Foto: Geoff Crawford/Tearfund

De: Microempresa – Paso a Paso 80

Cómo iniciar y administrar un pequeño negocio exitosamente

por Mija den Hartog

‘Abrí un negocio por primera vez en 1990. Antes de abrirlo a menudo iba a la ciudad a vender vegetales. Cuando iba allá veía a muchas personas que venían de sus aldeas a comprar bienes en los kioscos (pequeñas tiendas) propiedad de personas que no eran papuanos [los papuanos son uno de los principales pueblos de Indonesia; el mismo incluye muchos grupos étnicos menores]. Tuve la idea de que yo podía tener un kiosco como este en mi propia aldea y producir tanto dinero como esas personas en la ciudad. Ahorré un poco de dinero e instalé un kiosco. Pero, desafortunadamente, mi empresa fracasó. Intenté llevar mi propio negocio durante 16 años, pero fracasé una y otra vez. Fracasé debido a los malos hábitos, como los juegos de azar y la embriaguez, pero más importante aún, por la falta de conocimientos sobre los negocios.’

Charles Asso monitoreando su empresa.  Photo: Ferdinand Chondy/Yayasan Oikonomos Papua

Charles Asso monitoreando su empresa. Photo: Ferdinand Chondy/Yayasan Oikonomos Papua

Este es un resumen de la vida empresarial de Charles Asso, un hombre que no se dio por vencido luego de que su negocio fracasara varias veces durante 16 años. No obstante, su gran perseverancia no pudo garantizar que su kiosco sobreviviera. Las personas como Charles deben aprender cómo abordar las situaciones culturales. 

En nuestra organización, Yayasan Oikonomos Papua, a menudo conocemos a hombres y mujeres como Charles Asso. Desde sus inicios, Yayasan Oikonomos Papua empezó a dar apoyo a las personas ofreciéndoles la oportunidad de unirse a cursos en nuestra escuela de negocios y de recibir microcrédito. Pronto nos dimos cuenta que esto no era suficiente apoyo, de modo que iniciamos nuestro ‘Programa de incubadora’. Ahora las personas pueden unirse a unidades para la capacitación, como un kiosco o una tienda de alquiler de computadoras, para ser capacitados en un ambiente comercial durante varios meses. Esto significa que estarán mejor preparados para mantener la actividad comercial una vez que haya sido iniciada. A través del programa también entrenamos a las personas a largo plazo proporcionándoles capacitación de seguimiento. El entrenamiento y el acompañamiento a largo plazo son factores clave para el éxito. 

Cómo superar las dificultades

Existen muchas dificultades que los empresarios papuanos deben superar. Las siete dificultades clave que ellos enfrentan son:

Los empresarios regalan bienes y dinero a los familiares, lo que significa que pierden ingresos y no es posible reinvertir en el negocio. (Los papuanos se sienten obligados a hacer esto para mantener las relaciones y evitar las maldiciones que se vinculan a sus raíces animistas).

No llevar una buena contabilidad ocasiona que se gaste de manera irresponsable. 

Los empresarios no tienen disciplina ni motivación para trabajar arduamente para la empresa, porque tienen bajas expectativas de éxito. 

No existe una buena infraestructura de transporte en Papua Occidental lo que les dificulta a los propietarios de empresas transportar sus productos al mercado. 

Los papuanos están ‘programados’ con el sistema de estrato social de Indonesia. Por ejemplo, trabajar en un kiosco es para los javaneses, la horticultura es para los papuanos y los carpinteros son las personas del pueblo de Manado. Esto provoca baja autoestima y una falta de motivación para romper con esta forma de pensar. 

Los papuanos con frecuencia deben pagar precios más altos por la materia prima que los que no son papuanos y, por lo tanto, deben cobrar precios más altos para obtener una ganancia.

El incremento en precios de los insumos crea dificultades para obtener una ganancia.

Para mejorar la microempresa recomendamos las siguientes acciones:

Charles en su kiosco. Photo: Ferdinand Chondy/Yayasan Oikonomos Papua

Charles en su kiosco. Photo: Ferdinand Chondy/Yayasan Oikonomos Papua

La empresa de Charles también fracasó varias veces debido a las estructuras sociales en Papua Occidental. En una sesión de capacitación él nos dijo: ‘Yo no tenía conocimientos sobre los negocios y no entendía que nuestras estructuras sociales ocasionaron que mi empresa fracasara. Antes, compartía los bienes en mi kiosco con mi familia para mantener las relaciones. Además, cuando vendía artículos usaba el dinero para mis necesidades diarias. Nunca ahorré dinero para comprar nuevos suministros. Cuando recibí ayuda financiera abrí de nuevo mi kiosco pero cuando se acabaron los suministros también se me había acabado el dinero’. 

Pero la vida de Charles cambió: ‘Cuando conocí al equipo de capacitación de Yayasan Oikonomos Papua fui invitado a unirme al nivel uno del curso de capacitación para kioscos. Durante esa capacitación aprendí por qué mi empresa fracasó una y otra vez, y por qué otras empresas a menudo fracasan, especialmente las que son propiedad de la gente de Papua. Ellos nos enseñaron cómo establecer un sistema de administración fácil para poder monitorear nuestra empresa. Gracias a un nuevo entusiasmo, al entrenamiento continuo de Yayasan Oikonomos Papua y al apoyo de mi familia mi negocio ahora es próspero. Espero poder desarrollar mi empresa más para ser un ejemplo para otras empresas papuanas’. 

Conclusión 

Durante las sesiones de capacitación a menudo observamos que enseñarles a las personas cómo lidiar con las dificultades que enfrentan abre sus ojos y les da el poder para abrir o reabrir su empresa. Cada capacitación comienza con un estudio bíblico de modo que las personas puedan ver lo que la Biblia nos enseña sobre las empresas, las relaciones y nuestra vida cotidiana. Algunos de los estudios bíblicos que hemos utilizado son:

Los debates durante las sesiones de capacitación tienen el fin de despertar la conciencia sobre los problemas e incluyen imágenes e historias (como la de Charles), para mostrar situaciones y experiencias de la vida real. También vemos que los empresarios que han sido capacitados a menudo son más exitosos que las personas que empiezan sin capacitación, y verdaderamente pueden ser importantes agentes de cambio en sus comunidades. 

Mija den Hartog es una capacitadora en el programa de incubadora de Yayasan Oikonomos Papua. Papua Occidental Indonesia E-mail: info@yop.cc

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora