Pasar al consentimiento de las cookies

De: Energía sostenible -  Paso a Paso 114

Ejemplos prácticos de cómo la energía sostenible no conectada a la red puede mejorar la vida diaria de las personas

Cuando usted reflexiona sobre nuestro planeta y el impacto que las actividades humanas están teniendo en el medio ambiente, ¿qué aspectos le causan indignación? ¿Qué actividades específicas puede identificar que van en contra de la voluntad de Dios?

Piense en esto mientras lee estas palabras de Isaías 5:8-10:

«¡Ay de los que juntan casa con casa y acercan campo con campo, hasta que ya no queda más espacio, y así terminan habitando ustedes solos en medio de la tierra! El SEÑOR de los Ejércitos ha jurado en mis oídos: “Ciertamente muchas casas han de quedar desoladas; casas grandes y hermosas quedarán sin habitantes. Una viña de cuatro hectáreas producirá tan solo veintidós litros, y doscientos kilos de semilla producirán tan solo veinte kilos”».

Advertencia

El capítulo 5 de Isaías narra una serie de lamentos y advertencias dirigidas a un pueblo con líderes que gobernaban lejos del propósito de Dios y del pacto que habían hecho con él (Éxodo 19).

La primera advertencia está enfocada en la explotación de la tierra y las consecuencias de desertificación: «¡Ay de los que juntan casa con casa y acercan campo con campo, hasta que ya no queda más espacio...». El profeta Isaías les advertía a los líderes sobre sus acciones y cómo éstas estaban lejos del propósito de Dios para la humanidad, pero también para la Tierra.

Cuando leemos este texto, no es difícil pensar en lugares en la actualidad donde algunas personas continúan utilizando campo tras campo, dañando así los ecosistemas y los medios de vida.

En Guatemala, por ejemplo, hace unos años la parte norte del país estaba cubierta de bosques tropicales. Con el tiempo, estos bosques se convirtieron en pastizales para el ganado, y luego se tornaron en campos de caña de azúcar y palma africana. Para esto, las poblaciones locales fueron forzadas a salir de ahí o a alquilar sus tierras, las cuales les fueron devueltas como terrenos estériles e inútiles.

Esto no parece muy distante del lamento y las advertencias que encontramos en el libro de Isaías.

Esperanza

Más allá de valorar la tierra, el agua, los bosques y los animales por los beneficios que representan para el ser humano, la Biblia nos enseña que la naturaleza entera posee un valor propio por ser creación de Dios. Él la sostiene y se deleita en ella (Salmo 104).

De modo que, en cierta manera, estas advertencias para aquellos que explotan y dañan la tierra son una esperanza para el mundo entero, porque significa que a Dios le importa tanto lo que le pasa a la tierra como lo que nos pasa a nosotros. Él tiene un plan para su restauración: un cielo nuevo y una tierra nueva, como se describe en Apocalipsis 21.

Dios desarrolla su historia y la de la humanidad en un escenario rodeado de todo lo que ha creado. Y Dios tiene muy claro que, como seres creados a su imagen, hechos a su imagen, tenemos el deber de cuidar y velar por todo lo que él ha hecho (Génesis 1:26-28; Salmos 8).

Preguntas para reflexionar

  • ¿De qué manera las personas explotan o dañan la tierra de Dios? ¿Qué impacto tienen estas acciones en el aire, la tierra, el agua, las plantas y los animales? ¿Qué impacto tienen en usted y en su comunidad?
  • ¿Qué acciones puede realizar usted hoy para ayudar a proteger y restaurar la preciada creación de Dios? Esto puede incluir tener cuidado de no desperdiciar recursos como la energía, el agua y los alimentos. También puede incluir manifestarse contra la injusticia y hacer un llamado al cambio. El Conjunto de herramientas para la incidencia de Tearfund contiene muchas ideas sobre cómo hacerlo.

Escrito por

Escrito por Benita Simón Mendoza

Benita Simón Mendoza coordina el programa de medio ambiente del Centro Esdras en Guatemala.

El Centro Esdras es un ministerio cristiano de carácter interdenominacional, de formación bíblica, desarrollo de liderazgo, y de investigación de la iglesia y su misión en el mundo.

www.centroesdras.org

Correo electrónico: benita@centroesdras.org

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.