas. Estas vacunas convencionales se usan muy poco con las gallinas domésticas y por varias razones. Primeramente, las vacunas pueden ser rápidamente destruidas por el calor y deben ser refrigeradas desde el tiempo de su manufactura hasta el momento de usarlas y vacunar a las gallinas. En zonas rurales en muchos países no es posible proveer transporte o almacenamiento refrigerado y las vacunas son inactivas a la hora de usarlas. Este también es un problema con muchas vacunas humanas y con otras vacunas para animales. El otro problema es la necesidad de atrapar a las gallinas para poder aplicar la vacuna convencional mediante gotas en los ojos o en las fosas nasales. Las gallinas del pueblo, sobre todo las que pasan la noche en un árbol, son muy difíciles de atrapar.

El Australian Centre for International Agricultural Research (ACIAR) ha estado llevando a cabo un proyecto de investigación para desarrollo las vacunas contra la enfermedad Newcastle para uso con gallinas en Asia, con la ayuda de la Universidad de Queensland, Australia y la Universidad Pertanian, Malasia. Se llevaron a cabo los estudios de campo en Malasia rural y otros países asiáticos.

El primer paso fue el de producir una vacuna tolerante al calor que tuviera requisitos reducidos de almacenamiento refrigerado. Las variantes del tipo V4 australiano del virus de la enfermedad Newcastle fueron expuestas a temperaturas altas durante periodos largos. La cepa V4 era ya un tipo de cepa de vacuna que protegía a las gallinas sin producirles enfermedad. Ahora podía sobrevivir en temperaturas tropicales durante varios días. Para evitar el requisito de atrapar a las gallinas, la vacuna se echaba a la comida que se le tiraba a las gallinas. Las gallinas que comían la comida se vacunaban de esa forma. También segregaban el virus y así vacunaban a otras gallinas que no habían ingerido la vacuna en la comida.

Se puede usar varios alimentos. En Malasia se favorece el trigo, mientras que en otros países se usa un tipo de arroz - hasta el arroz con cáscara. Cuando más países apliquen la vacuna, se necesitará analizar si funciona en la comida de la zona. El método más sencillo de vacunar implica llevar la vacuna a los pueblos, donde se mezcla inmediatamente con la comida que se da a las gallinas. Es necesario que haya suficiente comida para todas las gallinas - normalmente 7 a 10 gramos por gallina. Si se usa menos alimento, solamente las gallinas más grandes y dominantes recibirán la vacuna. En la mayoría de países será necesaria la preparación local de la vacuna en los alimentos. El transporte de cantidades grandes de vacuna en alimentos a los pueblos sería demasiado caro.

Los experimentos en la Universidad de Queensland ahora están usando la vacuna en pequeñas píldoras, para que una sola píldora sea suficiente para una gallina. Esto permitiría la preparación de la vacuna en una zona central y el transporte de las píldoras a los pueblos donde nada más se diluirían en los alimentos. Los costos de transporte serían bajos pero la preparación de las vacunas podría centrarse en centros con facilidades apropiadas.

Diferentes países han progresado de diferentes maneras con la vacuna. Malasia ha decidido usar la vacuna que resiste al calor en los alimentos para las gallinas de los pueblos en todo el país. Otros países en el Asia están desarrollando el análisis de pruebas de píldoras. Algunos países que tienen corrales techados apropiados para sus gallinas quizás decidan usar la vacuna que tolera el calor y atrapar a las gallinas para aplicar la vacuna. En algunos países africanos se están planeando pruebas con una vacuna oral.

Algunos países están produciendo sus propias vacunas resistentes al calor, mientras que Arthur Webster Ltd. en Sidney, produce la vacuna V4 resistente al calor de una forma comercial. Se han publicado los resultados científicos del proyecto de la ACIAR hace poco.

Profesor Peter Spradbrow supervisa el Laboratorio de Virus Veterinarios en la Universidad de Queensland, PO Box 125, Kenmore 4069, Australia. Tiene particular interés en el desarrollo de las vacunas para evitar las enfermedades en los animales domésticos.

Editora: Pregunte a sus agentes de extensión si esta vacuna útil existe en su país y anímelos a que perseveren hasta obtenerla.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Equipar a personas de todo el mundo que trabajan para acabar con la pobreza y la injusticia