Pasar al consentimiento de las cookies

En las regiones del mundo a las que las ONG no tienen acceso, las iglesias y las redes llegan a las personas más vulnerables y transforman las comunidades. Tearfund está comprometida a trabajar con las iglesias locales y creemos en el infinito potencial de alcance y de influencia en favor del cambio que estas tienen en sus comunidades y a través de ellas. 

Apoyamos a la Iglesia, tanto en el ámbito local como nacional, para que responda a su llamado de ser sal y luz en el mundo y sirva a quienes viven en la pobreza. Creemos que la pobreza existe como resultado del quebrantamiento de las relaciones con Dios, con nosotros mismos, con los demás y con la creación. La Iglesia tiene un papel esencial que desempeñar a la hora de ayudar a restablecer estas cuatro relaciones, logrando una transformación integral para las personas y las comunidades. 

El llamado de la iglesia no es actuar de forma aislada, sino acercarse a la comunidad, restaurar las relaciones quebrantadas y apoyar a las personas a satisfacer sus necesidades físicas, espirituales, emocionales, económicas, medioambientales y sociales. El enfoque de Tearfund es inspirar, motivar y equipar a la iglesia para que trabaje con la comunidad local en la identificación de necesidades y la movilización de recursos para lograr la restauración y la transformación. 

Lea más sobre nuestro enfoque basado en la fe

Visión de la misión integral

Inspirar y equipar a las personas que trabajan en el liderazgo de la iglesia para guiar a sus congregaciones y denominaciones en el ámbito de la misión integral es el primer paso para hacer posible la transformación de toda la vida en sus iglesias y comunidades. A este proceso lo denominamos «compartir la visión de la misión integral».

Cuando la iglesia y su liderazgo entienden la visión de Dios de una comunidad transformada y su propósito de que la iglesia forme una alianza con él, lo natural es que deseen actuar y responder a las necesidades de las comunidades que los rodean. Existen diversas maneras en que la iglesia y la comunidad responden a las necesidades identificadas; entre ellas, se incluyen las siguientes:

Involucrar el liderazgo de la iglesia

El liderazgo de la iglesia es importante. Las personas que ejercen liderazgo en la iglesia pueden propiciar, pero también impedir, el proceso de movilización de sus iglesias. Cuando estas personas se sienten inspiradas, pueden liberar el potencial de su congregación con el fin de que la iglesia como cuerpo pueda ministrar a cada persona en la congregación y a la comunidad.

Las personas que ejercen liderazgo en la iglesia suelen ser respetadas en sus comunidades y pueden ejercer una influencia considerable. Además, suelen ser ejemplos en sus comunidades. Una manera de dar muestras de unidad y de amor es trabajar en colaboración con líderes de otras iglesias en la comunidad. La solidez de las denominaciones y de las congregaciones locales depende en gran medida de la solidez de su liderazgo. Por ejemplo, no es fácil cambiar las actitudes de una iglesia frente a cuestiones como el VIH o la violencia sexual, a menos que sus líderes estén comprometidos a cambiarlas

Trabajar con las denominaciones

El proceso dirigido a compartir la visión puede adoptarse con una sola iglesia, un grupo de iglesias o toda una denominación. Compartir la visión con las denominaciones requiere un enfoque algo diferente porque un compromiso con la misión integral podría involucrar considerables cambios organizacionales y la reorientación de la visión y la estructura. Este cambio empodera a cada congregación local dentro de la denominación para actuar con el fin de abordar las necesidades de la comunidad. Trabajar mediante toda una denominación permite que un gran número de iglesias pueda movilizarse rápidamente cuando existe un alto nivel de apoyo y aceptación por parte de los líderes denominacionales principales.    

Movilización de la iglesia y de la comunidad

Una vez que se haya compartido la visión sobre la misión integral con la iglesia y su liderazgo, estos pueden ser movilizados para actuar y responder a las necesidades de sus comunidades locales. Mientras que en un entorno rural se abordarían las necesidades de una comunidad local claramente definida —como un pueblo—, en un entorno urbano o en las afueras de una ciudad, podría existir menos claridad respecto a la idea de «comunidad local», de modo que este concepto debería definirse desde el principio.    

Una vez que se haya compartido la visión con la iglesia local, esta tendrá dos opciones: 

En el contexto de la movilización de la iglesia, las iniciativas que se toman como resultado normalmente no están predeterminadas, sino que dependen de la evaluación de las necesidades de la comunidad que realiza la iglesia. No obstante, hay casos en que la iglesia decide abordar un problema específico y predeterminado (por ejemplo, la violencia sexual y de género o el ahorro y el préstamo) en la comunidad y prepara los programas o proyectos correspondientes para lograrlo. La movilización de la iglesia puede resultar especialmente adecuada en contextos en que los cristianos constituyen una minoría marginada sin voz en la comunidad o donde estos se proponen tener una voz profética para cambiar las normas sociales. 

En el contexto de la movilización de la iglesia y de la comunidad, la iglesia local colabora con la comunidad local para identificar y responder juntas a las necesidades. Para el éxito de este enfoque, es fundamental contar con facilitadores competentes y comprometidos, ya que su adopción podría durar varios años. El proceso es indefinido y las iniciativas resultantes son gestionadas en conjunto por la iglesia y la comunidad. La movilización de la iglesia y de la comunidad ha sido introducida en más de 40 países, donde se ha adaptado conforme a cada contexto nacional específico. Además, es común que se le dé otro nombre, si bien mantiene los principios clave.  

Proceso de movilización de la iglesia y de la comunidad y Umoja

El proceso de movilización de la iglesia y de la comunidad y Umoja constituyen dos enfoques de movilización de la iglesia y de la comunidad, con recursos disponibles en varios idiomas. Umoja significa «unidos» en el idioma suahili de África Oriental.  

Impacto y aprendizaje

Cuando las iglesias locales son movilizadas para hacer realidad la misión integral y abordar la pobreza y la injusticia, es posible lograr una gran transformación.

Durante nuestros veinte años de experiencia en la implementación de la movilización de la Iglesia y de la comunidad, hemos recopilado evidencias de esta transformación y aprendizajes clave sobre el proceso.

The impact of CCMP in West Africa 2020 (solo disponible en inglés)

Para poder medir la transformación de toda la vida, hemos creado la herramienta la Rueda Luz, que ayuda a definir y medir las diferentes dimensiones que contribuyen al bienestar: las capacidades, el bienestar emocional y mental, la fe viva, los bienes y recursos materiales, la participación e influencia, las relaciones personales, la salud física, las conexiones sociales y la gestión del medio ambiente. Utilizamos esta herramienta durante nuestro proceso de evaluación.  

En algunos países, utilizamos QuIP (Protocolo de Evaluación del Impacto Cualitativo, por sus siglas en inglés) para evaluar y aprender sobre el impacto de la movilización de la iglesia y de la comunidad. QuIP es un enfoque innovador, confiable y reconocido por el Ministerio de Desarrollo Internacional británico y otras entidades donantes. Brinda un método cualitativo sólido que identifica los factores determinantes más importantes del cambio en las vidas, los medios de vida y el bienestar de los beneficiarios objetivo de un programa.

Lea informes y evaluaciones que demuestran el impacto del trabajo de la iglesia y de la comunidad

Consulte todos nuestros informes de investigación relacionados con el papel de la iglesia en el trabajo humanitario y de desarrollo de la comunidad

Temas relacionados

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.