Estudios bíblicos

Estos estudios bíblicos están diseñados para uso en grupos pequeños. Pueden servir como una buena introducción a las reuniones en que se traten los diferentes temas de la guía. Elija un estudio que tenga relación con el tema que van a estudiar o que sea pertinente a la situación en la que se encuentran. Durante los estudios, anime a las personas a pensar sobre lo que están leyendo, a discutir su significado, a descubrir cómo poner en práctica lo que aprenden y finalmente a orar juntas por lo que han aprendido.

ESTUDIO BIBLICO 1 Agua para la vida

La Biblia hace más de 300 referencias al agua y otras 80 a la lluvia.

  • ¿Cuál es el primer versículo que llega a su mente cuando piensa en el agua?

La Biblia toca el tema del agua de muchas maneras, lo usa como símbolo de destrucción (Génesis 6-9), de limpieza (Éxodo 30:18), de bendición (Jeremías 17:8) y de necesidad espiritual (Salmo 42).

Lea Deuteronomio 28:12 y Salmos 65:9.

  • ¿Qué dice la Biblia en esos versículos sobre nuestra necesidad de agua?
  • ¿Qué dice la Biblia sobre cómo Dios suple nuestras necesidades espirituales?

ESTUDIO BIBLICO 2 Limpieza espiritual

En los primeros capítulos de Levítico aprendemos sobre muchos rituales utilizados para traer limpieza (Levítico 16:4, 16:24 y Levítico 17:15).

Lea Salmos 24:3-4.

Reflexione sobre nuestra necesidad de limpieza espiritual. El sacrificio de Jesús nos da los medios para la limpieza espiritual.

  • ¿Tenemos cuidado de mantener limpios nuestros cuerpos espirituales?

Lea Isaías 41:17 y reflexione sobre las promesas de Dios para nosotros.

  • ¿Qué podemos hacer en nuestra comunidad para asegurar que la gente pobre y la gente necesitada reciban el regalo de agua de Dios?

Ore y tome en consideración la provisión de agua que Dios nos da y su significado simbólico.

 

ESTUDIO BIBLICO 3 El agua como símbolo de bendición

En la Biblia el agua se utiliza como símbolo para mostrar los diferentes aspectos del poder de Dios. Puede ser utilizada como símbolo de limpieza, como en los lavados ceremoniales del sistema expiatorio del Antiguo Testamento (por ejemplo: Éxodo 30:18-21). Puede ser usada como símbolo de destrucción, como el diluvio (Génesis 6-9:17). Pero el uso más común del agua es como símbolo de bendición.

Uno de los muchos pasajes de la Biblia que utilizan el agua para simbolizar la bendición es Isaías 35. Gran parte del libro de Isaías se refiere a las profecías de Isaías sobre el juicio de Dios a los pecados de la gente. Pero este capítulo mira más allá a las promesas gloriosas de Dios para aquellos que confían en Él.

Lea Isaías 35:1-7.

  • ¿Por qué el desierto se regocijó de alegría?
  • ¿Cuáles eran las señales de esta alegría – tanto en el desierto, como en las vidas de los que creen?

Lea Isaías 35:8-10. La calzada es el sendero de Dios para nosotros – el sendero que lleva a la vida eterna. Recuerde que Isaías escribió esta profecía cientos de años antes de la llegada de Cristo.

  • ¿Qué señales hay en su vida como resultado de la alegría de confiar en Dios?

Ore para que, al igual que el desierto brotó torrentes y aguas debido a la presencia de Dios, nosotros también nos llenemos de la alegría de creer y confiar en Dios.

 

ESTUDIO BIBLICO 4 Saneamiento

Lea Deuteronomio 23:12-14.

Aparte de estos versículos, hay muy pocas enseñanzas en la Biblia sobre el saneamiento. Los israelitas recibieron estas claras instrucciones hace miles de años. Sin embargo, una gran cantidad de personas aún no tienen acceso a un buen saneamiento.

  • ¿Hoy en día, qué responsabilidad tenemos de asegurar que todos tengan un saneamiento adecuado?

El versículo 14 cuenta cómo este mandamiento les fue dado para mantener el campamento santo, pero esa práctica también mantendría el campamento saludable. Dios estaba consciente de la necesidad de un buen saneamiento mucho antes de que la gente comprendiera sobre las enfermedades causadas por el mal saneamiento. La limpieza física está vinculada a la santidad moral.

  • ¿Cuánto manifiestan nuestras prácticas de saneamiento y nuestra higiene personal que cuidamos de nuestra salud y la de nuestras familias?
  • ¿Cómo causa nuestro estilo de vida que otros sufran enfermedades debido a la falta de higiene dentro y alrededor de nuestros hogares? 

ESTUDIO BIBLICO 5 La enseñanza bíblica sobre la higiene

La principal enseñanza bíblica acerca de la limpieza física aparece en Levítico 11-15. Algunas de las reglas pueden parecernos extrañas y severas. Sin embargo, nuestra comprensión moderna sobre cómo muchas enfermedades son transmitidas prueba que otras reglas son muy sensatas.

Lea Levítico 11:32-40 y 13:29-59.

A menudo se enfatiza la necesidad del aislamiento y el lavado. Aun hoy en día puede ser difícil distinguir entre distintos tipos de infecciones y sería mejor no correr riesgos. La transmisión de enfermedades, como el SIDA y la hepatitis, por medio de la sangre y otros fluidos corporales demuestra claramente la necesidad de tener cuidado.

Lea Filipenses 2:4.

  • ¿Qué impacto tienen nuestras vidas y prácticas de higiene sobre los demás?
  • ¿Cómo aseguramos que, primeramente, tomemos en consideración las necesidades y los intereses de los demás en cuanto a higiene o prácticas culturales?
  • ¿Ponemos a otros en riesgo debido a nuestra mala higiene? ¿Es ésta una actitud Cristiana? (Filipenses 2:4)

 

ESTUDIO BIBLICO 6 La puesta en práctica de la santidad

Lea Levítico 19:1-18.

El mandamiento ‘ama a tu prójimo’ aparece en primera instancia en Levítico 19:18. Resume los versículos 1-18, que contienen varias reglas y normas del Antiguo Testamento. Observemos este pasaje de Levítico. Clasifiquemos los mandamientos (versículos 3, 4, 9, 12, 14, 16 y 18) en grupos que tienen que ver con: 

  • la adoración a Dios  
  • la santidad personal 
  • exigencias de una vida santa en relación con otras personas.

Estos mandamientos se dan con una nota de autoridad. ¿De quién es esta autoridad? Notemos la naturaleza general de algunos mandamientos (versículos 2, 3 y 11) y los detalles precisos de otros (versículos 5-9, 13 y 14). Dios quiere que seamos santos, tanto en cuestiones generales como en los pequeños detalles de nuestra vida diaria.

  • En los versículos 9 y 14, ¿de qué manera la ley de Dios toma en cuenta a la gente pobre y a los de ‘afuera’?
  • ¿Cómo podemos cuidar de los necesitados o desposeídos a escala personal, como familias y como iglesia?
  • ¿Cómo podemos mostrar amor y cuidado por los enfermos de nuestra comunidad?
     

ESTUDIO BIBLICO 7 Visible y no visible

Los microbios son invisibles, sin embargo se propagan causando enfermedades, diarrea y hasta la muerte. Debemos mantenernos limpios nosotros mismos y mantener limpia nuestra agua y nuestros alimentos.

El pecado, al igual que los microbios, también puede estar escondido y ser cada vez más dañino si no es controlado. Aun cuando una persona parezca limpia y libre de pecado por fuera, su corazón puede no estar limpio.

Lea Mateo 23:25-28.

  • ¿Cómo se veían por fuera los Fariseos?
  • ¿Cómo eran en realidad?
  • ¿Hoy en día les diría Jesús algo diferente a nuestros líderes religiosos o a nosotros?
  • Los Fariseos lucían muy limpios. ¿Esta historia hace aportes a nuestra comprensión sobre los microbios y su impacto?

Lea Santiago 1:13-15.

  • ¿Qué sucede con los malos deseos descontrolados?

Todo lo que hacemos y pensamos importa. Nuestras palabras y acciones son multiplicadas por Satán o por Dios.

  • ¿Nuestros pensamientos y acciones propagan el mal o promueven el Reino de Dios?

Medite sobre 1 Corintios 10:31.

 

ESTUDIO BIBLICO 8 Lavarse los pies

La Biblia hace muchas referencias al lavado de los pies (Génesis 18:4; 19:2; 24:32; 43:24; 1 Samuel 25:41 y Timoteo 5:9-10). El lavado de los pies no se hacía únicamente por razones de higiene, sino también para que los visitantes se sintieran cómodos y bienvenidos.

Lea Juan 13:1-17.

  • ¿Qué dice el versículo 3 sobre Jesús?
  • ¿Qué hace Él como respuesta a ello? (versículos 4-5)
  • ¿Cómo reacciona Pedro a que Jesús lave sus pies? (versículos 6-9)
  • ¿De qué limpieza habla Jesús en los versículos 10-11?
  • ¿Qué reto se nos presenta en los versículos 12-17?

Lea Lucas 7:36-50.

Aquí leemos sobre otra comida compartida.

  • ¿Qué dice Jesús en el versículo 47 que inspira a la mujer a lavar, besar y perfumar sus pies?
  • ¿Amamos nosotros a Jesús como lo amaba esta mujer?
  • ¿Cómo podemos ‘lavar los pies’ de la gente de nuestra comunidad?

ESTUDIO BIBLICO 9 La necesidad de la limpieza

Necesitamos suministros de agua y alimentos limpios para mantenernos saludables y en crecimiento. La parte física y espiritual de nuestras vidas están vinculadas. Una parte afecta a la otra. La limpieza física puede ser simbólica de la limpieza espiritual. El Antiguo Testamento ofrece muchos ejemplos de la necesidad de limpiarnos antes de adorar a Dios.

Lea Génesis 35:1-5.

  • ¿Qué hizo la casa de Jacob antes de construir un altar para Dios?
  • ¿Qué impacto ejercieron entonces en los pueblos a su alrededor?

Lea Éxodo 30:17-21.

  • ¿Qué hacían Aarón y sus hijos antes de entrar a la Tienda de reunión o de ofrecer ofrendas? Lea Números 8:5-15.
  • En los versículos 11 y 15, ¿qué ordenó Dios a Moisés hacer a los Levitas (versículos 5-6) para prepararlos para el trabajo del Señor?
  • En Hebreos 10:22, ¿qué somos capaces de hacer cuando somos ‘lavados exteriormente’ y ‘purificados interiormente’?

 

ESTUDIO BIBLICO 10 La limpieza por medio del bautismo

El bautismo implica una limpieza simbólica y la eliminación de nuestros pecados.

Lea Romanos 6:1-14.

En el bautismo somos enterrados con Cristo, morimos a nuestros pecados. Después, en unidad con Cristo, somos elevados a una nueva vida. ¿Cómo nos usa Dios entonces? (Observemos el versículo 13)

Lea Marcos 1:1-5.

  • En el versículo 5, ¿qué hacía la gente en su bautismo?
  • ¿Qué recibieron en el versículo 4?

¿Por qué somos llamados a ser santos? Observemos, por ejemplo, a Levítico 20:7, Isaías 6:3 y Efesios 1:4. ¿Qué sucede cuando no lo somos? Observemos a Isaías 35:8, Ezequiel 36:20-21 y Efesios 5:5.

 

ESTUDIO BIBLICO 11 El resultado de estar limpio

El agua sucia tiene usos limitados como regar cosechas. Al limpiarla y purificarla, puede ser utilizada para lavar, cocinar y ser consumida para sustentar la vida. De manera similar, Dios puede transformar nuestras vidas.

Lea Efesios 5:25-27.

  • ¿Cómo Cristo hizo a su iglesia santa?
  • ¿Cómo continuamos haciendo la iglesia sucia y profana debido a nuestras vidas?
  • ¿Hoy en día cuál es el resultado del sacrificio de Cristo para nuestra iglesia?
  • ¿Cómo nos ayuda Dios a deshacernos de las cosas malas?

Dios se hizo hombre en Jesús para que nosotros podamos convertirnos en hijos de Dios (Juan 1:12-14) y pueblo escogido de Dios (1 Pedro 2:9-10).

Lea 2 Timoteo 2:20-21.

  • ¿Qué sucede una vez que somos limpiados de las cosas sucias o profanas?

Lea Juan 4:13-14 y Juan 7:37-39.

Jesús nos da una ‘agua’ muy especial para ayudarnos a vivir por Él.

  • ¿Qué es esa agua?
  • ¿Somos bendecidos por esa agua?

ESTUDIO BIBLICO 12 Cómo mantenerse limpio

Una vez que tenemos suministros de agua limpia y alimentos saludables bien cocinados debemos protegerlos. ¿Qué tipos de protección hemos aprendido en esta guía?

  • ¿Estamos usando las formas de protección que necesitamos en nuestra comunidad?

Lea Efesios 6:10-18.

Cuando llegamos a Dios, Él nos ayuda a defendernos de los ataques de Satanás si utilizamos la armadura que Él nos provee.

  • ¿De qué manera el cinturón de la verdad nos hace libres (Juan 8:32) y nos limpia (Juan 17:17)?
  • En 1 Tesalonicenses 5:8, ¿cómo la coraza de la justicia nos mantiene libres de pecados por medio del auto-control?
  • En Isaías 52:7, ¿cuál es el propósito de nuestros pies al compartir el evangelio?
  • ¿Cómo el escudo de nuestra fe nos mantiene seguros? (Observemos 2 Crónicas 20:20; 1 Juan 5:4)
  • ¿Al confiar en Dios, estamos utilizando el casco de la esperanza de la salvación? (Observemos 1 Tesalonicenses 5:8-10)
  • ¿De qué manera la palabra de Dios actúa como una espada? (Observemos Jeremías 23:29)
  • ¿De qué manera estamos utilizando todas estas partes de la armadura de Dios en nuestra vida cristiana para protegernos?
  • Y en general, tenemos el arma de la oración (versículo 18) para proteger todo lo que hagamos de manera que podamos ‘fortalecernos con el gran poder del Señor.’

Ahora tomemos un momento para orar pidiendo la protección de Dios en todo lo que hagamos.