Si las personas no tienen acceso a letrinas, entonces enterrar los excrementos en el suelo es un paso simple para mejorar la higiene. Al hacerlo se reduce el riesgo de contacto de la gente con los excrementos.

La construcción y el uso de letrinas es una manera realmente importante de reducir el riesgo de propagar microbios y lombrices entre nuestra familia y vecinos. También mejora el bienestar y la seguridad del hogar, especialmente para las mujeres y los niños. Las familias deben sentirse orgullosas de sus letrinas, y saber que usar una letrina va a mejorar mucho su salud.

El uso de letrinas previene que las moscas, las plagas y los animales tengan contacto alguno con los excrementos, por lo que no pueden propagar microbios a nuestros hogares, alimentos o niños. Es importante mantener las letrinas limpias, para que la gente quiera usarlas. El piso se puede lavar con regularidad con el agua jabonosa que sobra del lavado. Cerca de la entrada coloque un bidón grifo y jabón para lavarse las manos.

Existen varios tipos de letrinas. Éstas incluyen las letrinas de pozo sencillas, la letrina de pozo mejorada con ventilación (letrina VIP) que controla los malos olores y las moscas, y las letrinas de sello hidráulico que utilizan agua para desaguar. Las letrinas de compostaje aceleran la degradación de los excrementos hasta convertirse en composte no peligroso, al separar la orina y mantener los excrementos secos. La orina se mezcla con agua y se usa para las plantas. Cuando el pozo se llena se mezcla tierra con los excrementos y se sella durante por lo menos un año. Entonces no será peligroso usarlo como composte.

Discusión 

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse