Pasar al consentimiento de las cookies
Foto: Isabel Carter/Tearfund

De: Las habilidades de facilitacion – Paso a Paso 60

Maneras de facilitar el aprendizaje participativo de forma eficaz

Solomon Dibaba Leta.

Foto: Marcus Perkins/Tearfund

Foto: Marcus Perkins/Tearfund

He trabajado durante veinte años con instituciones gubernamentales y no gubernamentales (ONGs). Algunos de los talleres, reuniones y seminarios a los que he asistido durante este tiempo eran muy aburridos. De hecho, la mayoría de los participantes que asistían a estas reuniones lo hacían porque tenían que hacerlo o para escapar de las rutinas de la oficina. A algunas de las personas que conducían estas reuniones les gustaba escucharse a sí mismas. Sentían que su deber era mostrar cuánto sabían sobre el asunto. Recuerdo que yo me dedicaba más a observar sus gestos y movimientos en lugar de concentrarme en lo que estaban diciendo. Critiqué a menudo su enfoque en lugar de aprender nuevas informaciones o ideas. ¿Cuál fue el error y qué se debía haber hecho?

Muchos de los trabajadores de desarrollo comunitario que he conocido en la Etiopía rural piensan que la facilitación es un medio de comunicar ideas fijas para que los miembros de la comunidad empiecen a pensar y actuar de ‘la manera apropiada’. Algunos incluso piensan que la facilitación es una manera de ‘enseñar’ a los miembros de la comunidad a aceptar nuevas ideas sin plantear ninguna pregunta o duda. Sin embargo, yo creo que la facilitación es un proceso que implica tres acciones:

Confianza

La buena facilitación crea confianza de grupo dentro de las comunidades. Esto puede significar que la gente prueba nuevas ideas que normalmente no se arriesgaría a probar bajo condiciones normales. Por ejemplo, mucha gente en Etiopía es consciente del VIH y SIDA. Sin embargo, el cambio de comportamiento que debe haber sido el resultado de tal conocimiento lamentablemente no está presente. Esto se debe en parte a una falta de facilitación comunitaria apropiada. La conciencia sobre un problema de desarrollo no siempre implica ponerse en acción. Sólo es probable que la conciencia cambie nuestro comportamiento cuando se cree el nivel correcto de motivación mediante la buena facilitación. Desarrollar la motivación de los miembros de la comunidad es un proceso gradual. Viene como resultado de que la gente haga propias de las ideas y se prepare para llevarlas a la acción. Muchos capacitadores de desarrollo creen que las comunidades son ignorantes de las nuevas ideas sobre el desarrollo. Esperan que los escuchen y obedezcan. Usan un sistema en que la información va en una sola dirección.

El sentido de apropiación

Si metemos las ideas a la fuerza en la gente y esperamos que se ponga en acción simplemente porque se lo decimos, esto traerá escasos resultados. La gente dirá, ‘esta bomba de agua o la escuela pertenecen a cierta ONG.’ ¡No es suya – ‘pertenece’ a otros! Aunque la bomba de agua o la escuela se haya construido para ellos, no formaron parte del proceso y así no sienten ningún sentido de apropiación.

Mi experiencia personal en el proceso de PILARES (Por los Idiomas Locales: Asociación de Recursos) me ha ayudado a observar las alternativas al desarrollo comunitario tradicional. Hemos usado un proceso de facilitación comunitario en la preparación de la literatura de desarrollo en idiomas locales. Esto se ha usado en Etiopía en la región de Wolaitta y en un campamento de refugiados sudanés en Sherkole (Benishangul Gumuz) y ha demostrado ser un enfoque mucho más sustentable. El fortalecimiento de equipos de trabajo, un enfoque participativo y la apropiación colectiva de las actividades son centrales a las técnicas de facilitación usadas. Hay flexibilidad suficiente dentro del proceso para satisfacer las necesidades particulares de cada situación. En el campamento de refugiados de Sherkole, este proceso redundó en una confianza colectiva y un sentido de propiedad de sus actividades. Esto, a su vez, ayudó a que pensaran sobre cómo sostener sus actividades sin depender del apoyo externo.

El orgullo por la cultura y el idioma

El proceso de facilitación en los talleres de PILARES está diseñado para empoderar a los participantes y equiparlos con las habilidades básicas para preparar los materiales de información en su propio idioma. También les permite reproducir el proceso para que el conocimiento logrado se una a la transformación comunitaria. El enfoque anima el orgullo en la cultura e idioma de la gente.

El principio del proceso es a menudo difícil, tanto para los facilitadores como para los participantes. Los participantes en Sherkole eran refugiados que nunca antes habían participado en la producción de información de desarrollo en su propio idioma, el mabban. El facilitador fue movilizado para trabajar con un grupo de gente que nunca había conocido antes. Después del primer día de actividades, los participantes ganaron confianza – primero en su propio equipo y luego en ellos mismos. Las actividades y el proceso de fortalecimiento de equipo los ayudaron a lograr cosas que nunca habrían hecho solos. La toma de decisiones colectiva y el uso regular de dinámicas grupales hicieron que todas las sesiones fueran interesantes y agradables. El espíritu de equipo formado entre los participantes de Sherkole ha ayudado a que desarrollen una visión de conjunto y las metas estratégicas para su región del Sudán.

Un logro inesperado 

Ahora han aprendido habilidades para preparar material de desarrollo en su propio idioma. Más importante, ahora poseen este proceso. Ya no necesitan esperar que el gobierno o las ONGs les proporcionen la información de fuera. Los refugiados sudaneses en Sherkole que hablan el idioma de mabban han creado sus propios comités de idiomas en sus comunidades para poder imprimir y distribuir la información de desarrollo que necesitan. No sólo pueden sostener el proceso sino también reproducirlo. Los refugiados de Mabban inesperadamente han logrado nada menos que un milagro. Este fue el resultado de un proceso de facilitación participativo en que todos jugamos un papel.

La provisión del conocimiento 

Este enfoque participativo en facilitación comunitaria usado en Sherkole y Wolaitta ha creado confianza, conocimiento de sí mismos y compromiso entre los miembros de la comunidad. La gente en Wolaitta ha comprendido que puede estar orgullosa de su idioma y producir el tipo de información que se necesita en su región. Los refugiados de Mabban tienen nuevas provisiones de conocimiento para su gente en la región del Nilo Azul del Sudán.

Había inicialmente algunas dudas sobre si el proceso de PILARES pudiera usarse con los refugiados. Sin embargo, este proceso de facilitación basado en la participación, fortalecimiento de equipo y actividades cuidadosamente planeadas ciertamente se ha mostrado exitoso.

Solomon Dibaba Leta estudió periodismo. Ha trabajado con Visión Mundial durante muchos años en Etiopía, capacitando al personal en habilidades de comunicación y ayudando a definir su estrategia de comunica-ciones. Ha actuado como consultor de PILARES en Tearfund desde marzo de 2003. Su dirección es: PO Box 27275, Adis Abeba, Etiopía. E-mail: sdlo@telecom.net.et

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.