Mitigación

Lucas 6:46–49 y Mateo 7:24–27

Contexto

Tanto Lucas como Mateo incluyen esta parábola al final de una larga sesión de enseñanzas de Jesús. En Lucas, Jesús acaba de impartir una enseñanza acerca del amor a nuestros enemigos (Lucas 6:27-36), también sobre el no criticar a otros (6:37- 42) y además, que debemos evaluar un árbol de acuerdo a la calidad de su fruto (6:43-45). En el relato de Mateo los temas son similares, pero incluyen el deseo de Dios de dar buenas cosas a sus hijos (Mateo 7:7-12) y el contraste entre entrar por la puerta estrecha y la puerta ancha (7:13-14).

¡El pasaje en sí no tiene la intención de servir como una guía para constructores de casas! En cambio, es una instrucción de Jesús para basar nuestras vidas en él y en la “roca” de sus enseñanzas, no en las cambiantes modas y creencias del mundo que nos rodea (las “arenas”). No obstante, Jesús siempre basó sus parábolas en ejemplos familiares de la vida cotidiana. Se supone que la gente sabía que el fundamento de una casa era importante, que sólo una casa construida en un fundamento sólido tenía esperanza de sobrevivir cuando las tormentas y las inundaciones llegaran.

Puntos clave

  • Es importante que no solamente oigamos las palabras de Jesús sino que actuemos con base en ellas. Esto nos dará un fundamento firme de por vida, aun cuando surjan las presiones y las dificultades.
  • Escuchar las palabras de Jesús y no ponerlas por obra es necedad, y lleva a la ruina tan pronto como las presiones o la oposición aparezcan.

Preguntas

1) ¿A quién se dirigía Jesús con esta enseñanza? ¿En qué medida los dos pasajes bíblicos son un comentario de las enseñanzas previas de Jesús, en Lucas 6 y Mateo 7?

2) En sus parábolas, Jesús usa actividades de la vida cotidiana, a menudo tomadas de la agricultura (por ejemplo: el sembrador, la vid verdadera) o de cuidar ovejas (por ejemplo, el buen pastor o la oveja perdida). ¿Por qué cree que Jesús elige el tema de la construcción de casas en los pasajes anteriores (Lucas 6:46-49 y Mateo 7:24-27)? ¿Qué nos dicen los pasajes acerca de lo que se practicaba en la construcción en aquellos días?

3) ¿Cuáles son las formas en las que escuchamos y recibimos las palabras de Jesús? ¿Cómo podemos asegurarnos que la casa espiritual (nuestra vida) no colapse al estar bajo presión? ¿Qué estamos haciendo para aplicar las enseñanzas de Jesús?

4) Para efecto de este libro, elegir un buen fundamento para una casa sería llamado ¡mitigación de desastres! ¿Qué otras sugerencias podría dar para que una casa (física) no se destruya en tiempos de inundación, vendaval o terremoto?