Pasar al consentimiento de las cookies

De: Vista clara – Paso a Paso 13

Información útil para un cuidado sencillo de los ojos

Material abreviado del texto de una conferencia, cortesía del Dr JDC Anderson.

Nuestra vista es preciosa. Está maravillosamente protegida, tanto por su posición en nuestro cráneo como por varios mecanismos como el parpadeo y las lágrimas. Juntos, estos mecanismos mantienen la parte exterior del ojo libre de polvo dañino y de material extraño; además, las lágrimas contienen un buen antibiótico natural. Pero debido a su posición expuesta, el ojo humano puede sufrir lesiones e infecciones de muchas formas. En muchos países, piedras lanzadas y juegos de niños con palos son las causas innecesarias de muchas pérdidas de la vista. La educación sanitaria es el mejor método de prevenir muchas lesiones visuales. 

Cualquier lesión o infección de los ojos debe ser tratada seriamente. Estas normalmente se deben remitir a ayuda médica experta. Pero si tal ayuda profesional no se consigue, aquí hay algunos pasos simples que se pueden llevar a cabo para diagnosticar y tratar infecciones comunes de los ojos.

LESIONES DE LOS OJOS

La gravedad de la lesión del ojo puede ser medida por tres cosas:

Partículas extrañas

Estas son las lesiones más comunes del ojo. El problema comienza repentinamente - la gente a menudo se queja de que ‘algo se me entró al ojo’. Puede sentirse dolor - especialmente parpadeando, porque la capa superficial de la parte exterior del ojo se ha dañado o porque se está dañando con cada parpadeo si una partícula extraña afilada está escondida debajo del párpado. El ojo se ve aguado.

Hay tres sitios comunes donde una partícula extraña se puede acomodar. Puede ser sobre la córnea, debajo del párpado, o inclusive dentro del ojo. Este último sitio es raro; sin embargo, si se ha utilizado martillo y formón y hay evidencia de una herida perforada, un experto es el que tiene que descartar la posibilidad de que haya o no una partícula dentro del ojo - aunque aparentemente la vista sea normal. Pequeñas astillas de metal dentro del ojo conducirán a problemas enormes si no se descubren rápidamente.

Para encontrar una partícula extraña, se necesita una buena luz y, preferiblemente, una lupa. Primero la córnea debe examinarse cuidadosamente. Una pequeña partícula extraña se puede ver más claramente después de usar un colorante de fluoresceína - si se consigue. Luego, aunque la partícula extraña se haya extraído, el epitelio dañado (la capa exterior de células que cubren la córnea o la conjuntiva) estará teñido de verde claro. Si no se encuentra ninguna partícula extraña sobre la córnea, es de vital importancia chequear enteramente las superficies interiores de los párpados de arriba y de abajo; para hacer esto es necesario voltear el párpado - una habilidad conocida como ‘la volteada del párpado’.

La volteada del párpado superior

Esta es una habilidad importante que se debe dominar. (Practique esta habilidad antes de que la necesite usar con un paciente). Hay varias formas, pero les describo el método del ‘fósforo’; primero, dígale al paciente que permanezca mirando hacia abajo todo el tiempo. Con una mano, un fósforo limpio se coloca horizontalmente a lo largo del pliegue de la piel del párpado superior (1). Con la otra mano agarre las pestañas del párpado superior entre el dedo índice y el pulgar (2). Suavemente doble el párpado hacia afuera y hacia arriba sobre el fósforo (3). Luego, el fósforo se quita cuidadosamente y el párpado se mantiene en esta posición presionando las pestañas contra la piel. El paciente debe mantenerse mirando hacia abajo o el párpado superior puede devolverse bruscamente. Cualquiera de las dos manos puede usarse para mantener el párpado en su lugar, así la otra mano quedará libre para trabajar quitando la partícula extraña, si ésta existe (4).

 

Emergencias Médicas

Los siguientes son signos peligrosos que necesitan urgente atención médica. No intente curarlos usted mismo:

Ideas sencillas para ‘una bandeja para el cuidado del ojo’

Cómo sacar una partícula extraña

Si la partícula extraña está sobre la conjuntiva, use la esquina de un pedazo pequeño de tela o un pedazo de papel limpio y cuidadosamente levántela hacia afuera. O trate de sacarla con agua limpia.

Sacar una partícula extraña de la córnea es más difícil. Primero trate de limpiar la córnea con agua limpia. Si la partícula está levemente incrustada se puede sacar, algunas veces, con el toque suave de un instrumento pequeño esterilizado. Se usa frecuentemente una aguja esterilizada en una jeringa de 2ml. La aguja se mantiene paralela a la superficie del ojo, nunca dirigida hacia el ojo.

Esta es obviamente una operación delicada que necesita una mano segura. Use buena luz y una lupa. Insista en que el paciente mantenga el ojo bueno fijo en un objeto cercano, para así mantener los dos ojos quietos. Es más seguro el usar una gota de anestesia en el ojo, por ejemplo, metocaína al 1% en gotas. Un consejo más es el de apoyar la mano ligeramente sobre la cara o la frente del paciente. Después de sacar la partícula es conveniente poner un poquito de ungüento antibiótico dentro del ojo.

Enfatizo que esta operación sólo debe intentarse si la partícula extraña está ligeramente incrustada.

Si la partícula extraña está profundamente incrustada, usted puede causar gran daño. En este caso los pacientes deben ser remitidos a un centro para ojos.

Lesiones químicas

Si los ojos han sido lesionados por productos químicos - por ejemplo los pesticidas, las quemaduras de ácidos o, peor aún, las quemaduras producidas por álcalis (la comúnmente llamada cal de blanqueo) - el tratamiento más importante es el de lavar inmediatamente el ojo con agua, bastante agua limpia, preferiblemente después de haber aplicado dos gotas de metocaína al 1% para aliviar el espasmo del párpado. Esto debe hacerse urgentemente hasta que todo el producto químico o las partículas de cal se hayan lavado. Luego debe aplicarse un poco de ungüento antibiótico y enviar a la persona a un centro oftalmológico de urgencia.

Lesiones con objetos contundentes

El tratamiento de primeros auxilios para lesiones del ojo con objetos contundentes es reposo en cama, una cubierta obscura o una sombra sobre ambos ojos y aspirina. Tales casos deben remitirse urgentemente a ayuda médica experta.

INFECCIONES DE LOS OJOS

Infección de los márgenes de los párpados (blefaritis)

Esta es una infección (estafilocócica) de las glándulas alrededor de la base de las pestañas que causa dolor e inflamación. Los párpados tienen los bordes rojos e inflamados y las pestañas están sueltas y a menudo irregulares. Los ojos están irritados, aguados y con frecuencia sensibles a la luz.

La suciedad, malas condiciones sanitarias, mala higiene personal, humo y polvo, mala salud y seborrea (costra de leche) aumentan la posibilidad de esta infección.

El tratamiento consiste en el mejoramiento general de la salud y en curar la seborrea, si ésta existe. Los párpados deben lavarse suavemente y masajearse dos veces al día con agua limpia, usando un algodón remojado en agua limpia, envuelto en la punta de un palillo, para quitar las escamas y el pus. Luego, tetraciclina al 1%, o sulfacetamina al 6%, deberá untarse en las raíces de las pestañas dos veces al día, por un mes. Si se consigue hidrocortisona se puede usar durante la primera semana. En casos severos, la violeta de genciana es una adición útil a este tratamiento – aunque... ¡ocasiona manchas!

Orzuelos (hordeolum)

Esta es una protuberancia inflamada y roja en el margen del párpado, que se desarrolla cuando una glándula de una pestaña se infecta. A veces, quitando la pestaña afectada se apresura la mejoría. Una cuchara caliente aplicada tres o cuatro veces al día puede ayudar a una rápida mejoría. Para hacer esto envuelva unas cuantas franjas de vendaje alrededor de una cuchara limpia de madera sobre la cual usted pone un poco de algodón. Sumérjala en agua caliente, escurra el agua y póngala suavemente sobre el ojo. Cuando se haya enfriado repita el procedimiento de cinco a diez veces. Aplique una crema antibiótica tres veces al día.

Conjuntivitis

Esta es una infección de la conjuntiva. Hay diferentes causas de conjuntivitis, pero todas tienen los mismos signos y síntomas.

Vamos a ver cuatro de los más importantes tipos de conjuntivitis

Conjuntivitis del recién nacido (conjuntivitis neonatal) Si el bebé desarrolla conjuntivitis en las primeras semanas de vida, es porque ha sido infectado por la madre durante el nacimiento o por las manos de los que atendieron el parto.

Tales infecciones deben ser tratadas inmediatamente o el bebé puede perder la vista. La causa más común es la gonorrea de la madre; la conjuntivitis se desarrolla en pocos días.
El tratamiento es con penicilina G dada oralmente y gotas antibióticas para ojos. Las gotas se ponen en ambos ojos cada cinco minutos hasta que el flujo de materia cese. Esto puede tomar una hora o dos. Las gotas entonces se aplican a intervalos reducidos, por lo menos durante dos días.

La mejor prevención es lavar los párpados y la cara de los recién nacidos antes que abran los ojos. Aplique un ungüento antibiótico en cada ojo. El uso de nitrato de plata al 1%, en gotas, es efectivo pero tóxico para la conjuntiva y ya no se usa.

Conjuntivitis bacterial (ojo rosado) Esta infección puede afectar a todas las edades. Comienza de un momento a otro en uno o en ambos ojos, causando rojez, dolor e irritación. Hay mucha supuración y los párpados se pegan a menudo después de dormir.

Esta enfermedad es muy contagiosa y fácilmente se pasa de una persona a otra. No comparta toallas y siempre lávese después de tener contacto con una persona infectada. Mantenga la cara limpia porque las moscas que buscan los ojos ayudan a propagar la enfermedad.

El tratamiento es lavar los ojos con agua limpia y un paño cuantas veces sea necesario. Aplique un ungüento antibiótico para ojos - Cloramfenicol - cuatro veces al día.

El tracoma Este es un tipo de infección crónica que afecta tanto la conjuntiva como la córnea. Puede afectar a todas las edades, pero afecta particularmente a niños pequeños. Comienza con los ojos rojos y aguados como en un ‘ojo rosado’. Una sola infección se cura sin tratamiento. Sin embargo, la re-infección es muy común. Después de un mes o más, en la conjuntiva inflamada del párpado superior e inferior se forman protuberancias pequeñas de color rosado/grisoso, conocidas como folículos. El blanco del ojo (conjuntiva) se inflama un poco. La córnea también se marca y puede aparecer grisáscea en el borde de arriba, debido a la aparición de más vasos sanguíneos pequeños (pannus). La vista puede ser afectada por el pannus.

El resultado final de una inflamación severa de tracoma es un grado variable de cicatrización de la córnea y la conjuntiva, provocando que los párpados se inflamen y se engrosen (entropión: inversión del borde del párpado hacia dentro) así la visión se reduce progresivamente.

El tracoma sólo causa ceguera en comunidades donde la re-infección es frecuente por chlamydia u otra bacteria. Tales comunidades son generalmente pobres, superpobladas, con saneamiento inadecuado y poca agua, mala higiene personal y muchas moscas.

Los pacientes se pueden tratar con antibióticos - sulfanilamida (eg: triple sulfa) oralmente por tres semanas o con tetraciclina al 1%, en ungüento para ojos (tres o cuatro veces al día) aplicado en los ojos por seis semanas. Los signos agudos toman algunos meses en desaparecer, pero las cicatrices quedan para toda la vida.

El verdadero problema es prevenir la re-infección y reducir el nivel promedio de infección dentro de la comunidad. Esto se puede hacer aumentando el uso del ungüento de tetraciclina al 1% para ojos, especialmente entre todos los niños de edad escolar y pre-escolar durante un período largo, por ejemplo de seis meses. Un método bueno es el de aplicar tetraciclina al 1%, dos veces al día, a todos los niños por una semana cada mes, continuando así por seis meses. Junto con esto, una medida importante y tal vez más práctica es la de bañarles diariamente la cara a los niños. También lo es el suministro de agua potable, el control de las moscas y el saneamiento. Los programas de control de la natalidad pueden ayudar a reducir la densidad en la población de niños que viven juntos y se re-infectan continuamente unos a otros con la enfermedad.

Conjuntivitis viral aguda Esta puede afectar a todas las edades. Infecta los dos ojos aunque puede comenzar con uno solo. Hay dolor e inflamación alrededor de los ojos, y descarga lacrimal. El dolor puede ser fuerte o no y como la córnea está frecuentemente involucrada, puede haber sensibilidad a la luz. A menudo esta clase de conjuntivitis se asocia con fiebre y dolor de garganta. No hay un tratamiento específico. Anteojos oscuros pueden ser de ayuda. El ungüento de cloramfenicol para los ojos no sirve mucho.

El Dr Anderson ha trabajado por muchos años como oftalmólogo en Pakistán, Afganistán, India y Africa y hasta hace poco ejerció el cargo de conferenciante principal en el Departamento de Oftalmología Preventiva en el Instituto de Oftalmología de Londres.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.