Pasar al consentimiento de las cookies

De: Renovación urbana – Paso a Paso 67

Los moradoress de barrios marginales están transformando sus comunidades

Leer Isaías 52:7

Este pasaje del profeta Isaías también lo cita el apóstol Pablo (Romanos 10:15).

Aquí donde trabajo en los barrios bajos de Kong Toey, Bangkok, la mayoría de la gente tiene pies feos. El llevar chancletas desgastadas sobre el pavimento caliente hace que los pies más suaves se endurezcan y desgasten. Aquí tales pies son a menudo una indicación de pobreza. La gente puede ponerse una camisa limpia pero sus pies estropeados dicen a los demás de dónde son.

Foto: Isabel Carter /Tearfund

Foto: Isabel Carter /Tearfund

¡Qué contraste con los pies de los trabajadores bien pagados! Ellos probablemente llevan calcetines todos los días y usan transporte.

Sin embargo, yo no creo que Jesús haya tenido los pies bonitos y perfumados. En sus viajes caminaba por esos caminos polvorientos y sucios de Palestina en el siglo primero. Sus ásperos pies terminaron con las cicatrices de los clavos martillados a través de ellos. Sus pies lo llevaron a lugares difíciles dónde mostró una nueva manera de vivir. Nosotros sólo podemos compartir las buenas noticias del Evangelio viviéndolo y haciéndolo una realidad para los pobres.

La palabra griega para bonito es horaios. Esto es realmente más cercano a nuestra palabra ‘oportuno’. El verso es más sobre pies que traen noticias oportunas, lo que tienen una belleza eterna.

En un mundo con mil millones de habitantes en los barrios bajos urbanos ¿a qué deben parecerse nuestros pies? Los pies que se ponen feos por el bien de los pobres, mientras ayudan a luchar contra la pobreza y las privaciones, tienen una verdadera belleza que cuenta para la eternidad. Mucho de lo que es considerado bonito ahora es una pérdida de tiempo en la eternidad. Para 2025 habrá dos mil millones de habitantes de los barrios bajos urbanos, ¡por lo que necesitamos muchos más pies feos aunque ‘bonitos’!

El autor, Ashley Barker, trabaja para Urban Neighbours Of Hope (Vecinos urbanos de la esperanza) en el Centro Comunitario Kloeng Toey, Bangkok. E-mail : ashbarker@unoh.org Sitio web: www.unoh.org Recientemente ha publicado un libro sobre sus reflexiones personales, Make poverty personal.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.