De: Como motivar el cambio – Paso a Paso 43

Maneras en que podemos apoyar a los agentes del cambio de nuestras comunidades

Consejo de algunos grupos exitosos

Poner primero las necesidades de los aprendices

En Uganda la Asociación de cuidado de salud basada en la comunidad (UCBHCA) ha descubierto que la manera en que se organiza y dirige la capacitación es muy importante. Ellos dan la primera prioridad a asegurarse de que la capacitación sea pertinente a las necesidades de sus aprendices, participativa y apropiada para aprendices adultos. Creen que su capacitación es un modelo por la manera en que los aprendices compartirán, a su vez, parte de lo que aprenden. Sus facilitadores son por consiguiente modelos para ellos. Animan a la gente a que usen sus propias experiencias como el principal recurso durante la capacitación.

Encuentran que tienen problemas con los aprendices que llegan esperando y requiriendo enseñanza formal. Los donantes esperan resultados rápidos a bajo costo y encuentran que este tipo de capacitación no los proporciona. Además, los capacitadores encuentran que a veces los aprendices hacen preguntas que no pueden contestar y pueden hacerlos perder confianza en su capacitación.

UCBHCA encuentran útil:

La capacitación necesita ser:

UCBHCA, PO Box 325, Entebbe, Uganda

Soluciones, ¿al principio o al final?

El proceso popular de desarrollo empieza con una solución a un problema. Se ayuda a que la gente entienda cómo la solución es precisamente lo que se necesita para ayudarlos y se les anima a que pongan la solución en acción.

Sin embargo, una vez que un grupo se ha dado cuenta de la necesidad de efectuar cambios, la manera de animar a los miembros a la autosuficiencia no es proporcionar soluciones. En cambio, empezar primero con el problema, luego buscar una solución en conjunto y entonces motivar a la gente a que pongan la solución en acción. Este proceso de la animación dentro de un grupo es un proceso a largo plazo y nunca debe apresurarse.

Gilbert Konango, CEA, BP 17023, Douala, Camerún

Somos piedras preciosas

Los Aroles en Jamkhed, India, trabajan para promover atención de salud primaria. Trabajan con comunidades rurales para construir relaciones y apoyar a la gente a encontrar sus propias soluciones. La capacitación de trabajadores de salud se enfoca en actitudes y valores cambiantes. Los Aroles creen que todos estamos hechos a imagen de Dios y que tenemos potencial. Comentan,’es especialmente importante superar la creencia de que la gente del pueblo es ignorante; es esencial respetarlos como de inteligencia igual y como personas con sabiduría.’

Muchas de las trabajadoras de salud vienen de las clases proscritas de la sociedad. Dentro de sus comunidades se les valora menos que a los animales de su marido. Cuando vienen por primera vez para capacitarse, se les da un espejo y aprenden a mirarse a sí mismas, a decir sus nombres y decirse a sí mismas ‘nosotras nos valoramos’. Muchas de ellas apenas han oído sus nombres antes, ya que normalmente se las llama por el nombre de su marido. Una mujer llamada Sarubai comentó, ‘Hemos comprendido que no somos esclavas de nuestros maridos sino seres humanos. No somos las piedras tiradas que creíamos que éramos. Somos piedras preciosas; tenemos valor y queremos compartir con otros la idea de que ellos también son valorados.’ El construir tal confianza en sí mismo tarda largo tiempo y necesita estímulo regular durante varios años. Otra aprendiz comentó, ‘He aprendido porque la gente aquí se sentaba cerca de mí, tomándose tiempo conmigo, demostrándome cosas y luego permitiéndome probarlas. Se me mostró amor.’

Tine Jaeger, Tearfund

Multiplicando y fortaleciendo

El PRAAL Co-ordinating Centre trabaja para apoyar a las comunidades de dos maneras. Ha establecido a un Centro piloto que puede proporcionar demonstraciones, recursos y capacitación. Los ‘animadores’ voluntarios (facilitadores) y las líderes de las mujeres son seleccionados por comités de desarrollo del pueblo para recibir un curso de capacitación de tres meses en el Centro piloto. Cada mes se pasan dos semanas en el centro y dos en casa supervisados por sus capacitadores. Aprenden sobre las nuevas técnicas en agricultura como crianza del conejo, avicultura y piscicultura y ponen a prueba esto en sus casas. Cuando los animadores completan su capacitación, continúan bajo la supervisión de los capacitadores y ellos a su vez supervisan a los nuevos aprendices. De esta manera cada persona es responsable de sólo tres o cuatro personas, permitiendo buenas relaciones y apoyo continuado.

Los comités de desarrollo de los pueblos estaban preocupados por la contínua pérdida de jóvenes que se iban a las ciudades, las frecuentes muertes y la cambiante política local. Por lo tanto hemos animado a entre tres y cinco pueblos para que empiecen a trabajar en conjunto. Esto ha ayudado a superar viejos conflictos. Los caminos, los puentes y el riego dentro de cada agrupación de pueblos pueden manejarse mejor y pueden transformarse en la responsabilidad de todos. Las reuniones dentro de las agrupaciones ofrecen la oportunidad de nuevas amistades y entusiasmo entre los pueblos.

Revd Nimi Luzolo, PRAAL, BP 50, Tshela, República Democrática de Congo

Planificación

Cuando planeamos programas nuestro lema siempre es ‘la gente por encima de los programas.’ Siempre debemos tratar de tener programas…

DE la gente, POR la gente, PARA la gente.

Hay que tener cuidado con los programas, reuniones o charlas sin objeto. Siempre hay que tener un objetivo específico cada vez que la gente se reúne – planear la tabla basada en la última reunión.

Variar los métodos de presentación – usar bocetos, charlas, discusiones de grupo, estudio, investigación, debate, actividades, juegos, canciones y música.

Revd Ted Correa, Palawan Rural Life Centre, Makiling Heights, Lalakay, Los Baños, 4030 Laguna, Filipinas

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora