Foto: Isabel Carter/Tearfund

De: Las habilidades de facilitacion – Paso a Paso 60

Maneras de facilitar el aprendizaje participativo de forma eficaz

Sophie Clarke. 

La facilitación describe el proceso de conducir a un grupo a través del aprendizaje o del cambio de modo que se anime a todos los miembros del grupo a participar. Este enfoque parte de la base que cada persona tiene algo único y valioso que aportar. Sin la contribución y conocimiento de cada persona, la habilidad del grupo para entender o responder a una situación puede reducirse. El papel del facilitador es extraer el conocimiento e ideas de los diferentes miembros de un grupo, ayudar a animarlos a que aprendan los unos de los otros y a pensar y actuar en conjunto.

El papel de un facilitador 

Un facilitador es alguien que:

La facilitación y la enseñanza tradicional 

La enseñanza tradicional involucra el compartir la información en una sola dirección – de maestro a estudiante. La facilitación involucra el compartir la información en varias direcciones – entre el facilitador y el grupo y entre los miembros del grupo. El educador brasileño Paulo Freire creía que la educación debe ser liberadora. En lugar de dar las respuestas a los aprendices, la educación debe apuntar a aumentar la conciencia de los aprendices para que ellos puedan identificar los problemas y sus causas y encontrarles las soluciones. El papel de un facilitador es ayudar a un grupo mediante este proceso haciendo preguntas que animen nuevas maneras de pensar y analizar su situación. Debe haber un equilibrio entre ofrecer ideas para guiar al grupo y escuchar pacientemente y cuestionar.

La relación entre un facilitador y un grupo de adultos es diferente de la de un maestro y una clase. Por ejemplo, un maestro normalmente presenta las ideas desde adelante, pero un facilitador normalmente se sienta con un grupo y anima la discusión de grupo. Un facilitador involucra al grupo en actividades que ayuden a los adultos con niveles bajos de educación formal, alfabetización o confianza a tomar un rol pleno.

Un maestro normalmente tiene una relación formal con sus estudiantes en la que el maestro está en una posición de autoridad. Un facilitador es un igual y es a menudo alguien desde dentro la comunidad, sin un papel de dirección formal que quiere trabajar con otros para efectuar cambios positivos en su comunidad. La relación del facilitador con los miembros del grupo está basada en la confianza, respeto y un deseo de servir.

¿Qué hace que un facilitador sea bueno?

Un buen facilitador tiene ciertas características personales que animan a los miembros del grupo a participar. Estas incluyen la humildad, generosidad y paciencia, combinadas con comprensión, aceptación y afirmación. Estos son dones que todos haríamos bien en desarrollar.

Un buen facilitador también necesita varias habilidades (ver el recuadro anterior) y usará una variedad de técnicas para animar a los miembros del grupo a participar en discusiones o actividades y ayudarlos a aplicar el aprendizaje a sus vidas. Estas técnicas incluyen:

Las dificultades que pueden enfrentar los facilitadores

El control Una de las mayores dificultades que pueden enfrentar los facilitadores es la tentación de tomar control de una discusión o proceso de cambio. Esto es a menudo producto de un deseo genuino de impulsar el progreso del grupo. Si estamos acostumbrados a un estilo de instrucción formal, y no hemos tenido la oportunidad de observar a facilitadores buenos en su trabajo, puede ser muy difícil cambiar nuestro enfoque para compartir las ideas.

Preguntas difíciles Puede ser difícil de tratar con las preguntas de la gente. Los facilita-dores pueden sentir que ellos deben tener todas las respuestas. Puede faltarles la confianza en su propia habilidad para tratar con las preguntas sobre un asunto particular. Los facilitadores pueden simplemente decir que no saben bastante sobre una cuestión en particular para poder proporcionar una respuesta, pero que lo averiguarán antes de la próxima reunión. Es muy útil para ellos saber dónde encontrar más información. Los facilitadores también pueden utilizar la sabiduría y conocimiento de los demás miembros de la comunidad, fuera del grupo inmediato.

El manejo de conflicto A veces la gente tendrá ideas fijas y contradictorias sobre un asunto. Las malas relaciones dentro del grupo también afectarán la manera en que el grupo trabaja en conjunto. Un facilitador necesita ser sensible a las diferencias y tensiones y animar a la gente a resolverlas, mientras tiene presentes sus metas e intereses comúnes.

¿Quién necesita habilidades de facilitación?

Las habilidades de facilitación son esenciales para cualquiera que esté buscando conducir a los demás en un proceso de discusión participativa, aprendizaje y cambio. Si una comunidad ha de tomar tal proceso como propio, necesita ser pertinente y accesible a su cultura e idioma. Toda información compartida no debe venir sólo de fuera de la comunidad. Hay mucho conocimiento dentro de las comunidades que puede compartirse. Un facilitador puede ayudar a los miembros de la comunidad a compartir su conocimiento entre si. El facilitador puede ser de fuera o dentro de la comunidad.

Conclusiones

La facilitación consiste en potenciar a los demás. Implica ceder el control sobre el resultado de un proceso y dar esa responsabilidad al grupo. Esto muestra un compromiso sincero con el valor y potencial de la gente. Facilitar un proceso participativo tomará tiempo y paciencia. Debe estar abierto a la guía de Dios. ¡Este es un desafío para los que quieren ver resultados inmediatos! Sin embargo, conllevará cambios en el futuro que serán de más largo alcance y más sustentables, debido a la construcción de relaciones fuertes, la calidad del aprendizaje y porque el grupo es dueño del proceso.

Un facilitador es ‘mejor cuando la gente apenas sabe que él o ella existe…’

Sophie Clarke coordina el trabajo de PILARES en Tearfund. Tiene experiencia en la capacitación para alfabetización y facilitación de grupos pequeños. Su dirección es: 100 Church Road, Teddington, Middlesex, TW11 8QE, Inglaterra.
E-mail:
pillars@tearfund.org


Las habilidades de facilitación

Algunas de las habilidades que necesita el buen facilitador incluyen: 

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora