De: Enfermedades transmisibles – Paso a Paso 112

Cómo reducir la propagación y el impacto de las enfermedades que se transmiten de una persona a otra

A pesar de que las enfermedades transmisibles comunes pueden evitarse y tratarse, siguen cobrándose numerosas vidas de niños y niñas pequeños cada año, principalmente, en las regiones más pobres del mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, en 2018, la neumonía, la diarrea y la malaria fueron la causa del 29 % de las muertes de niños y niñas menores de cinco años en el mundo.

Neumonía

La neumonía es una infección peligrosa que afecta los pulmones. Puede ser causada por una bacteria, un virus o un hongo. Cuando alguien tiene neumonía, sus pulmones están congestionados con líquidos que dificultan la respiración y causan dolor. Además, puede presentar tos y fiebre. Si la neumonía se detecta a tiempo, usualmente se la puede tratar eficazmente con antibióticos.

La neumonía es la principal enfermedad infecciosa que provoca la muerte de niños y niñas menores de cinco años. Muchas de estas muertes se relacionan con la desnutrición, el saneamiento inadecuado, un acceso deficiente a la atención de salud y la contaminación de ambientes interiores causada por hornillos y humo de cigarrillos.

Para proteger a los niños y las niñas de la neumonía, lo más recomendable es hacer lo siguiente:

La leche materna es lo mejor

La leche materna contiene anticuerpos que ayudan a los bebés a combatir los virus y las bacterias. Los bebés que se alimentan de leche materna de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida y que continúan amamantándose hasta los dos años contraen menos infecciones auditivas y enfermedades respiratorias y presentan menos episodios de diarrea.

Diarrea

Entre el 70 y el 90 % de las muertes infantiles causadas por una diarrea grave acuosa pueden prevenirse con una solución de rehidratación oral. Los suplementos de zinc también ayudan y el uso selectivo de antibióticos puede ser recomendable en ciertas circunstancias.

Para proteger a los niños y las niñas contra la diarrea, lo más recomendable es hacer lo siguiente:

Preparación casera de una solución de rehidratación oral

Agregue seis cucharaditas al ras de azúcar y media cucharadita al ras de sal en un litro (cinco tazas) de agua potable. Revuelva hasta disolver el azúcar. Anime a la persona que tiene diarrea a beber la solución lo más posible para evitar deshidratarse. Si tiene vómitos, debe beber la solución dando pequeños sorbos a intervalos regulares.

Para más información, visite https://www.unicef.org/spanish/health/index_childsurvival.html

Resistencia a los antibióticos

Desde su descubrimiento, los antibióticos han salvado millones de vidas. Sin embargo, su abuso generalizado hace que la bacteria cree cada vez más resistencia a ellos. Esto dificulta el tratamiento de enfermedades causadas por estas bacterias.

La prevención de infecciones reduce la necesidad de administrar antibióticos y desacelera el desarrollo de la resistencia a ellos. Para prevenir las infecciones, se debe vacunar a los niños y niñas contra las enfermedades infecciosas comunes y lavarse las manos con jabón de forma regular.

Además, debe tenerse en cuenta lo siguiente:

Los antibióticos no sirven para el tratamiento de infecciones virales como los resfriados y la gripe. Tomar antibióticos cuando no se los necesita crea resistencia a ellos.

Lectura adicional

childrenforhealth.org

Children for Health se dedica a preparar a niños y niñas para que puedan comunicar mensajes esenciales sobre temas de salud en sus familias y comunidades. Descargue de forma gratuita mensajes, libros y pósteres, y recursos para teléfonos inteligentes o tabletas sobre temas de salud en varios idiomas.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse