De: La salud animal – Paso a Paso 34

Diferentes maneras de mejorar y proteger la salud de los animales

por Ines Vivian Domingo.

El uso de plantas para curar las dolencias es una práctica ancestral. La preparación de medicamentos vegetales sigue siendo una parte importante del cuidado de salud tanto para los humanos como para el ganado, especialmente en las regiones rurales. Los pequeños agricultores y los que tienen una economía de subsistencia de las comunidades remotas dependen en gran medida del uso de plantas medicinales debido a la falta de veterinarios y de medicamentos veterinarios modernos. E incluso si éstos estuviesen a su disposición, de todas maneras los agricultores difícilmente podrían pagar por los servicios o comprar las medicinas. Las plantas medicinales, de la mano con la nutrición adecuada y la prevención de enfermedades, pueden ayudar a proporcionar salud animal barata.

En las páginas centrales se da una lista de las plantas que se encuentran comunmente en los trópicos y que ya han sido bien estudiadas, probadas en terreno, usadas ampliamente y reconocidas como efectivas por los agricultores. Se listan las partes de las plantas que se utilizan y sus usos conocidos, junto con el método de prepararlas y de administrarlas. (La mayoría de las plantas mencionadas aquí tambien pueden usarse en los humanos. Sin embargo, primero se deben seguir las recomendaciones del hierbatero de la localidad).

Las dosis indicadas son para el ganado adulto y para los carabaos (búfalos). A los animales más nuevos o más pequeños tales como las cabras, ovejas y cerdos se les puede dar la mitad de estas dosis recomendadas. Al igual que con los medicamentos veterinarios comerciales, las dosificaciones están determinadas en parte por el peso del animal, por lo que la cantidad a administrarse al ganado adulto de tamaño pequeño sería menor que la dosis para los adultos de gran tamaño. Algunas de las dosis administradas están en la gama de media a una taza a causa de la variación en peso y tamaño de los animales. Se debe ajustar la cantidad a usar de acuerdo a las necesidades.

Usar sólo un medicamento natural por vez. De esta manera será más fácil determinar la causa de cualquier mejoramiento de la condición del animal que si se usara una mezcla de plantas.

Plantación, recolección, cosecha y procesamiento

Aunque la mayoría de las plantas medicinales crecen en forma silvestre, las familias de los agricultores obtienen mejores resultados si las cultivan en sus propias huertas. Si se enferma un animal, la planta está al alcance fácilmente sin la necesidad de caminar largas distancias para encontrar la planta requerida.

El momento y método apropiado de cosechar las plantas medicinales son muy importantes. Las plantas contienen elementos activos (los componentes responsables por el valor medicinal de la planta) que se ven afectados por factores tales como la temperatura, la humedad y la luz, además de la forma en que se manipulan durante la cosecha.

En general, es mejor cosecharlas en la mañana de un día cálido y soleado.Las diferentes partes de la planta requieren diferentes métodos de recolección:

Recolectar sólo las partes recomendadas, ya que la distribución relativa del ingrediente activo varía dentro del cuerpo de la planta. A veces la raíz o las semillas pueden contener una mayor cantidad del ingrediente activo o viceversa. Recolectar sólo de las plantas que estén saludables, sin señales de daño, enfermedades o anormalidades.

El secado adecuado es necesario si la medicina recomendada necesita secarse o almacenarse para uso futuro. El material de la planta puede secarse al sol o al aire. Las hojas adecuadamente secadas se rompen con facilidad Se pueden secar pequeñas cantidades en un receptáculo transparente de gran tamaño como por ejemplo un frasco grande sin tapa junto a una ventana soleada. Las cantidades grandes se pueden colgar en atados, canastos o bolsas de malla en un lugar sombreado a la interperie o esparcidas sobre una estera limpia en un lugar cubierto que sea tibio y seco. No secar sobre aceras de concreto o sobre techos ya que el calor excesivo destruirá algunos de los ingredientes activos.

Guardar los medicamentos naturales en receptáculos que no dejen entrar el aire. La humedad favorece la formación de mohos y otros microorganismos (también la infestación de insectos), lo que da por resultado la destrucción del ingrediente activo y el deterioro del medicamento. Almacenar el receptáculo en un lugar fresco y seco, fuera del alcance de la luz directa. Por último, etiquetar el receptáculo, indicando el nombre de la planta y la fecha de recolección. 

Ines Vivian Domingo es Coordinadora del SEA Media Support Program, Studio Driya Media, Jl Makmur 16, Bandung 40161, West Java, Indonesia. Se especializa en el desarrollo de material educacional para apoyar los esfuerzos de desarrollo comunitario. Con 15 años de experiencia, provee capacitación en comunicación y producción de medios además de llevar a cabo trabajo de consultoría.

Referencias:

Paraveterinary Medicine: An Information Kit on Low-cost Health Care Practices IIRR – YC James Yen Center, Filipinas 1996

Medicinal Uses of Upland Vegetation (information sheet from Agroforestry Technology Information Kit) IIRR (International Institute of Rural Reconstruction), Filipinas 1994

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Equipar a personas de todo el mundo que trabajan para acabar con la pobreza y la injusticia

Siguiente artículo de este número de Paso a Paso

Este recurso es de Paso a Paso 34

Recursos relacionados