Foto: Marcus Perkins

De: Cuidado de la salud en el hogar – Paso a Paso 74

La importancia del cuidado de la salud en el hogar

por el Dr. Shobha Arole 

Foto: Jim Loring

Foto: Jim Loring

En todo el mundo cuando las personas están enfermas tienden a confiar en los doctores y en la toma de medicamentos, sea la enfermedad menor o más grave. Sin embargo, la mayoría de las dolencias menores pueden atenderse en la casa. Puede enseñarse a los padres y a otros cuidadores a reconocer las enfermedades comunes. Ellos pueden aprender técnicas simples que pueden utilizar para tratar estas enfermedades en el hogar. Esto empodera al cuidador, disminuye el costo del cuidado e implica que las personas no tienen que viajar a un hospital a menos que sea una emergencia.

A continuación algunas pautas simples para tratar problemas comunes de salud.

Desnutrición 

Una buena nutrición es vital para mantener la buena salud, y es particularmente importante para los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las personas que están enfermas. Comer suficiente alimento bueno y nutritivo ayuda al cuerpo a crecer bien, a resistir las enfermedades y a recuperarse de las dolencias. Cuando los niños están desnutridos o enfermos a menudo se muestran irritables y no quieren comer. Los padres podrían cansarse y dejar de intentar alimentar a su hijo. Esto empeora la condición del niño. La alimentación requiere paciencia y persistencia. Ofrezca pequeñas cantidades con frecuencia. No trate de obligar la alimentación, en cambio continúe animando al niño a comer. (Paso a Paso 72).

Monitorear y registrar el peso de un niño cada mes puede advertirnos tempranamente de un problema de salud o de nutrición. Esto es especialmente importante durante los primeros dos años. Debe tomarse acción rápidamente si el peso del niño disminuye o no aumenta a ritmo constante. Enseñar a los cuidadores sobre el monitoreo del crecimiento ofrece la oportunidad de discutir cómo asegurar una buena salud y nutrición.

Muchas mujeres adultas son anémicas. Esto puede deberse a que no comen suficientes alimentos nutritivos debido a la pobreza o a las prácticas culturales. Las señales de anemia incluyen palidez en el interior de los párpados y las encías, debilidad y fatiga. Es muy importante que las mujeres coman suficientes alimentos nutritivos como vegetales verdes, huevos, carne y legumbres, especialmente durante el embarazo y después de dar a luz.

Diarrea

La diarrea es particularmente peligrosa para los bebés y los niños pequeños. Por lo general, no requiere de medicamentos pero debe tenerse un cuidado especial porque los bebés y los niños pequeños pueden morir muy rápidamente de deshidratación (falta de agua en su cuerpo). Para tratar la diarrea y evitar la deshidratación es importante dar a beber líquido adicional inmediatamente y continuar la alimentación. En el caso de los bebés menores de seis meses debe continuarse ofreciendo leche materna a menudo. Si se necesitan más líquidos, entonces ofrezca agua que sea apta para el consumo; como agua que haya sido hervida y se haya enfriado. En el caso de los niños mayores de seis meses y adultos algunas opciones de líquidos son:

LÍQUIDOS BASADOS EN ALIMENTOS como sopa casera, agua de arroz, agua de coco o bebidas de yogur.

SOLUCIÓN DE SAL Y AZÚCAR Mezclar un litro de agua apta para el consumo con una cucharadita rasa (dos pizcas) de sal y ocho cucharaditas rasas (dos puñados) de azúcar. Antes de agregar el azúcar, pruebe la bebida para verificar que no esté demasiado salada. Debe estar menos salada que las lágrimas. Agregue el jugo de media lima, limón o naranja para mejorar el sabor.

BEBIDA DE CEREAL Mezclar un litro de agua apta para el consumo con una cucharadita rasa de sal y ocho cucharaditas colmadas de cereal como arroz en polvo, maíz bien molido, harina de trigo, sorgo, o papas cocinadas y majadas. Hierva durante cinco minutos para formar una papilla aguada. Las bebidas de cereal se echan a perder en pocas horas, por lo que deben mantenerse en el refrigerador o hacerse una bebida nueva cada dos o tres horas.

Si son preparadas correctamente, las bebidas de cereal a menudo son menos costosas, más seguras y más efectivas que los paquetes de Sales para Rehidratación Oral que pueden adquirirse en muchas localidades. Si se utilizan los paquetes de Sales para Rehidratación Oral, es muy importante saber la cantidad exacta de agua apta para el consumo que es necesario agregar.

Proporcione tanto líquido adicional como desee la persona, ofreciendo pequeños sorbos a menudo, aún si la persona vomita. Los niños menores de dos años deben tomar media taza después de cada deposición acuosa. Ofrezca esta bebida lentamente en una taza o usando una cucharadita en lugar de un biberón. Los niños mayores necesitan por lo menos una taza por cada deposición acuosa. Un adulto debe beber una o dos tazas adicionales por hora. Si es posible, también ofrezca suplementos de zinc acorde con las pautas médicas locales. Éstos deben tomarse lo más pronto posible una vez iniciada la diarrea y continuar tomándose por 10–14 días.

Tos y resfriados

No se necesita medicina. La inhalación de vapores puede ayudar a mejorar la dificultad para respirar. Coloque un tazón con agua caliente y humeante de manera que la persona pueda aspirar el vapor. Puede ser de ayuda colocar una sábana liviana sobre la cabeza de la persona y el tazón de agua. Tenga cuidado de no colocar el tazón tan cerca que el vapor o el tazón caliente queme la cara de la persona. Si una tos persiste durante un largo tiempo debe acudirse al médico.

Fiebre

A los niños les da fiebre a menudo. Cuando un niño tenga una alta temperatura moje un paño con agua tibia (ni muy caliente ni muy fría) y úselo para enfriar el cuerpo del niño. No arrope al niño en mantas. Asegúrese de que el niño beba mucho líquido y coma con frecuencia. Asegúrese de que el agua que se le ofrece al niño es apta para el consumo. Si la fiebre persiste por más de 24 horas busque asistencia médica, especialmente si la malaria es común en su zona.

Lesiones

Cuando ocurren accidentes, un tratamiento rápido y mantener las heridas limpias contribuirán con la recuperación y evitarán una infección.

Si alguien se cae y se fractura un brazo o una pierna, coloque el miembro lesionado en la posición más natural e indolora. Mantenga dicha extremidad recta y apóyela atándola a una tablilla. Tenga cuidado de no atarla muy apretadamente. Puede hacerse una tablilla de un pedazo recto de madera u otro material. Lleve a la persona al hospital o centro de salud más cercano.

Si alguien se corta y está sangrando abundante mente haga que la persona se eche. Alce y apoye el área de manera que esté más alta que el corazón de la persona. Lávese usted las manos con agua y jabón. Para protegerse contra el VIH evite hacer contacto con la sangre utilizando guantes de plástico o fundas plásticas sobre sus manos. Limpie la herida con agua limpia, asegurándose de retirar toda la suciedad, y cúbrala con un paño limpio. Presione la herida con su mano para detener el sangrado. Asegure este paño atando otro paño limpio firmemente alrededor de la herida. No lo ate tan apretadamente que detenga por completo el flujo de sangre. Acuda al médico si:

Convulsiones

A veces un adulto o un niño sufre una convulsión (ataque). Si esto ocurre, no intente contenerlo, más bien quite de en medio los objetos de manera que la persona no se lesione. Trate de evitar una caída. Coloque a la persona de manera que esté echada sobre uno de sus costados, para evitar que se ahogue con su vómito o saliva. Lleve a la persona al hospital lo más pronto posible. Las personas que tienen convulsiones a menudo, no deben acercarse al fuego ni a las fuentes de agua, ni subir a lugares altos, por si acaso ocurre una convulsión.

Muchas convulsiones pueden evitarse con medicinas simples, de manera que consulte con un trabajador de la salud.

Mordedura de serpiente

Si una persona es mordida por una serpiente, lave el área de la mordedura inmediatamente. Envuelva el área mordida con un vendaje ancho o un paño limpio pero no lo ate tan apretadamente que se detenga el flujo de sangre. Entablille el miembro para minimizar el movimiento y lleve a la persona al hospital tan pronto como sea posible. Trate de identificar el tipo de serpiente.

Cómo ofrecer cuidado

A menudo sólo sentarse con una persona que está enferma o herida, hablarle y alen tarla puede ayudarla a mantenerse calmada y sentirse mejor. Con un poco de información básica sobre el cuidado de la salud, junto con amor y preocupación por la persona a quien están cuidando, los cuidadores pueden hacer una diferencia efectiva en la salud familiar. El cuidado en el hogar es tan importante como el cuidado que se realiza en el hospital.

El Dr. Shobha Arole es el Director Asociado del Proyecto de Salud Comunitaria Rural para Jamkhed.

PO Jamkhed,  Dist. Ahmednagar, Maharashtra, 413201, la India. 

E-mail: shobha@jamkhed.org 


Cómo tratar quemaduras

Para quemaduras menores que no forman ampollas, coloque la parte quemada en agua fría inmediatamente y durante diez minutos. Esto deberá evitar que la quemadura se torne más grave. No se necesita otro tratamiento. Para quemaduras más graves acuda el médico si es posible. Si la ayuda médica se encuentra muy lejos, a continuación le proporcionamos algunas pautas:

Si aparecen signos de infección, aplique paños mojados en agua de sal tibia (una cucharadita de sal por cada litro de agua). Cambie los paños tres veces al día. Antes de usarse, hierva tanto el agua como el paño. Quite con cuidado la piel muerta. Pueden ser necesarios antibióticos por tanto, consulte con un trabajador de la salud.

Adaptado de Donde no hay doctor (Edición Revisada 2007), por David Werner con Carol Thuman y Jane Maxwell, publicado por la Fundación Hesperiana


Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse