Pasar al consentimiento de las cookies

De: Recaudación de fondos a nivel local – Paso a Paso 111

Descubrir el placer de invitar a otras personas a invertir en nuestro trabajo y en nuestros ministerios

En los primeros tiempos de la iglesia cristiana, Pablo les pidió a sus simpatizantes en la ciudad de Corinto que reservaran de forma regular una pequeña parte de sus ingresos para ayudar a las personas de Jerusalén afectadas por la hambruna y la pobreza. Las cartas que envió a los corintios se han transformado en la base de las enseñanzas cristianas sobre generosidad, recaudación de fondos y rendición de cuentas.

Generosidad

Pablo no pidió dinero, sino que les enseñó a sus simpatizantes a dar con generosidad. Los animó a reservar dinero de forma regular con el fin de que siempre tuvieran fondos disponibles para compartir.

«En cuanto a la colecta para los creyentes, sigan las instrucciones que di a las iglesias de Galacia. El primer día de la semana, cada uno de ustedes aparte y guarde algún dinero conforme a sus ingresos, para que no se tengan que hacer colectas cuando yo vaya» (1 Corintios 16:1–2 NVI).

Recaudación de fondos

Pablo luego ordenó a los corintios escoger personas de confianza para que administraran y distribuyeran las donaciones. Una administración deficiente o corrupta de los fondos habría disuadido a la gente de participar en la recaudación.

«Luego, cuando llegue, daré cartas de presentación a los que ustedes hayan aprobado y los enviaré a Jerusalén con los donativos que hayan recogido.» (1 Corintios 16:3 NVI).

Estas cartas de presentación sirvieron de prueba respecto a que las personas a cargo del dinero eran de confianza.

Rendición de cuentas

En la segunda carta de Pablo a los corintios, se mencionan las reglas que siguieron quienes participaban en la campaña de recaudación de fondos. Por ejemplo, viajaban en pareja, lo cual limitaba la tentación o las oportunidades de robar. Esto suponía esfuerzos adicionales, pero tomaban estas precauciones para asegurarse de honrar a Dios en todo lo que hacían.

«Evitando que nadie nos desacredite con respecto a este abundante donativo que administramos. Porque procuramos que las cosas sean honestas, no solo delante del Señor, sino también delante de los hombres» (2 Corintios 8:20–21).

Cuando alguien financia un trabajo, espera que el dinero sea bien utilizado. Si se gasta adecuadamente, volverá a confiar su dinero a la iglesia o la organización. Sin embargo, si no se utiliza de forma sensata, no estará dispuesto a financiar el trabajo en el futuro y es posible que la reputación de la organización resulte perjudicada.

Grupos de rendición de cuentas

Existen diferentes maneras de rendir cuentas, por ejemplo, durante reuniones, presentando informes periódicos y realizando evaluaciones independientes.

Capacitación en recaudación de fondos para líderes de iglesias y ministerios en Egipto como parte del trabajo de NABLA Initiative. Foto: NABLA Initiative

Capacitación en recaudación de fondos para líderes de iglesias y ministerios en Egipto como parte del trabajo de NABLA Initiative. Foto: NABLA Initiative

Hoy en día, numerosas iglesias y organizaciones cristianas colaboran en los llamados «grupos de rendición de cuentas». Cada grupo se asegura de que sus miembros observen ciertas normas establecidas sobre gestión responsable. La membresía certificada de uno de estos grupos da confianza a los donantes respecto a que se hará un buen uso de su dinero.

Se han creado grupos de rendición de cuentas en varios países, entre ellos: Australia (CMA Standards Council), Canadá (CCCC), Corea del Sur (CCFK), EE. UU. (ECFA), Egipto (NABLA Initiative), Filipinas (CCTA), Guatemala (CONFIABLE), India (EFAC) y Kenia (AfCAA, que también opera en otros países africanos).

Las normas

Para Pablo, la generosidad, la recaudación de fondos y la rendición de cuentas estaban íntimamente relacionadas. El pueblo de Dios debía observar ciertas directrices para mantener y demostrar su honradez e integridad. Esta práctica de contar con normas para establecer la confianza y propiciar donaciones generosas a nivel local continúa existiendo en la actualidad.

Preguntas para considerar

Ejemplos de grupos de rendición de cuentas

Propiciar la generosidad

En Egipto, contamos con muchos de los principales ministerios cristianos de la región, pero dependemos en gran medida de la ayuda exterior porque no tenemos la tradición de dar.

No obstante, estamos comenzando a darnos cuenta de que Dios ya nos ha dado todo lo que necesitamos. NABLA Initiative, nuestro grupo de rendición de cuentas, desarrolla el potencial de las iglesias y otros ministerios equipándolos para fomentar la generosidad, enseñar sobre recaudación de fondos en la Biblia y promover la rendición de cuentas financiera.

En la actualidad, NABLA Initiative cuenta con seis miembros acreditados y prevemos que muchas otras entidades se unirán al movimiento. A su vez, también esperamos servir a la iglesia en las regiones de Oriente Medio y África del Norte en general.

Adel Azmy Matta, director gerente de NABLA Initiative, Egipto. www.nabla-initiative.org

Fomentar la confianza

CONFIABLE es un grupo de rendición de cuentas que se creó en Guatemala para ayudar a los ministerios a fomentar la confianza y aumentar las donaciones en el ámbito local, a pesar de la corrupción histórica en el país.

CONFIABLE promueve siete normas de mayordomía organizacional:

  1. El compromiso de operar conforme a los valores y las prácticas de la Biblia.
  2. Una buena gobernanza, con la formación de una junta directiva independiente integrada por un mínimo de cinco personas que se reúnan dos veces al año.
  3. La rendición de cuentas financiera, que incluya auditorías independientes y la elaboración de balances generales completos y precisos.
  4. El cumplimiento de la ley, para garantizar que los recursos se utilicen de manera responsable.
  5. La transparencia, incluida la presentación de balances generales y cualquier otro documento exigido por la ley.
  6. Sueldos justos, integridad y honestidad en todas las transacciones con individuos y organizaciones.
  7. Una buena administración de las donaciones benéficas sobre la base de los principios de la generosidad cristiana.

Si bien CONFIABLE es una iniciativa nueva, los miembros del grupo ya cuentan con una reputación sólida y credibilidad entre los donantes. En países como El Salvador y Brasil algunas personas han manifestado su interés en analizar las siete normas y crear grupos similares.

Juan Callejas, presidente de la junta directiva de CONFIABLE, Guatemala.


Definiciones

https://www.lausanne.org/about/lausanne-standards/about-the-lausanne-standards

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.