Pasar al consentimiento de las cookies

De: Presiones sobre la familia – Paso a Paso 27

Análisis sobre el crecimiento de la población, la planificación familiar y otros temas relacionados

La familia.

Dios quiere que la familia sea como un refugio, un lugar seguro que permanece fuerte ante las presiones de la vida. Debería ser un lugar donde los miembros puedan madurar, compartiendo las cosas buenas y la alegría. En la Biblia podemos encontrar varios ejemplos de esto, por ej: Salmo 128.

¿Qué podemos hacer para fortalecer a nuestras familias? ¿Qué les ayudaría a desarrollarse a la voluntad de Dios? Las siguientes son algunas sugerencias que nos pueden ayudar a salir adelante…

Poner a Dios en primer lugar Si ponemos a Dios primero, todas las demás cosas encontrarán su lugar.

La Palabra de Dios Es muy importante estudiar la palabra de Dios como individuos y en familia. Este es el fundamento de la familia. Leer Deuteronomio 6:4-9.

Amor Leer 1 Corintios 13 para comprender el tipo de amor que debemos tener en nuestras familias. ¿Disfrutamos de este amor en nuestras familias?

Las responsabilidades de los miembros de la familia Leer Efesios 5:21-6:4 y luego Colosenses 3:18- 21 para aprender cuáles son nuestras responsabilidades como miembros de la familia. ¿Las ponemos realmente en acción?

La sexualidad Dios desea que disfrutemos de la parte sexual de nuestra relación con nuestro esposo o esposa (leer Cantar de los Cantares). Dios desea que la disfrutemos sólo entre esposos. La Biblia condena el adulterio (Proverbios capítulos 5 y 7).

La embriaguez Leer Efesios 5:18. La embriaguez lleva a muchos problemas que atacan a la familia: pobreza, inmoralidad, adulterio, el SIDA, etc. La embriaguez puede parecer una manera simple para escaparse de los problemas de la vida pero en realidad lo que hace es agravarlos.

El dinero La búsqueda del enriquecimiento causa algunos de los problemas que atacan a nuestras familias. Ponemos el dinero antes que Dios y que nuestras familias, pensando que nos traerá seguridad y felicidad. Esto no sólo es una noción equivocada sino que tampoco es verdad. Si ponemos a Dios en primer lugar, El satisfacerá todas nuestras necesidades. Leer 1 Timoteo 6:6-10 y Mateo 6:33.

Piense y ore sobre estas cosas. Háblelas con su familia. ¿Cómo se compara su vida familiar con estos principios de la Biblia? ¿Qué podría hacer para mejorar?

¡Y para terminar, disfrute de su familia! ¡Es una bendición!

Louise Pott es miembro del Comité Editorial de Paso a Paso. Vivió durante varios años en Uganda.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.