De: Tecnologias apropiadas – Paso a Paso 46

Ideas que podemos probar y adaptar para responder a las necesidades locales

GANADOR DEL CONCURSO

por Revd Francis King’ang’a.

La sal tradicional africana o lye (uvusaaru) se ha usado por generaciones en nuestra región de Kenya Occidental. En recientes años ha sido reemplazada por sal de mesa común. Lye se usó para la cocción de las verduras y para hacer jabón además de algunos fines medicinales. La gente más vieja cree que el uso de lye para la cocina diaria ayuda a que la gente viva mucho más tiempo debido a sus beneficios médicos.

 


(GANADOR DEL CONCURSO)

Es muy fácil de producir lye de todos los tipos de vegetación local. En esta región usamos principalmente la corteza del frijol y del maíz, hojas de papaya, pasto y cañas de papiro, las que tienen pocos otros usos aquí.

La vegetación se corta y quema mientras está todavía verde. Las cenizas se recolectan y almacenan en un recipiente grande.

La ceniza se mezcla luego con agua de lluvia en recipientes más pequeños y se pasa varias veces a través de telas limpias para quitar las partículas de suciedad. El líquido filtrado se guarda en vasijas grandes o botellas de plástico. Este líquido también puede calentarse a alta temperatura en cacerolas y permitirse que se evapore para dejar cristales de sal. El producto final es así sal líquida en solución o cristales de sal.

Nosotros empezamos a producir lye en 1997 como un proyecto de iniciativa poseída por la comunidad aquí en Vihiga. Ha animado el uso de tecnología local y ha proporcionado una actividad generadora de ingreso para la gente. Hemos acordado pedir que el lye sea analizado en un laboratorio científico para saber el equilibrio de ingredientes que contiene.

El Reverendo Francis King’ang’a es el Co-ordinator de Proyecto del Centro de Producción de Lye de la Comunidad de Vihiga, PO Box 1071, Maragoli, Vihiga, Kenya.

Usos de la sal de lye

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse