De: Cuando ocurre un desastre – Paso a Paso 18

Maneras en que las iglesias y las comunidades pueden prepararse para los desastres, incluida la capacitación en primeros auxilios

José y su respuesta a la sequía
por Mike Wall y Vinay Samuel.

Lea Génesis Capítulo 41. José, quien estaba en la cárcel en ese tiempo, fue llamado a interpretar unos sueños claros del Faraón. Su explicación de lo que Dios estaba diciendo a través de estos sueños era tan convincente que el Faraón lo puso a cargo de todo Egipto. José organizó el almacenamiento de todo el grano excedente durante los siete años de cosechas buenas. Pidió que los agricultores dieran una quinta parte de la cosecha de cada año y se almacenara por parte del gobierno. El grano se almacenaba en almacenes en ciudades cercanas.

Al principio de la sequía, se abrieron los almacenes y la gente pudo comprar el grano. A medida que la situación empeoraba, se aceptaba ganado, mano de obra y tierra a cambio del grano (Génesis 47:13–21). La gente de los países vecinos también podía comprar grano (Génesis 42:1–5).

Al final de los siete años de sequía, José entregó semillas a la gente para que pudiera sembrar. Como toda la tierra en Egipto ya le pertenecía al Faraón, José pidió que un impuesto de una quinta parte de los cultivos se diera al Faraón. Las otras cuatro partes le pertenecían al pueblo.

Puntos claves

Para discutir

Discutan y oren juntos sobre los posibles planes y las mejoras que podría llevar a cabo en su comunidad.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora