Pasar al consentimiento de las cookies
Foto: Esther Harder

De: Compartiendo ideas – Paso a Paso 75

Los lectores de Paso a Paso comparten ideas relacionadas con su trabajo

Vivo en el municipio de Nsukka, el pueblo principal de la región de Nsukka en el estado de Enugu, Nigeria. Durante más de tres décadas he visto con consternación cómo se deteriora nuestro medio ambiente. He visto residuos, como las bolsas de plástico y otros empaques, cubrir nuestro hermoso paisaje verde.

La mayoría de nosotros ni siquiera se da cuenta del daño que nos hacemos a nosotros mismos, porque nadie nos desafía mientras usamos y tiramos estos desperdicios a las calles. Estos plásticos son muy baratos y no existen esfuerzos obvios para detener ni controlar esta práctica de arruinar el paisaje con estos residuos. No es solo una cuestión de contaminar el panorama, los plásticos obstruyen las vías fluviales lo que provoca una fuerte erosión. El agua se acumula y ofrece una zona de reproducción para los microbios e insectos que propagan enfermedades – esto se refleja en las muy altas tasas de mortalidad en esta zona.

Destrezas que están desapareciendo

Foto: Tearfund

Foto: Tearfund

Otra tendencia difícil de enfrentar es el asunto de nuestras artesanías locales, una de las cuales es la cestería. Los tradicionales tejedores de cestas están envejeciendo y la generación más joven tiene poco interés en esta artesanía tradicional pues no está incluida en ningún plan de estudios en el sistema escolar formal. Me preocupa que la tradición de la cestería se desvanezca. Estas cestas se tejen en diferentes tamaños y formas y se usan para cargar cosas y almacenar nueces de palmera, cereales y nueces de kola en el hogar. Por lo general, son muy hermosas y realizadas con esmero y perduran mucho tiempo cuando se las mantiene. Estas cestas se tejen tradicionalmente de materiales recolectados de las frondas de palma que crecen en abundancia en esta zona. Yo lo veo como un material muy respetuoso del medio ambiente con el cual reemplazar las bolsas de plástico que ensucian el entorno.

Como artista con un interés en el medio ambiente, tengo un plan, que espero dé buenos resultados, para resolver el problema de dañar el medio ambiente con residuos plásticos y también para dar respuesta a la pérdida gradual de una habilidad artesanal tradicional. Quiero iniciar una campaña a favor de la práctica de la separación de los residuos, la realización de compostaje y sobre todo, el uso de cestas tejidas localmente en lugar de bolsas y envases de plástico. Esta campaña usaría todos los medios de comunicación local disponibles en Nsukka. Uno de dichos medios es la oportunidad que ofrece la tradición de las casas de luto. En esta zona cuando fallece una persona, las mujeres de la familia inmediata y del clan familiar se reúnen en la casa del fallecido. Se espera que se mantengan reunidas en duelo durante una o dos semanas. Allí pueden compartirse y desarrollarse muchas ideas. También voy a usar afiches, pancartas y folletos.

Voy a organizar un taller para los mejores tejedores de cestas de Nsukku y sus alrededores para presentarles los nuevos diseños que yo he realizado. Al final del taller elegiré a los diez mejores tejedores de cestas y trabajaré con ellos durante un periodo de un mes y medio. Luego exhibiré los productos del taller y buscaré clientes locales y no locales. También buscaré aliarme con la agencia para la protección del medio ambiente para colocar estas cestas en lugares estratégicos, como paradas de autobuses y centros comerciales, para la recolección de residuos a prueba de agua y de otros residuos livianos que no se descompongan que también usaré como material para el trabajo artesanal.

Cambio de actitud

En mi opinión la producción y el uso en masa de cestas bien tejidas traerán un asombroso cambio en el pensamiento de la generación más joven y le ofrecerá subsistencias económicas sostenibles. Estas cestas son un medio conveniente para la recolección de residuos livianos como los plásticos, y para su adecuada eliminación.

Existe un dicho local que habla sobre ‘echar agua en una cesta’, que implica que existen esfuerzos que no producen nada bueno. Este dicho es una metáfora para la cultura actual de codicia y despreocupación por el futuro de nuestro medio ambiente. Sin embargo, yo opino que con un esfuerzo coordinado puede haber un cambio total en la actitud de las personas hacia sus propias tradiciones, valores y cultura y la manera en que estamos tratando a nuestro medio ambiente.


Sra. Amuche Nnabueze (née Ngwu), Bishop Shanahan Hospital, PO Box 19, Nsukka, Enugu State, Nigeria

Email: amuche_n@yahoo.com

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.