Muchas de las zonas con niveles altos de violencia también son empobrecidas, como esta comunidad en Tegucigalpa, la capital de Honduras. Foto: Sarah Newnham/Tearfund

De: Conflicto y paz – Paso a Paso 92

Sugerencias sobre cómo analizar y resolver los conflictos facilitando el diálogo y procurando la paz

Personas votando en una mesa electoral en Tanzanía. Foto: Louise Thomas/Tearfund

Personas votando en una mesa electoral en Tanzanía. Foto: Louise Thomas/Tearfund

Celebrar elecciones para elegir representantes y líderes es una de las maneras en que las personas pueden hacer escuchar sus voces. Un sistema democrático ayuda a que se debatan puntos de vista diferentes dentro de un congreso, en lugar de que los oponentes utilicen la fuerza para provocar el resultado que desean.

Lamentablemente, en los últimos años ha ocurrido violencia grave tanto antes como después de las elecciones. Con frecuencia ocurrieron disturbios y enfrentamientos cuando las personas que habían votado por los partidos perdedores consideraban que el proceso electoral había sido injusto. Con frecuencia surgieron acusaciones de fraude electoral y rumores que provocaban reacciones en las personas reunidas para escuchar los resultados.

Varios asociados de Tearfund han participado en labores para intentar evitar la violencia en torno al período electoral. La mayor parte de su trabajo se ha concentrado en la promoción de la paz antes de las elecciones, trabajando con líderes de iglesia, activistas políticos y votantes para crear un ambiente positivo y seguro. La labor en Kenya realizada por el Reverendo Domnic Misolo tuvo resultados que se vieron reflejados en las elecciones mayormente pacíficas de 2013. En el momento de redactar este artículo todavía no se han realizado las elecciones en Zimbabwe, pero Blessing Makwara comparte cómo las iglesias están trabajando juntas para prepararse para las próximas votaciones en su país.

“Mesa electoral” Foto: Margaret Chandler/Tearfund

“Mesa electoral” Foto: Margaret Chandler/Tearfund

Estudio de caso – Zimbabwe

A las elecciones de 2008 en Zimbabwe les siguieron disturbios inesperados y sangrientos.

La iglesia recibió críticas por no haber hecho suficiente para proteger a las personas vulnerables. La violencia desencadenó temor generalizado, trauma, retraimiento y depresión colectiva. También dejó resentimiento, frustración y sed de castigo entre partes de la población. Salvo que se haga justicia por aquellos que son víctimas de actos de violencia, la ira y el deseo de venganza podrían crear las condiciones para un futuro estallido. El actual período de transición bajo el Gobierno de Unidad Nacional de Zimbabwe presenta oportunidades para que la iglesia desempeñe un papel clave en hablar a favor de la paz, la justicia, la sanación y la reconciliación, así como en facilitar la rehabilitación del país.

La Iniciativa ecuménica de observación de la paz en Zimbabwe [EPOIZ, por sus siglas en inglés] se concentra en la crucial importancia de la educación, el cambio cultural y la espiritualidad en todo intento genuino por hacer realidad la paz en la vida cotidiana. La EPOIZ es un proyecto de los Jefes de denominaciones cristianas de Zimbabwe, una plataforma que reúne cuatro agrupaciones de congregaciones: la Hermandad evangélica de Zimbabwe, la Conferencia de obispos católicos de Zimbabwe, el Consejo de iglesias de Zimbabwe y la Unión por el desarrollo de la iglesia apostólica en Zimbabwe, África. Las iglesias también se verán fortalecidas por el apoyo de asociaciones internacionales existentes dentro de la Red ecuménica de Zimbabwe y de redes ecuménicas regionales y mundiales.

La meta principal de la iniciativa es promover y proteger una cultura de paz duradera en Zimbabwe y facilitar la sanación y reconciliación nacional. Específicamente, como miembros de la EPOIZ, las iglesias se comprometerán a hacer escuchar sus opiniones y trabajar juntas en monitorear y dar respuesta a la violencia y a los abusos a los derechos humanos.

Por medio de la EPOIZ la iglesia empleará las siguientes estrategias y acciones dirigidas al establecimiento, a la construcción y al mantenimiento de la paz:

Es nuestra oración que al realizar estas y las muchas otras actividades con las que nos hemos comprometido veamos una reducción de la violencia antes, durante y después de las elecciones, construyendo así la base de una nueva cultura de paz y justicia. La iglesia es la única institución en Zimbabwe que reúne a personas de todos los sectores de la sociedad, que actúa como la conciencia de la nación y que todavía es muy respetada por la sociedad como constructora de la paz y autoridad moral.

Por Blessing Makwara, Oficial Superior de Programas de la Hermandad evangélica de Zimbabwe 

Estudio de caso – Kenya

Kenya, como nación, es una sociedad de múltiples etnias con más de 41 tribus. La situación política es compleja, ya que los muchos intereses tribales, el favoritismo y la corrupción generalizada provocan tensiones. Cerca del período electoral esto, con frecuencia, se ha convertido en violencia.

Después de las elecciones generales de 2007/08 hubo varios alegatos de fraude grave y corrupción electoral. Muchas personas disputaron el resultado. Unas 1,300 personas murieron en los incidentes sucesivos de violencia entre etnias que siguieron y más de 500,000 personas fueron desplazadas. También se presenciaron violaciones, saqueos e incendios intencionales. Fue un período sombrío para Kenya.

Nuestra organización, Ekklesia Foundation for Gender Education [Fundación Ekklesia para la educación sobre la igualdad entre los géneros; EFOGE, por sus siglas en inglés] es una organización no gubernamental registrada en Kenya que trabaja a favor de la justicia en función del género y la igualdad en África. Inspirado por otras personas que realizaban labores similares en otros lugares, decidí que deberíamos intentar lograr una diferencia nosotros mismos. Lo que más me inspiró fue pensar que algún día tuviéramos unas elecciones pacíficas y democráticas en Kenya que garantizaran la paz a más largo plazo.

Dado que trabajo de manera regular con líderes de la comunidad local y de la iglesia, sé que ellos están bien posicionados para influir y educar a las comunidades con respecto a elecciones pacíficas y a la convivencia. Animado por otras personas, compartí mis pensamientos con el Muy Reverendo Johannes Angela, Obispo de la Diócesis Anglicana de Bondo. En asociación, logramos realizar un curso de capacitación de una semana sobre educación cívica y liderazgo. Acogimos a más de 160 líderes de iglesia y comunitarios, así como a varios candidatos políticos, para conversar sobre las elecciones pacíficas. Abarcamos temas específicos tales como el liderazgo y las elecciones generales en Kenya, la democracia y el Estado de derecho, la entrega de poder y la nueva constitución, etc.

Esta labor tuvo sus desafíos. Tuve que armarme de valor para hablar sobre el tema de las elecciones pacíficas, ya que nuestras vidas a veces estaban en peligro. Las personas no siempre comprendían lo que intentábamos hacer. Algunas pensaban que tratábamos de convencer a las personas de no votar por un candidato en particular, pero en realidad estábamos hablando sobre aceptar los resultados y seguir adelante como una nación y un pueblo. Les explicamos a las personas que todos debíamos confiar en el marco legal de la nueva constitución. Otros pensaban que prevendríamos la libertad de expresión si se disputaran las elecciones. Fue un desafío recaudar los fondos para la capacitación, pero el Obispo de Bondo y el Concilio Mundial de Iglesias proporcionaron los recursos.

En general, presenciamos unas elecciones muy pacíficas en nuestra región, en la cual los líderes instaron a los jóvenes a no tomar partido y a no provocar las emociones de las personas difundiendo rumores de trampa y de fraude electoral. A pesar de que los resultados no fueron del agrado de la mayoría en mi zona y se presentó una petición al Tribunal Supremo refutando los resultados, reinó la paciencia, pues la gente tenía confianza en el proceso legal. Se reportaron casos de trampa y fraude, pero las personas permanecieron pacíficas y dejaron que el Tribunal ofreciera su veredicto. La resolución final careció de popularidad, pero la mayoría de las personas aceptó el veredicto del tribunal.

Aconsejo a otras personas a involucrarse en este tipo de labor, porque creo que los líderes de iglesia tienen un papel vital que desempeñar en establecer la paz y en predicar la democracia en un país como el mío.

Por el Reverendo Domnic Misolo, fundador de EFOGE y parte del programa Individuos Inspirados de Tearfund www.inspiredindividuals.org

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora