De: La salud de la mujer – Paso a Paso 24

Análisis sobre los problemas y las preocupaciones con relación a la salud de la mujer

por el Dr Steven Arrowsmith.

La comunidad internacional ha comenzado últimamente a prestarle la debida atención a la salud de la mujer. A pesar de esto, una de las tragedias más grandes que enfrentan las mujeres de los países en vías de desarrollo es todavía relativamente desconocida. Es bien sabido que las mujeres de los países más pobres arriesgan sus vidas al quedar embarazadas. Sin embargo, por cada mujer que muere durante el parto, muchas más quedan lesionadas.

Peligro durante el parto

La fístula obstétrica es una de las heridas más serias que pueden ocurrir durante el parto y se produce cuando un parto prolongado, por cualquiera sea la razón, no recibe el debido tratamiento. La cabeza del bebé golpea contra el tejido de la pelvis de la madre durante varias horas o hasta días, eventualmente interrumpiendo el flujo de sangre a estos tejidos. Pronto estos tejidos mueren,dejando una abertura que conduce de la vagina a la vejiga o al recto. Esto resulta en una pérdida constante de orina (de la vejiga) o de materia fecal (del recto).

Rechazo

En más de nueve de cada diez casos el bebé no sobrevive el largo parto. La víctima de esta horrible herida huele constantemente a orina y, por lo tanto, es rechazada por su esposo y su familia. El parto obstruído es más común en mujeres jóvenes las cuales aún no se han desarollado a su estatura adulta. Con mucha frecuencia, estas mujeres aún en su adolescencia lamentan la pérdida de su primer bebé, doloridas por el rechazo de su esposo y familia, enfrentando un futuro incierto, solas y aisladas de todo su mundo querido.

Progreso de la medicina

Nadie sabe realmente cuántas víctimas de fístula hay en el mundo. Sólo en Africa se estima que existen por los menos entre 1.5 a 2 millones. Hasta el inicio de este siglo, la lesión de fístula se temía en todo el mundo. El primer hospital para tratar esta condición se construyó en Nueva York a fines del siglo diecinueve donde se curaron miles de mujeres. Pero a medida que la medicina fue progresando en el campo del parto, este problema desapareció de los países más ricos del mundo. Desafortunadamente, este progreso aún no ha llegado a los países en vías de desarrollo. En las zonas más pobres de Africa, Asia y Sudamérica existen millones de mujeres que sufren este problema en silencio.

El costo del cuidado

¿Por qué es tan común este problema? La economía mundial es muy importante. Muchos países simplemente no tienen el dinero para poseer centros bien equipados y con el personal necesario donde se les pueda realizar una cesárea a las mujeres con partos obstruídos. Tampoco tienen el dinero para poder construir buenas rutas y sistemas de transporte eficientes que permitan que estas mujeres lleguen a un hospital en caso de emergencia.

Presiones

También influyen los factores culturales. En algunos grupos étnicos, las parejas contraen matrimonio siendo aún muy jóvenes, lo cual aumenta el riesgo de un parto obstruído. Cuando el cuerpo de la madre aún no se ha desarrollado completamente, a menudo no hay suficiente espacio en la pelvis para que el bebé nazca normalmente. Algunas culturas ponen una presión tremenda sobre la mujer embarazada para que dé a luz en su casa. Aquellas que van al hospital son, a menudo, consideradas débiles y anormales y, por consiquiente, prefieren soportar el parto obstruído en su casa. La circuncisión femenina, practicada en su forma más severa conocida como infibulación, puede dejar cicatrices terribles las cuales pueden causar un parto obstruído.

Respondiendo a las necesidades

Aunque no sea fácil, la condición de fístula obstétrica se puede remediar. Los cirujanos con más experiencia tienen un éxito del 90% después de realizar sólo una operación. Una reparación exitosa implica cerrar la abertura creada durante el parto prolongado y restaurar las funciones normales de la vejiga. Las pacientes que sufren de esta condición también han tenido otras complicaciones a causa del parto prolongado, entre ellas, lesiones a los nervios que causan dificultades para caminar, infertilidad debido al daño del útero y el no poder tener relaciones sexuales con su esposo debido al daño y las cicatrices de la vagina. Por esta razón, un cirujano especializado en fístula tiene que estar preparado para tratar todas estas necesidades que tienen las víctimas. Se está llevando a cabo un gran esfuerzo para organizar una red de centros de capacitación que permitirían a los médicos involucrados en el tratamiento de la fístula estar adecuadamente capacitados en esta técnica especial.

Un puñado de hospitales

A pesar de que la operación de fístula se está realizando en los hospitales generales de los países desarrollados, existen actualmente muy pocos centros en el mundo dedicados al cuidado de estas pacientes. En este momento ha hospitales especializados en: Etiopía, Sudán, y Nigeria. ¿Por qué hay tan pocos hospitales especializados en el tratamiento de esta condición? Con mucha frecuencia las mujeres son tan pobres que no pueden pagar la cuenta del hospital y en la mayoría de los casos, se necesita ayuda especial para cubrir los costos. Esto significa que los hospitales especializados necesitan estar constantemente buscando asistencia del gobierno y de donantes privados para poder tratar a sus pacientes y jamás podrán ser autosuficientes.

En el hospital especializado en fístula de Addis Abeba hemos realizado más de 13.000 operaciones desde 1974. Nuestro eficiente personal está constituído casi todo por pacientes que se quedaron con nosotros cuando no se podían curar completamente. Nuestros pacientes provienen de todas partes de Etiopía y de otros países del Cuerno de Africa, muchas veces caminando durante varios días antes de poder llegar al camino que conduce a Addis Abeba. Capacitamos a ginecólogos de la facultad de medicina de la localidad y a médicos de todo el mundo para realizar la operación de la fístula.

La esperanza de tener buena salud

Ningún otro tipo de trabajo podría traer tanta satisfacción como el de amar ó sanar a estas mujeres que durante tanto tiempo habían perdido la esperanza. Con sólo una visita al hospital, la mayoría de ellas puede nuevamente llevar una vida normal. Esperamos y oramos para que esta nueva atención que se ha enfocado en el destino de las mujeres de los países en vías de desarrollo, haga que se mejoren los servicios de maternidad en todo el mundo y, que la condición de fístula obstétrica, sea algo del pasado. Mientras esperamos que esto suceda, tenemos la esperanza también que esta nueva atención permita que se establezcan muchos más hospitales como el nuestro y que miles de cirujanos a través del mundo tengan la capacitación y los recursos para poder tratar con esta gran tragedia humana.

Dr Steven Arrowsmith, Addis Abeba Fistula Hospital, PO Box 3609, Addis Abeba, Etiopía.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora