De: Manejo de conflictos – Paso a Paso 36

Ideas para ayudar a resolver los conflictos con las comunidades y entre ellas

Los grupos de gente en una situación de conflicto tienen todos sus propios intereses u objetivos. Pero la forma en que responden al conflicto depende también de la importancia que se dé a mantener una relación con el otro grupo o grupos involucrados y de cuánto poder creen que tienen. ¿Cuáles son las diferentes formas en que responde la gente?

Retirándose Si la gente cree que sus objetivos no son importantes y, además, que no es importante mantener buenas relaciones, puede responder al conflicto retirándose. Se alejan y dejan de hablar. Quizás se retiren porque sienten que el conflicto no tienen nada que ver con ellas. Por otra parte, pueden sentir que su participación no va a hacer ninguna diferencia: se sienten desprovistas de poder y desvalidas, pueden carecer de confianza y encontrar más fácil evitar el conflicto. Gandhi y Martin Luther King, sin embargo, usaban la retirada del conflicto con gran efectividad para dejar en claro sus puntos de vista.

Rindiéndose Las personas se entregan como una forma de manejar el conflicto en los casos en que atribuyen mucha importancia a su relación con los demás y poca a sus propios objetivos. Quieren la paz a toda costa; ser aceptado y ser simpático son lo más importante. Esto puede funcionar particularmente cuando significa mantener una relación importante. Los conflictos pueden incluso desaparecer simplemente porque alguien mantuvo una actitud amistosa. Pero el rendirse puede significar mantener silencio acerca de los verdaderos problemas y tragarse la pesadumbre y los sentimientos negativos. Los equilibrios de poder dentro de una comunidad pueden dar por resultado que algunas personas tengan la costumbre de rendirse, tal vez a causa de otros beneficios que las relaciones les puedan acarrear.

Forzando Las personas que dominan a sus oponentes tienen una baja estima de los demás. No les atribuyen mucho valor a las relaciones con otros. Raramente son tan poderosos como les gustaría creer. ‘Ganar’ y que se note que ganan es parte del objetivo. Algunas personas fuerzan sus objetivos porque tienen la costumbre de estar a la cabeza o porque quieren protegerse del dolor de estar equivocadas. Pero si alguien gana por la fuerza, otros son ‘forzados’ a perder. El perdedor se puede retirar, rehusarse a cooperar o incluso boicotear la decisión.

Transando Las personas transan si reconocen que no tienen esperanza de conseguir sus objetivos. Cimentan relaciones mediante la negociación, sin que esto le cueste mucho a cualquiera de las partes. Reconocen la necesidad de que ambas partes ganen algo, para que el resultado se vea como ‘justo’. Pero a veces puede ser que todos sientan que el resultado ha sido poco satisfactorio: ninguna de las partes siente ningún compromiso con la solución.

Cooperando Para los que prefieren cooperar, los objetivos personales y las relaciones son importantes. Creen que la gente puede encontrar soluciones nuevas e imaginativas al conflicto que lleven a que ambas partes ganen. ¿Significa que deba haber un perdedor simplemente por el hecho de que haya un ganador? Cuando los grupos en conflicto se sientan a discutir sus necesidades (sus objetivos), a menudo ellos mismos se dan cuenta de que sus necesidades han cambiado. Tal vez no miraron a largo plazo. O tal vez vinieron a cerciorarse de que todos ganen más mediante el trabajo en conjunto en lugar de ser adversarios.

Ninguna de las respuestas es la correcta por sí sola. Cada una depende de las circunstancias y las relaciones en particular. Sin embargo, la cooperación es la que promete más posibilidades.

Adaptado de diversas fuentes por personal de CRDT.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora