Pasar al consentimiento de las cookies

De: Energía sostenible -  Paso a Paso 114

Ejemplos prácticos de cómo la energía sostenible no conectada a la red puede mejorar la vida diaria de las personas

Hacer la tarea en casa era todo un problema para los hijos de Mervis quienes, tras caminar varios kilómetros para regresar de la escuela, llegaban casi de noche y dependían de velas para obtener luz.

Mervis nos explica: «Las velas no solo son caras, sino que, además, no dan buena luz para hacer la tarea. Encima, corremos el riesgo de que mis hijos más pequeños se quemen».

Solo un tercio de la población en Zambia tiene acceso a electricidad y, en zonas rurales, este número baja al cuatro por ciento. Como consecuencia, muchos hogares dependen de las lámparas de queroseno y las velas.

Energía que proviene del sol

El proyecto Light My Church Light My Village o LICLIV, por sus siglas en inglés (Alumbra mi iglesia, alumbra mi pueblo), se lanzó en enero de 2019. El objetivo del proyecto es ayudar a reducir las emisiones nocivas de carbono, al tiempo que se mejora el acceso a la energía renovable asequible fuera de la red para los hogares y las iglesias locales.

Los sistemas de energía solar ofrecidos en el marco del proyecto incluyen un panel solar, tres luces de alta potencia y una batería para almacenar la electricidad que se genera. La batería sirve para cargar teléfonos celulares y otros aparatos pequeños.

El proyecto ha generado numerosos empleos para las personas jóvenes en las comunidades, quienes promocionan los productos y se encargan del seguimiento y el mantenimiento. También sensibilizan a la población acerca de las tecnologías que brindan energía solar para protegerla de algunos comerciantes informales que a veces ofrecen productos de bajo costo y baja calidad que dejan de funcionar al cabo de pocas semanas.

El proyecto trabaja con iglesias y grupos de autoayuda para garantizar que sea pertinente y sostenible y que beneficie a todos. Un plan de pago flexible permite a los miembros de los grupos de autoayuda pagar un sistema de energía solar doméstico en 12 meses.

Precios asequibles

Mervis estaba dichosa cuando su grupo de autoayuda decidió adicionar un fondo para la obtención de energía solar a sus planes de ahorro. Ahora, sus miembros pueden comprar a crédito sistemas de energía solar del proyecto LICLIV y hacer contribuciones mensuales al fondo hasta que hayan pagado el préstamo. Esto hace que los productos sean más asequibles para todos los miembros del grupo.

Lumbiwe, la moderadora del grupo, explica: «El grupo funciona como garantía, de modo que, si un miembro incumple en su pago mensual, el grupo deduce el dinero de sus ahorros. Estamos agradecidos de poder comprar sistemas de energía solar con condiciones flexibles».

Mervis nos cuenta: «Ahora tengo tres luces. Una, en el cuarto de los niños; otra, afuera, como medida de seguridad; y la tercera, en el salón familiar. Cuando están totalmente cargadas, nos proveen más de ocho horas de luz. El desempeño escolar de mis hijos ha mejorado, ya que ahora pueden estudiar por la noche».

Gracias a las nuevas luces solares, los hijos de Mervis pueden hacer la tarea por la noche después de la escuela. Foto: Partners for Life Advancement and Education Promotion, Zambia

Gracias a las nuevas luces solares, los hijos de Mervis pueden hacer la tarea por la noche después de la escuela. Foto: Partners for Life Advancement and Education Promotion, Zambia

Oportunidades comerciales

Ted y su esposa son dueños de una granja avícola, pero se les dificultaba hacer ganancias debido al alto costo del queroseno para obtener luz. Gracias al plan de pagos flexible que ofrece su grupo de autoayuda, pudieron comprar un sistema de energía solar para obtener luz.

En palabras de Ted: «Los beneficios son enormes. El costo operativo del negocio ha disminuido significativamente al no tener que gastar dinero en queroseno. Extendí el gallinero y ahora caben hasta 400 aves. Gracias a ello, nuestras vidas han mejorado y ahora podemos generar ganancias y satisfacer las necesidades del hogar».

El proyecto LICLIV se implementa a través de un consorcio de tres organizaciones que trabajan en asociación con Tearfund: Chibuluma Baptist Church, en el marco de la Baptist Convention of Zambia (BCZ), Prison Fellowship of Zambia (PFZ) y Partners for Life Advancement and Education Promotion (PLAEP). 

Estudio de caso: Energía solar en Yemen

Como el suministro de diésel y gasolina se ha visto interrumpido a causa del conflicto, muchos yemenís han comenzado a usar sistemas de energía solar para generar electricidad. Sin embargo, debido a la falta de conocimientos y la experiencia limitada con la energía solar, muchas personas terminan con sistemas ineficientes, que se averían, destruyen las baterías y, además, causan frustración a sus dueños. Esto está reduciendo la aceptación de la tecnología.

Para remediar la situación, la organización socia de Tearfund está capacitando en sistemas solares a las comunidades rurales y urbanas remotas. Durante diez días, los participantes reciben capacitación práctica para diseñar, instalar y mantener sistemas de energía solar que funcionan con baterías.

Una de las mujeres que completó el curso manifestó: «Al principio, en mi pueblo, no podían creer que una mujer supiera instalar paneles solares. Esto me dio mayor confianza de que soy capaz de lograr cosas difíciles».

Los participantes del curso también aprenden a construir cocinas solares económicas con cartón, papel de aluminio y antenas parabólicas recicladas. Una de las principales necesidades energéticas en Yemen es el combustible para cocinar, pero la leña escasea y las garrafas de gas son caras y difíciles de conseguir. Las cocinas solares, aunque se usen solo para una comida al día, permiten reducir los costos de combustible en un 30 % o más.

Un miembro del personal de la organización socia de Tearfund manifestó: «Es de suma importancia que la población yemení tenga una experiencia positiva con los sistemas de energía solar de modo que, cuando termine el conflicto y el acceso al diésel y la gasolina se restablezca, puedan continuar usando energía solar para satisfacer sus necesidades energéticas».

Escrito por

Escrito por Prisca Kambole

Prisca Kambole es la directora ejecutiva de PLAEP.

www.plaep.org

Correo electrónico: priscakambole@plaep.org

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.