Ver o descargar este recurso

Obtenga este recurso

A menudo, cuando las personas piensan sobre el cuidado de la salud, piensan en hospitales y profesionales de la salud. Las personas que al rededor del mundo viven en comunidades remotas y en situación de pobreza, bien sea en zonas rurales o urbanas, a menudo tienen poco acceso a estos servicios médicos formales. Sin embargo, con información y destrezas básicas, las personas pueden hacerse responsables de ocuparse de la mayoría de sus propias necesidades de salud y de las de su familia en el hogar.

Evitar que ocurran las enfermedades y los accidentes es igual de importante que el tratamiento. Muchas enfermedades comunes son prevenibles con medidas de higiene y saneamiento simples, como asegurarse de que el agua utilizada para beber sea apta para el consumo, y lavarse las manos antes de comer o de preparar alimentos. Una buena nutrición es vital para mantener la salud.

En este número

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Equipar a personas de todo el mundo que trabajan para acabar con la pobreza y la injusticia