Pasar al consentimiento de las cookies

De: La seguridad de los alimentos – Paso a Paso 32

La importancia de producir, procesar, almacenar y distribuir alimentos a escala local

por los Drs Neela Mukherjee y Amitava Mukherjee.

Para los 350 millónes de gente que vive bajo el umbral de la pobreza en la India, el asegurar la alimentación es un asunto de vida o muerte. La agricultura mantiene alrededor del 70% de la población de la India, la mayoría de la cual posee menos de 2 hectáreas de tierra.

Creemos que un hogar, una comunidad o una nación tiene asegurada la alimentación si:

Hay tres tipos principales de alimentos a disposición de los pequeños agricultores

En las últimas dos décadas, el rendimiento de granos alimenticios (tales como el trigo, el arroz y el maíz) provenientes de la agricultura intensiva han crecido de manera increíble, tres o cuatro veces en la India. Sin embargo, el rendimiento de la agricultura no intensiva que produce cosechas tales como frijoles y lentejas, la mayor fuente de proteínas para los pobres, ha disminuido.

Esto está acarreando un cambio en los hábitos alimenticios. Las variedades tradicionales de cereales están desapareciendo a media que el arroz y el trigo se apoderan de los mercados. Incluso las variedades regionales de arroz y trigo están escaseando. Esto significa que la primera condición enumerada anteriormente, alimentos que sean culturalmente aceptables, está desapareciendo con rapidez. La agricultura intensiva está llevando a muchos pequeños agricultores a contraer deudas para comprar los insumos necesarios. Por lo tanto, la segunda condición está también amenazada debido a que la capacidad de los agricultores para comprar alimentos se reduce. Las mujeres son a menudo las más afectadas a medida que se deteriora la seguridad de la alimentación. Pueden verse obligadas a pasarse largas horas trabajando fuera del hogar para juntar dinero adicional para comprar alimentos. Están bajo la presión de administrar la distribución de la comida dentro de la familia y están más expuestas a quedarse sin comer ellas mismas para que los niños coman lo suficiente.

La cosecha de alimentos proporciona alimento tanto para comer dentro del hogar como para vender. Este tipo de alimentos a menudo contiene vitaminas y minerales esenciales. Durante las hambrunas, sequías y otros desastres, es una valiosa fuente de alimentos, lo que la define como ‘alimento del hambre’.

Hay pocas estadísticas que revelen la cantidad de alimentos que se recolectan en realidad. Los estudios de N S Jodha (1986) en las regiones áridas de la India encontraron que hasta un tercio de los requerimientos alimenticios de la gente se satisfacía mediante esta fuente.

Cambios en la seguridad de los alimentos

Otras investigaciones han confirmado que son mayoritariamente las mujeres las que organizan el suministro de alimentos y utilizan alimentos silvestres o recolectados para complementar la dieta. Los rápidos crecimientos en la producción de granos que se han dado en la India no reflejan un mejoramiento similar en la seguridad de la alimentación en los sectores más pobres de la India. Esto se puede demostrar claramente con la investigación llevada a cabo en la aldea de Krishna Rakshit Chak, Distrito de Midnapore, Bengala Occidental. Los aldeanos pertenecen a la tribu Lodha y son en su mayoría peones pobres y sin tierras.

Se llevaron a cabo ejercicios participativos con las mujeres de Krishna Rakshit Chak para descubrir:

Se les pidió a las mujeres que preparasen calendarios por estaciones del año sobre disponibilidad y variedad de alimentos. Utilizando pequeños guijarros, pudieron mostrar la disponibilidad de alimentos a lo largo del año y las cantidades disponibles. Luego utilizaron hojas de diferentes tipos, varillas y ramitas para mostrar la disponibilidad y consumo de una variedad de alimentos de recolección. En este caso, las cantidades consumidas fueron simplemente estimativas.

Los investigadores regresaron un poco más de dos años más tarde, en 1995, y se pidió a las mujeres que hicieran un calendario que indicara cualquier cambio que se hubiese producido.

Resultados

Las mujeres mantuvieron informaciones sobre los difierentes alimentos silvestres que se encontraban disponibles. Ellas son las que normalmente tienen la responsabilidad de recolectar alimentos y prepararlos.

Ambos calendarios por estaciones revelaron prolongados períodos de hambre. Esto a pesar de las estadísticas gubernamentales que muestran cosechas récord de la agricultura intensiva y grandes reservas gubernamentales de alimentos. En 1995 los períodos de hambre fueron aun más prolongados y más severos. Parece que a pesar de las estadísticas oficiales que indican lo contrario, los más pobres enfrentaron una mayor incertidumbre en 1995 que en 1993 en cuanto a los alimentos.

Los aldeanos preferían el arroz como alimento principal. Su consumo de arroz variaba de acuerdo a su disponibilidad y precio y a su propia capacidad para encontrar trabajo y obtener un ingreso. Después de la cosecha (en Argrhayan y Poush, entre mediados de noviembre y mediados de enero) los precios son bajos y el abastecimiento abundante. Era en este período que se comía más arroz. El precio del arroz era el factor más importante en cuanto a si escogían comprar arroz o algún otro alimento básico.

Los aldeanos encontraban trabajo con facilidad durante el tiempo de las cosechas y por lo general después de ella, aventando y limpiando el arroz. Como el precio del arroz es bajo en este período y había por lo general ingresos disponibles por concepto de trabajo ocasional, los aldeanos compraban todo el arroz posible para los meses siguientes.

Cuando se terminan las actividades agrícolas de la estación, los aldeanos se ganan la vida mediante la venta de pescado y leña mientras consumen el grano comprado con anterioridad. Más adelante en el año, la vida se torna más difícil, el precio de los alimentos sube y hay varios meses de hambruna en los que la gente depende fuertemente de la recolección de alimentos. Entre 1993 y 1995 la longitud del período de hambruna se extendió de 5 a 8 meses. En 1995 la cantidad de alimento silvestre y recolectado que se encontraba disponible había disminuido.

Cuando se les preguntó a los aldeanos por qué se había producido una disminución de los alimentos recolectados en 1995 (que habían incluido caracoles, calabazas, pepinos amargos, espinaca, hojas, hierbas, bananas verdes y plantas acuáticas silvestres), sus explicaciones fueron fascinantes.

Primero dijeron que en 1993 tenían acceso libre a los campos de agricultores relativamente acaudalados, quienes les dejaban recolectar los alimentos que no tenían intención de utilizar. Sin embargo, estos agricultores que con anterioridad eran relativamente acaudalados, tenían ahora dificultades para hacer dinero suficiente y habían comenzado a vender sus alimentos de hambre en los mercados de la localidad.

En segundo lugar, mencionaron que el tamaño de las tierras de uso colectivo se está reduciendo rápidamente. Las tierras de uso colectivo se usan ahora para fines tales como forestación social. Esto significa que las mujeres y los niños tienen que caminar distancias más grandes para recolectar alimentos silvestres.

Conclusiones

A pesar de los informes oficiales de ‘cosechas de alimentos récord’ y de un crecimiento de la economía que supuestamente beneficia a todos los hogares, el hambre se ha incrementado en esta aldea. La pérdida del acceso a los alimentos silvestres y recolectados ha extendido los períodos de hambruna y ha quitado la red de seguridad proporcionada por la naturaleza. El estado había dado ayuda cavando estanques para la crianza de peces y para irrigación. Sin embargo, esto tendía a beneficiar solamente a los terratenientes.

La necesidad de ayudar con estrategias para la supervivencia de los sin tierra y los más pobres de la sociedad continúa siendo un motivo de gran preocupación para esta comunidad y para muchas otras.

La Dra Neela Mukherjee es Catedrática de Economía en la National Academy of Administration, Mussoorie, UP 248 179, India. Su esposo, el Dr Amitava Mukherjee, es Director Ejecutivo de Action Aid India, 3 Rest House Road, PO 5406, Bangalore 560 001, India.

COMENTA LA DIRECTORA ¿Sería posible intentar ejercicios participatorios similares en su localidad para ayudar a comprender las necesidades de la gente y la situación de la seguridad de los alimentos?

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.