De: Planeamiento para la sostenibilidad – Paso a Paso 64

Cómo empoderar a las personas y planificar a largo plazo

por John Mwaniki.

Foto: Jim Loring/Tearfund

Foto: Jim Loring/Tearfund

Durante los años ochenta y noventa, había mucho financiamiento exterior disponible para el desarrollo de la iglesia en Kenia. Se formaron catorce nuevas diócesis para recibir este financiamiento adicional. Sin embargo, el aumento en las cantidades no se tradujo en mayor madurez. Un refrán muy conocido es que la iglesia africana tiene 2km de largo y 2cm de profundidad. El 80% de los kenianos son cristianos pero hay muy poco deseo de servir a Dios y al prójimo. La iglesia necesita estar segura de su propósito, llamado y mandato.

ACK Kamatakimo coordina el trabajo de desarrollo de cinco diócesis en Kenia Central y del Este. (Su nombre viene de la combinación de las primeras dos letras de cada diócesis – Kajiado, Machakos, Taita, Kitui y Mombasa.) Siempre se espera que las iglesias locales apoyen a su pastor, tanto en los buenos tiempos – cuando el estómago está lleno – como durante los tiempos malos.

Los representantes de la iglesia consideran a menudo que la función principal de todo departamento de desarrollo de la iglesia es obtener financiamiento exterior para su trabajo. El desarrollo de la comunidad normalmente es visto como algo separado de la iglesia local. Sólo se añade si hay fondos disponibles del exterior. Me gustaría ver que cada iglesia local asuma la responsabilidad por el trabajo de desarrollo dentro de su comunidad.

Capacitación y enseñanza

Cuando visité Canadá quedé asombrado de la generosidad de los cristianos. Comprendí que no eran sólo las personas ricas, sino también la gente pobre que estaba dando con sacrificio. Por primera vez comprendí que el financiamiento externo del que tantos kenianos se habían beneficiado representaba donaciones de alto costo y sacrificio a los cristianos del Norte. Éste era un desafío real y me animó a que compartiera esta visión de que las iglesias locales asuman la responsabilidad por su propio desarrollo.

Nosotros desarrollamos un manual de capacitación basado en un enfoque participativo. Se da capacitación durante dos fines de semana todos los años para todas las iglesias participantes. Aspiramos a capacitar a cinco pastores en cada diócesis y proveerles apoyo, incluyendo prédicas acerca de la acción de dar en sus iglesias. La capacitación incluye los siguientes temas:

Recursos disponibles

El dinero es sólo uno de tantos tipos de recursos diferentes. El hecho de que a la gente le falte el dinero no significa que le falten otros recursos. Estos recursos incluyen:

Enseñamos a la gente sobre el principio bíblico de los diezmos – dar el 10% de lo que tenemos a Dios. Alguien puede decir que no tiene dinero para dar a la iglesia, pero si posee diez vacas una pertenece a Dios en forma de diezmo. Si tiene 100 cocoteros, la fruta de diez de estos árboles pertenece a Dios. Si tienen 10kg de sorgo, 1kg pertenece a Dios.

Nuestras diócesis cubren áreas muy pobres de Kenia. El 60% de la población vive con menos de $1 al día. Pero la pobreza siempre es relativa – uno puede sentirse pobre hasta que se encuentra con una persona más pobre. ¿Qué podría pasar si todos los miembros de la iglesia dieran 10% de lo que ganan o poseen? Siempre animamos a la gente a que dé un diezmo a su iglesia local – la iglesia donde asiste. Cada iglesia debe desarrollar una visión para satisfacer las necesidades de la comunidad y trabajar hacia ella. No importa cuánto tiempo tarde, lo importante es avanzar. A veces amigos o donantes externos pueden ayudar, a veces no. Pero la responsabilidad pertenece a la iglesia, no a las personas del exterior.

Además de los diezmos, hay también ofrendas. Si el trabajo va bien, animamos a la gente a que considere dar 1% de ingreso adicional como una ofrenda. Le pedimos a la gente que no piense en su ofrenda sólo cuando se acerca el cesto de ofrendas en la iglesia. En cambio, los animamos a orar de antemano sobre esto y llegar preparados. Dar es parte de nuestro culto. Podemos dar gracias por un viaje sin problemas, el nacimiento sin complicaciones de un nuevo bebé o un ascenso y expresar esto en nuestras ofrendas. La gente puede dar productos agrícolas, como maíz o huevos, en lugar de dinero.

Como resultado de esta enseñanza hemos tenido una respuesta maravillosa. Encontramos que por lo general aproximadamente el 20% de los miembros de la iglesia están deseosos de dar de esta manera y apoyar activamente a la iglesia. La dirección de la iglesia le ha pedido ahora a Kamatakimo que desarrolle un programa nacional de capacitación y para hacer este programa parte del plan de estudios en los colegios bíblicos.

Es muy importante que todo el dinero donado se use sabiamente. Nuestra capacitación incluye enseñanza en planificación estratégica. Se ponen en orden de prioridad las necesidades y soluciones a los problemas que se han considerado. Les pedimos a los líderes de la iglesia que preparen cada año un presupuesto que muestre su ingreso y cuánto proviene de los diezmos y ofrendas. El presupuesto debe incluir un bosquejo de cómo planean usar el dinero. Las iglesias necesitan desarrollar una visión para la acción social. Por ejemplo:

Las donaciones generosas en una comunidad pueden animar a otras iglesias a participar también en la acción social.

Kamatakimo ha capacitado a líderes y trabaja ahora con 70 iglesias. En el futuro esperamos trabajar con todas las 200 iglesias de nuestra área. A veces encontramos que los pastores son renuentes a dar dinero si sus propios sueldos son bajos. En áreas donde los pastores no están haciendo un buen trabajo es muy difícil animar a la gente a dar. Los pastores necesitan dar el ejemplo, tanto en su ministerio como en sus diezmos y ofrendas. Se anima a las iglesias que se han beneficiado de nuestra capacitación a capacitar a otras iglesias.

Los desafíos

Kamatakimo ha encontrado varios desafíos:

John Mwaniki trabaja como coordinador de ACK Kamatakimo en Kenia. La dirección es: PO Box 163, Voi 80300, Kenia. E-mail: kamatakimo@yahoo.com

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Equipar a personas de todo el mundo que trabajan para acabar con la pobreza y la injusticia